El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Tadamichi Kuribayashi...un general que no se rinde

Anuncios

"Todavía estamos luchando, la fuerza bajo mi mando es ahora de unos cuatrocientos. Nos están atacando con tanques. El enemigo sugirió que nos rindiésemos a través del altavoz, pero nuestros oficiales y soldados se rieron y no le prestaron atención."

Tadamichi Kuribayashi


Tadamichi Kuribayashi...un general que no se rinde


Tadamichi Kuribayashi fue el general del ejército imperial japonés durante la Segunda Guerra Mundial que dirigió la defensa de la isla Iwo Jima.
Kuribayashi nació en 1891 en el seno de una familia de larga tradición samurai afincada en Nagano, Japón. En 1923, se graduó del Colegio Militar de Guerra, donde acreditó destacados resultados, recibiendo el sable de oficial de manos del mismo emperador Taishō.
A partir de 1928, Kuribayashi fue destinado como agregado militar de la Embajada japonesa en Washington DC, realizando trabajos de investigación sobre asuntos militares e industriales. Tras su misión afirmó en una carta redactada a su familia que “Los Estados Unidos son el último país del mundo con el que Japón debería enfrentarse”.
Iniciada la Segunda Guerra Mundial, el alto mando japonés decide colocar a Kuribayashi para que verifique las defensas de Iwo Jima. Como la captura de la isla le daba a Estados Unidos la posibilidad de establecer la base aérea que tanto necesitaban para atacar directamente a Japón, la misión de Kuribayashi era inflingir las mayores bajas norteamericanas posibles y así retrasar la captura de la isla.
Se procedió a la evacuación de los 1.000 civiles que habitaban Iwo Jima, reforzó la guarnición con 21.000 soldados, equipados básicamente con fusiles, granadas de mano, ametralladoras, morteros y unos limitados tanques ligeros. Kuribayashi ordenó que las trincheras en las playas de Iwo Jima fueran suprimidas y obligó a crear una densa red de túneles en el monte Surabachi, búnkeres enterrados, trampas, y fortificaciones en el norte de la isla. Era conciente de que nadie de los que estaban defendiendo la isla volvería con vida a territorio patrio, por lo que se esforzó para que el número de bajas enemigas ascendiera al máximo posible. Sin apoyo naval ni aéreo, debía enfrentarse a la fuerza de invasión de Estados Unidos con más de 110.000 efectivos de Infantería de Marina, la armada y la fuerza aérea. Antes de la batalla, Kuribayashi envió numerosas cartas a su esposa, que hoy son documentos históricos, donde reflejan los sentimientos y pensamientos de los defensores de Iwo Jima. La defensa de la isla implicó hasta el último soldado imperial y Kuribayashi murió en batalla, quedando su cuerpo perdido en la isla.
La figura de Kuribayashi junto con el relato de este episodio bélico son la base argumental de la película Cartas desde Iwo Jima, dirigida por Clint Eastwood en 2006.


BATALLA DE IWO JIMA

El alto mando japonés decide relevar al comandante a cargo de las defensas de la isla y decide colocar a Tadamichi Kuribayashi para que verifique en terreno las defensas y que además planifique la forma de que esta isla tenga un alto costo en vidas para el enemigo durante su conquista.

Bajo las órdenes del General Kuribayashi, se procedió a la evacuación de los 1.000 civiles que habitaban Iwo Jima, dedicados al refinado de azufre, y se reforzó la guarnición con 21.000 soldados, equipados básicamente con fusiles, granadas de mano, ametralladoras, artillería de medio y corto alcance, especialmente morteros, y además de unos limitados tanques ligeros. El suministro de municiones, proyectiles, víveres y agua fueron muy insuficientes, y además el agua era de mala calidad (turbia, pues la isla no disponía de agua corriente ni de lagos, rios...,). Ya antes de terminar la batalla no quedaba agua, ni munición de cañón, mortero o ametralladora. Y en esta situación, en los últimos días, solo pudieron resistir con sus fusiles, pistolas y como mucho, granadas de mano.

Tadamichi Kuribayashi, hace un sustancial cambio en los emplazamientos defensivos de la isla. Las trincheras en las playas de Iwo Jima fueron suprimidas, creo una red de fuego cruzado evitando ángulos muertos para de este modo causar la mayor cantidad de bajas posibles al enemigo y obligó a crear una densa red de túneles en el Monte Suribachi, búnkeres enterrados, trampas y fortificaciones en el norte de la isla. Además, hace ver a sus subordinados que nadie de los que están en la isla volverá con vida a territorio patrio, prohibió además el ataque banzai para impedir el derroche innecesario de soldados en batalla campal.

La defensa de la isla fue prácticamente hasta el último soldado imperial y Kuribayashi hizo que cada vida inmolada fuera muy cara para el enemigo. Los resultados de su gestión costaron a los Estados Unidos casi 7.000 bajas y 19.000 heridos contra 20.000 bajas japonesas, 1.020 desaparecidos y 1.000 prisioneros.

La tenaz defensa de la isla por parte de los japoneses de Kuribayashi con el alto coste de vidas americanos sirvió como parte de los elementos de criterio que utilizó el presidente Harry Truman para decidirse a aprobar el lanzamiento de las bombas atómicas sobre Japón.



Antes de la batalla de Iwo Jima, afirmó que: "Los Estados Unidos son el último país del mundo con el que Japón debería enfrentarse".

PROMOCIONES

Segunda Guerra Mundial



Se ignora cómo murió Tadamichi Kuribayashi, pero se cree que es muy probable que despojándose de su uniforme, para no ser reconocido por su rango, peleó como cualquier soldado hasta el final.


IMÁGENES

El general Kuribayashi durante las inspecciones de las defensas de Iwo Jima
batalla de iwo jima

guerra en el pacifico

El general Kuribayashi durante las inspecciones de las defensas de Iwo Jima
tadamichi kuribayashi

omar bradley

El actor japonés Ken Watanabe en el papel del general Kuribayashi en "Cartas desde Iwo Jima"
Tadamichi Kuribayashi...un general que no se rinde

3 comentarios - Tadamichi Kuribayashi...un general que no se rinde

@raikomjgt +2
Buen post.... se ve que de verdad queria a su pais
@sachieltenshi +1
tenia una amiga cuyo abuelo sirbio en la casa delos kuribayashi. el viejo hablaba con un gran respeto de su patron y lamentaba que la cosa en japon estubiera tan fea despues de la guerra y que se viera en la obligacion de venir a la argentina a darle un futuro a su familia.
contaba que tambien mantenia una cierta correspondencia con ellos hasta que murio el jefe de la casa, el entonces viajo de nuevo a japon por ultima vez y no pudo llegar a la ceremonia funebre por que en comparacion con los kuribayashi se sentia como un traidor desagradecido.
los japos tienen un curioso sentido de patriotismo. incluso el viejo shokida pensaba en acatar la orden imperial de atacar al enemigo con un cuchillo de bambu, o si el emperador lo ordenaba, acatar la orden de suicidio nacional para no dejar pricioneros en las manos enemigas.