El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Comparativa de aplicaciones DJ para iPad

Comparativa de aplicaciones DJ para iPad

Emplear un iPad para mesclar es algo de lo que se viene hablando desde el mismo momento en que el primer modelo de iPad llegó al mercado. Ya existían aplicaciones para iPhone que permitían tanto el control remoto de software para ordenador como aplicaciones que transformaban el dispositivo en un reproductor con control de pitch, localizadores y un sencillo mezclador, así como aplicaciones que permitían disparar loops y crear patrones rítmicos. La aparición del iPad con su pantalla de mayor formato rápidamente hizo a muchos llegar a la conclusión de que ése dispositivo tendría que formar parte de la cabina de un DJ en algún momento. Entre los pioneros no podemos olvidar a Rana Sobhany, que a pesar de hacer gala de un oportunismo legendario autoproclamandose “la primera iPad DJ del mundo” (sí, era experta en marketing), demostró lo que se podía hacer con la primera encarnación del aparato y sin apenas aplicaciones disponibles.

Rana Sobhany empleaba dos iPad para sus demostraciones por un sencillo motivo, y es que en las primeras versiones de iOS las aplicaciones no eran capaces de aprovechar los múltiples canales de audio de interfaces externos. Otras limitaciones eran el acceso a la librería de música, el uso de dispositivos MIDI externos o la baja capacidad del procesador. Con la llegada de la segunda versión del iPad con un procesador de doble núcleo y las sucesivas actualizaciones de iOS que han permitido el uso y mejor aprovechamiento de dispositivos externos de audio y MIDI, las posibilidades han crecido exponencialmente hasta llegar a la actualidad. ¿Y qué tenemos en la actualidad? Eso es lo que vamos a tratar de ver en este artículo, en el que vamos a analizar y comparar cuatro de las aplicaciones más relevantes para mesclar con iPad, además al final del artículo también veremos por encima algunas aplicaciones prometedoras que en un futuro pueden convertirse también en opciones a tener en cuenta.

software

Traktor DJ

reproductor


Native Instruments debe gran parte de su popularidad (y de su capital empresarial) a toda la gama de productos para DJs que ha lanzado bajo la marca Traktor. Traktor DJ es el nombre comercial empleado por la empresa alemana para designar la aplicación para mesclar con iPad que han desarrollado, pero a pesar de conservar casi el mismo nombre que la versión para ordenador, guarda grandes diferencias. La interfaz es bastante diferente, en primer plano tenemos las formas de onda de las canciones para reproducir, las cuales utilizan cada una casi el 40% del espacio de la pantalla. Sobre las formas de onda se abren ventanas flotantes que contienen los controles de efectos (muchos menos que la versión de ordenador), EQ, volumen y filtros. Los controles de efectos y filtro son al estilo Kaoss Pad mientras que la EQ y el volumen se controlan mediante faders táctiles, es algo interesante ya que es una buena adaptación al formato táctil de los controles típicos del DJ, pero una lástima que aparezcan sobre ventanas flotantes ya que no tienes un acceso inmediato a ellos. Disponemos también de un crossfader, controles de play y loop en cada deck, así como 8 cues. Pero no hay unas cuantas cosas, para empezar no hay sampler, ni remix decks ni nada que se le parezca, tampoco controles de cue temporal en los decks, ni tampoco ganancia ya que es siempre automática, y lo que más revuelo ha provocado entre algunos críticos, no hay control de pitch independiente para cada deck. Esto último quiere decir que hay un único control de velocidad que funciona a modo de master clock, y si quieres que los temas se acompasen, debes sencillamente emplear el control automático de Sync de cada deck que cuadrará el tema con ese master clock. Que el tema se acompase correctamente solo depende de que su beatgrid esté bien establecido, algo que suele hacer bien por sí sola la aplicación cuando analiza las canciones ya que comparte con su homólogo para ordenador los algoritmos de análisis, aunque si ha cometido algún error cuenta con funciones manuales para poder corregir el beatgrid.

