El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Cristina Kirchner llama a frenar los linchamientos en Argent

Cristina Kirchner llama a frenar los linchamientos en Argent
El joven argentino David Moreira yace en el suelo tras perder la vida en un linchamiento.


La presidenta Cristina Fernández, viuda de Kirchner, ha llamado a los argentinos a no dejarse arrastrar por el "odio", la "violencia", y la "venganza" contra los delincuentes ante la inédita ola de linchamientos de ladrones o simples sospechosos -siete en nueve días- por parte de la población en varias ciudades del país.

"La violencia engendra más violencia; tratemos de entendernos siempre por las buenas", instó. E hizo un curioso llamamiento a "entender" al malhechor que mata o hiere a su víctima porque, sostuvo, "si siente que su vida para el resto de la sociedad no vale dos pesos, no podemos reclamar que la vida de los demás valga para él más de dos pesos".


La Ley del Talión en América del Sur era hasta ahora una práctica común únicamente en algunos pueblos y ciudades de Bolivia y Perú, como herencia de las culturas originarias de los Andes -inca y aymara- y donde suele ser denominada, benévolamente, 'justicia comunitaria' o 'justicia popular'.

Pero, insólitamente, también han aparecido brotes de esa 'justicia' contra ladrones, o personas en actitudes dudosas, en las ciudades argentinas de Rosario, Buenos Aires, Santa Fe, General Roca y La Rioja, con poblaciones mayoritariamente procedentes de la inmigración europea en los siglos XIX y XX, y donde se supone que impera el Estado de Derecho.

A golpes y patadas

En Rosario, a 300 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, un grupo de vecinos consiguió interceptar a un chico de 18 años, David Moreira, cuando desde una moto forcejeaba con una mujer que llevaba a su niña de dos años en brazos para arrancarle el bolso.

Una vez que controlaron la situación y lo desmontaron de la motocicleta la emprendieron a golpes y patadas. Cuando llegó la patrulla de policía ya era tarde y el joven prácticamente estaba muerto y había perdido la masa encefálica que yacía sobre el asfalto.

Lorena Torres, madre del chico, declaró a la prensa llorando que los agresores "más que personas parecían animales". "Nadie tiene derecho a quitarle la vida a nadie", se indignó y defendió la inocencia de su hijo que, dijo, "era peón de albañil y jamás tuvo un antecedente policial".

También en Rosario, otros cuatro jóvenes, de entre 17 y 23 años, y que intentaban robar cada uno por su cuenta, fueron sorprendidos con la manos en la masa y sufrieron iguales ataques de vecinos indignados. Aunque no murieron y quedaron gravemente heridos.

La alcaldesa rosarina, Mónica Fein, socialista, rechazó la llamada 'justicia por mano propia' y consideró que esa práctica "nos convierte en personas que no valoran la vida". Y pidió a la Justicia que "acelere los tiempos" procesales para evitar la venganza.

Una paliza infernal

En Palermo, un barrio rico de la zona céntrica de Buenos Aires, los vecinos también atacaron a un joven de 23 años que acababa de quitar la cartera a una mujer. Los vecinos le arrinconaron en el portal de un edificio y le propinaron una zurra de infierno.

Cuando ya vomitaba sangre y parecía inconsciente, una mujer que había participado de la tunda empezó a alertar a gritos: "Lo van a matar, lo van matar", consiguiendo que la gente de clase media se frenara y lo dejara en paz.

Aunque Brasil le supera en tasa de homicidios, Argentina es el país con más alto índice de hurtos y robos del Cono Sur latinoamericano, según datos de la ONU. Además, en Rosario funciona una mafia de narcos que este año ya lleva casi un asesinato diario, en ajustes de cuentas. Según todas las encuestas, la inseguridad es la principal preocupación de los argentinos, junto a la situación económica.

En diciembre pasado, a raíz de una huelga de policías en demanda de subidas salariales, varias ciudades de provincias argentinas quedaron sin vigilancia y grupos de pobladores aprovecharon para saquear supermercados y tiendas. Los comerciantes los repelieron a tiros y hubo al menos 13 muertos.

Anuncios

0 comentarios - Cristina Kirchner llama a frenar los linchamientos en Argent

Los comentarios se encuentran cerrados