Respecto a la función de loop, esta es automática también ya que al accionar el control de loop se marca siempre uno del tamaño indicado en las preferencias de la aplicación. El poder alargar o acortar el loop se realiza mediante el gesto de pellizcar sobre la forma de onda, aunque a mi parecer es muy incómodo y no siempre detecta adecuadamente el gesto ni reacciona en el momento apropiado, o dicho de otra forma, es una función que no vale para nada. La función freeze detiene el desplazamiento de la forma de onda y nos permite tocar sobre uno de los fragmentos de manera que salta ahí nuevamente la reproducción, lo cual permite jugar algo con repeticiones e incluso atreverte con algo de fingerdrumming. Gracias a la cuantización (automática nuevamente) no cometerás errores. Otra de las funciones interesantes del programa es la posibilidad de sincronizar cues y beatgrids con la librería musical de Traktor Pro en tu ordenador empleando Dropbox. Ojo porque sólo sincroniza esa información, no la propia música.

El programa permite navegar en la librería musical del dispositivo, incluidos los playlists, además permite crear nuevos playlists. El navegador tiene dos características que me han parecido interesantes: la primera es que mientras lo estás usando sigues viendo en la parte superior una pequeña representación de las formas de onda de las canciones y el punto en el que están, y sigues teniendo acceso al crossfader. La segunda es que te indica que canciones coinciden en tonalidad (o son compatibles) y tempo, e incluso te hace una selección de pistas recomendadas.

mezclador


La aplicación permite que emplees cualquier interfaz de audio externo multicanal, lo cual será muy práctico para realizar preescuchas, aunque respecto a controladores MIDI, únicamente permite emplear uno, el Kontrol Z1. Es decir, o te compras concretamente ese, o lo haces todo tocando la pantalla. ¿Estrategia de marca? Desde luego. No obstante hay que reconocer que el Z1 no es un mal controlador/interfaz, pero también es cierto que los hay bastante mejores, y no deja de ser una lástima no poder usarlos. La aplicación se pudo obtener de manera gratuita durante unos días por la celebración del 5º aniversario del App Store, lo cual disparó su popularidad, aunque ahora vuelve a estar a su precio habitual de 18€, lo que la convierte en la aplicación más cara de las que vemos hoy.

Traktor DJ es una muy buena aplicación siempre que tu forma de mesclar coincida con como quiere Native Instruments que pinches: sincronizando a un master clock de manera automática, con ganancia automática, loops automáticos, cuantización siempre activada, recomendaciones musicales automáticas, y en caso de emplear controlador, con el Z1. Si estás conforme con todos esos automatismos (vale, de algunos puedes prescindir) y con pagar el precio de la aplicación, probablemente Traktor DJ resulte perfecto para ti. Los que quieren más de libertad de movimientos tanto pinchando como a la hora de poder elegir el hardware que usan, deberán mirar en otra dirección.

ipad

DJ Player

Comparativa de aplicaciones DJ para iPad


La desconocida compañía húngara iMect es la responsable del desarrollo de DJ Player desde 2009, una aplicación que trata de replicar en dispositivos iOS (es decir, además de iPad funciona también en iPhone) absolutamente todas las funciones de las aplicaciones profesionales para ordenador. Las impresiones iniciales que suele causar DJ Player son siempre dispares, su interfaz es tan absolutamente espartana en cuanto a detalles de diseño que uno puede llegar a pensar que está ejecutando una versión beta de la aplicación. Absolutamente todo en la interfaz son rectángulos con los bordes redondeados, todos los controles de un mismo deck son del mismo color y muchos controles solo los llegas a diferenciar por el pequeño rótulo o símbolo que tienen en el centro, a base de mucho usar la aplicación te fijas menos en los rótulos, aunque cuesta acostumbrarse. Por defecto siempre tenemos visibles al principio los controles de mixer a la vista, con la EQ (tipo isolator, con kills), volumen, filtro bipolar, un control tipo Kaoss Pad con varios efectos configurables (filtros, delay, flanger, reverb...) controles de Play y Cue temporal, crossfader y representación general y en detalle de la forma de onda. Pulsando el botón Mixer de la parte inferior, pasamos de este juego de controles a los controles de deck, donde encontramos los controles de pitch, master tempo, edición de beatgrids, pulsando en otro control desde aquí vuelven a cambiar los controles y podemos acceder a los de looping y hot cues, que son 8 y también almacena loops. Por cierto, puede activarse una interesante función en el crossfader, para que al tiempo que mezcla los canales haga de filtro paso alto.

La respuesta de la aplicación es francamente buena, con una latencia muy baja. Es capaz de reproducir 4 decks en un iPad 2 o iPad Mini, con el master tempo en los 4 decks y aplicando efectos, y no hay saltos en la reproducción ni se perciben bajadas de rendimiento. La sincronía automática funciona bastante bien, aunque tampoco es nada difícil cuadrar pistas manualmente (una vez que sabes donde tocar). Uno de los puntos fuertes del programa es que además de soportar el uso de un interfaz de audio multicanal, puede emplear también otro dispositivo iOS para la preescucha instalando en ese dispositivo la aplicación NetOut. Respecto a controladores, viene configurado para soportar 17 controladores de diversos fabricantes, pero además puede mapearse cualquier controlador MIDI soportado por CoreMidi, también puedes cargar mapeos que descargues de la red. ¿No es bastante? Bueno, por si no has tenido suficiente puedes controlar la aplicación mediante vinilos timecode. Sí, has leído bien, soporta timecode, y puede emplear los vinilos Traktor MK1 y MK2, Mixvibes y Serato. Puede también grabar las sesiones hechas en modo interno en diferentes formatos y calidades de audio. Y aún nos queda más... puede cargar música del servicio de streaming Deezer siempre que tengas una cuenta Premium, y también archivos musicales desde una cuenta de Dropbox.

Aparte de la interfaz, cuya única posibilidad de customización es poder cargar una imagen de fondo o usar como fondo lo que capten las cámaras del iPad, otro de los puntos débiles de la aplicación es su librería. El tamaño, tipo de letra y colores elegidos para la librería hace que no sea nada cómoda su navegación, además tiene algunos bugs al hacer scroll que hacen cambiar el color de las letras y que leas aún peor lo que pone escrito. Otro de los defectos del programa es también relativo a cuestiones gráficas, y es la representación de las formas de onda. La representación general es muy poco definida y puedes ver poco menos que bultos, y la representación en detalle tampoco es que ofrezca excesivos detalles, lo cual hace que cuando editas algún beatgrid tienes que acabar empleando el oído mucho más que la vista.

software


Salvando todas las deficiencias de la interfaz, DJ Player es una aplicación tan completa y con un rendimiento tan óptimo que uno casi se olvida de que lo que está usando es un iPad y no un ordenador portátil. Es posible incluso realizar una copia de seguridad de la base de datos usando iTunes. Lo único que podemos echar en falta es quizá un sampler y algunas funciones relacionadas con mezcla armónica, aunque no es algo que todos los DJs utilicen. Probar la aplicación es gratis, pero el sonido se cortará cada cierto tiempo y aparecerá publicidad, si queremos evitar eso hay que pagar 9€. El desarrollador va añadiendo algunas características de pago a la aplicación, como algún efecto o filtro por 0’90€. Más adelante estas características se añaden como si fueran de serie, así que el desarrollador lo justifica como aportaciones para financiar las mejoras de la aplicación. Lo cierto es que este método ha servido para que DJ Player haya ido sumando funciones a lo largo del tiempo mientras mantiene un rendimiento sobresaliente.

reproductor

DJay 2

mezclador


Djay 2 parte de la misma base que el anterior Djay, una interfaz que simula el aspecto de dos platos giradiscos y un sencillo mixer, pulsando sobre algunos controles accedemos a ventanas flotantes o paneles desplegables con funciones adicionales, tales como EQ y ganancia, efectos manuales, efectos con un control tipo Kaoss Pad, efectos automáticos (combinaciones de los efectos), loops automáticos y localizadores (hotcues, solo 3). Al interactuar sobre las simulaciones de los platos, ocurre algo parecido a lo que ocurriría si tocáramos un plato, si giramos el disco scratcheamos, si movemos el brazo del plato avanzamos o retrocedemos, si tocamos el botón de encendido sin haber parado el tema escuchamos como se frena lentamente como si apagáramos un plato real en reproducción. En la parte inferior tenemos controles de Play y de Cue temporal en cada deck. Al igual que con la versión de OSX, la respuesta de Djay es muy buena y funciona con una latencia muy baja, puedes disparar de manera rápida hotcues, hacer y deshacer loops... y todo ocurre inmediatamente.

La primera novedad que encontramos en la interfaz con respecto a la anterior versión está en la paleta de colores, que emplea otro tipo de grises con cierto toque de azul, que le da mejor aspecto. Los vinilos virtuales, además de tener en el centro el artwork de la canción y girar como vinilos de verdad, tienen ahora dibujados los surcos como si fueran vinilos de verdad, el dibujo de los surcos corresponde a la intensidad del audio del tema, como en los vinilos de toda la vida. Con el iPad en posición vertical la interfaz se amplía para mostrar uno solo de los reproductores, pudiendo observarse esto con muy buen detalle.

La representación de la forma de onda es ahora un poco más detallada y por primera vez coloreada, siguiendo un patrón de coloreado similar al de Serato. En la parte superior seguimos teniendo una representación general que a la hora de hacer scratch se convierte automáticamente en una representación detallada. La mejor novedad con respecto a la forma de onda es que ahora tenemos un control en la parte superior, bajo el botón de grabación, que amplía a toda pantalla la forma de onda y que permite por una parte editar con precisión el beatgrid (en la anterior versión no había beatgrid) y disparar manualmente fragmentos de la pista igual que se hace en Traktor DJ o con la función Slicer de Serato. La aplicación también incorpora como novedad un sampler con 12 pads de buen tamaño y viene con 3 bancos de sonidos, a destacar el banco de sonidos de dubstep. El sampler también permite tomar sonido de las canciones en reproducción. Lo único que le falta es control independiente de volumen para cada muestra.

ipad


Djay 2 soporta el uso de interfaz externo de audio multicanal para preescuchas, pero no permite enrutar cada reproductor de manera independiente por cada canal del interfaz de audio para mezclar en una mesa externa, es decir, por narices la mezcla se tiene que realizar a nivel interno. Respecto a controladores MIDI sólo soporta seis controladores, la mayoría de Numark, y sólo uno de ellos con acabados medianamente profesionales. Algoriddim debería plantearse la posibilidad de abrir Djay a cualquier controlador añadiendo la posibilidad de mapear sus funciones, igual que en la versión para OSX. Otra de las novedades interesantes de Djay 2 es la posibilidad de sincronizar con la versión de ordenador los cues empleando iCloud.

En general Djay 2 es una aplicación bastante recomendable, especialmente por los 5,50€ que cuesta. Se quedan algo cortos los efectos y sus 3 hotcues, pero algunas de las novedades en la forma de onda, el sampler y su maravillosa interfaz lo compensa. Es una lástima que en cuanto a controladores MIDI haya limitaciones, también las limitaciones que tiene con el ruteo del audio, y que en definitiva no sea tan abierto como DJ Player. Estoy seguro de que podrían incorporar la posibilidad de mapear cualquier controlador, aunque supongo que hay contratos de partnership por medio.

Comparativa de aplicaciones DJ para iPad

Cross DJ

software


Mixvibes tiene una aplicación de control remoto para Cross DJ que funciona en iPad, pero además tiene también una aplicación que replica muchas de las funciones de Cross DJ también en el iPad y que se llama exactamente igual. Su interfaz recuerda en cierto modo a la de Djay ya que simula también dos platos giradiscos, aunque con menos detalles. En el centro de la interfaz tenemos un mixer sencillo, que por cierto emplea una EQ que suena igual de que la versión para ordenador de Cross DJ, así que te encantará o la odiarás, porque esa EQ causa siempre el mismo efecto. Hay un detalle que no me ha gustado y es que la ganancia está ubicada en un panel que se abre aparte, junto al control de volumen Master, algo un poco ilógico. Se lo perdonaremos porque quizá ha sido para dejar espacio en el mixer a los vúmetros, cuya respuesta es de lo mejorcito de todo este artículo.

En la parte superior de cada deck hay un panel cuyas funciones cambian según nuestras necesidades, podemos tener los controles de loop automático, hot cues (seis), o edición de beatgrids. Cada deck tiene su control de Play, Cue temporal y sincronía. Los algoritmos de detección de tempo, establecimiento de beatgrids, sincronía, etc. son los mismos que los de la versión para ordenador. Respecto a efectos la aplicación va bien servida, cuenta con 14 efectos (incluyendo filtros) que se aplican mediante un control tipo Kaoss Pad en cada deck. Son prácticamente los mismos que la versión de ordenador, y puedes aplicar únicamente uno simultaneamente en cada deck.

Un detalle que me ha parecido curioso ha sido la manera de hacer pitchbend, que es mediante un gesto de movimiento horizontal con el dedo sobre los decks virtuales. Es una forma inteligente de ahorrar espacio en la pantalla con controles, además la respuesta es muy buena. El navegador de archivos de la aplicación permite ver toda la música del iPad o verla clasificada por los playlists que tengas hechos en iTunes. Es quizá el navegador con mejor visibilidad de todos en cuanto a tamaño del tipo de letra y combinación de colores, además tiene el buscador bien integrado.

reproductor


La respuesta general de toda la aplicación es muy buena, con una latencia muy baja y sin cortes en el audio incluso con los dispositivos de menos potencia procesador. Soporta el uso de interfaz externa de audio, con posibilidad de emplearla como preescucha o de enrutar cada deck por un canal de audio para usar un mixer externo. Lamentablemente no soporta ningún controlador MIDI. Tampoco soporta compatibilidad o manera alguna de sincronizar con la librería de la versión de ordenador. El desarrollador ya ha comentado hace tiempo que estas dos carencias, la falta de control MIDI y de sincronía de librería, es algo que quieren solventar en el futuro, y realmente no hay motivo para no creerlo ya que la aplicación desde su lanzamiento ha mejorado y se le han añadido constantemente nuevas funciones. Dado su precio actual de 3,50€, el más bajo de todo el artículo, merece la pena darle una oportunidad a pesar de estas carencias gracias a que tiene una respuesta excelente y que el audio puede enrutarse a un mixer externo.

mezclador

Tabla comparativa

ipad


Comparativa de aplicaciones DJ para iPad


Algunas conclusiones

En mi opinión las aplicaciones del artículo podrían dividirse en dos grupos, por un lado estarían Traktor DJ y Djay 2, que solo alcanzan su máxima relevancia y sentido si se emplean con los controladores que sus fabricantes permiten, y por otra parte DJ Player y Cross DJ que no han sido diseñados pensando en algo así. Son precisamente para mi los del segundo grupo por tanto los más interesantes, y en concreto el que más DJ Player. Y es que DJ Player es la aplicación que mayor cantidad de funciones agrupa, y que en definitiva está más cerca del software preparado para correr en ordenadores. Es el único además que permite mesclar a 4 decks y el único también que soporta timecode. Es también la segunda aplicación más cara de todas, pero vaya, no podría tampoco decirse que 9€ sea demasiado dinero.

En contra de DJ Player está su tosca interfaz, en la que el desarrollador debería centrarse en las próximas actualizaciones, y quizá un poco también sus efectos se podrían mejorar. A favor, además de lo ya mencionado, me atrevería a decir que saca un sonido algo mejor que el resto de aplicaciones (empleando evidentemente la misma interfaz), aunque esto tampoco me atrevo a afirmarlo con rotundidad ya que no he podido probar con diferentes tipos de escuchas ni tampoco a niveles de presión acústica importante, que es como se aprecian mejor estas cosas. Es un dato que dejo ahí para el que quiera profundizar por su cuenta.

Respecto al resto de aplicaciones, Djay 2 y Traktor DJ destacan especialmente por el aspecto de su interfaz, rompen con la típica interfaz de software para mesclar para dar paso a algo más táctil y visual, aunque las limitaciones impuestas especialmente en cuanto a hardware, les restan interés en comparación con DJ Player. Cross DJ aunque no ofrece compatibilidad MIDI sí que nos ofrece por muy poco dinero un doble reproductor cuyos canales se pueden enrutar a un mixer empleando la interfaz adecuada, y con una respuesta rapidísima que se va a ganar a más de un usuario.

En cualquier caso, recomiendo a todos los DJs, profesionales y amateurs que tengan un iPad que le den una oportunidad a alguna de estas aplicaciones. No es nada complicado conectar un interfaz de audio externo empleando el Camera Connection Kit y enrutar el audio del iPad a través del interfaz a nuestra mesa de mezclas. Los tiempos de considerar al iPad un juguete van llegando a su fin, y quizá a finales de verano cuando más que probablemente sea presentado el siguiente modelo, se alcance una cantidad suficiente de potencia como para mejorar todavía más estas aplicaciones. Los fabricantes de hardware para DJs tienen también puesto el ojo encima del iPad, y aunque se cuentan con los dedos de una mano los controladores 100% compatibles que podrían considerarse de uso profesional, a lo largo de los próximos doce meses la situación podría cambiar radicalmente. El iPad, o algún otro tablet ultraportátil, llegará a sustituir en algún momento al ordenador que habitualmente acompaña al DJ. Es una cuestión de tiempo.

software

0 comentarios - Comparativa de aplicaciones DJ para iPad