El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Leica: El Tren de la Libertad

Anuncios


La Leica es la pionera de las cámaras de 35mm. Es un producto alemán, preciso, minimalista y sumamente eficiente. Detrás de su aceptación mundial como una herramienta creativa estaba una empresa familiar, con orientación social que durante la era nazi, actuó con una generosidad y modestia fuera de lo común.
E. Leitz Inc. diseñadores y fabricantes del producto fotográfico alemán más famoso salvo judíos y Ernst Leitz II, el patriarca protestante que encabezaba la compañía, actuó de tal manera durante el Holocausto para recibir el titulo del “Schindler de la industria fotográfica”.

Leica: El Tren de la Libertad

judios



Desde el momento en que Adolfo Hitler fue nombrado canciller de Alemania en 1933, Ernst
Leitz II empezó a recibir llamadas de sus asociados judíos, pidiendo su ayuda para sacarlos del país junto con sus familias. Como cristianos, Leitz y su familia eran inmunes a las Leyes de Nuremberg que restringían el movimiento y las actividades profesionales de los judíos.

Para ayudar a sus trabajadores y colegas judíos, Leitz calladamente estableció lo que se conoce como “El Tren Leica de la Libertad”, una manera encubierta de permitir a los judíos irse de Alemania como empleados de Leitz enviados al extranjero. Trabajadores, vendedores, miembros de sus familias, incluso amigos de las familias, fueron asignados a las oficinas de Leitz en Francia, Gran Bretaña, Hong Kong y Estados Unidos.

Las actividades de Leitz se intensificaron después de la Noche de los Cristales Rotos en noviembre de 1938, durante la cual se quemaron sinagogas y tiendas judías a lo largo de Alemania.
Al poco tiempo, los “empleados” alemanes estaban desembarcando en Nueva York y llegando a la oficina de Manhattan de Leitz, Inc. donde sus ejecutivos rápidamente les encontraban trabajo en la industria fotográfica. Cada persona que llegaba tenia colgado alrededor de su cuello el símbolo de su libertad – una nueva Leica. A los refugiados se les pagaba una cantidad hasta que encontraban trabajo. De estos inmigrantes vinieron diseñadores, técnicos, vendedores y escritores para la prensa fotográfica.


holocausto



“El Tren Leica de la Libertad estuvo muy activo en 1938 y 1939, llevando a grupos de refugiados a Nueva York. Pero en septiembre de 1939, con la invasión de Polonia, Alemania cerró sus fronteras. Para ese momento, muchos judíos en peligro habían escapado hacia Estados Unidos gracias a los esfuerzos de Leitz. Como lo lograron?


Leitz Inc. era una marca reconocida internacionalmente reflejando esta fama en el recién surgido Reich. La compañía producía varios sistemas ópticos para la milicia alemana. Además el gobierno nazi necesitaba moneda extranjera y el mayor mercado para Leitz era Estados Unidos. Aun asi, los miembros de la familia Leitz y su compañía sufrieron por su buena fe. Un alto ejecutivo, Alfred Turk, fue encarcelado por ayudar a los judios y fue liberado solo después de pagar una gran suma.

Elsie Kuhn-Leitz, la hija de Ernst fue encarcelada por la Gestapo después de haber sido capturada en la frontera ayudando a mujeres judías a cruzar hacia Suiza. Eventualmente la liberaron después de sufrir un tratamiento muy duro durante el interrogatorio.
También cayó bajo sospecha cuando trato de mejorar las condiciones de vida de 700 mujeres ucranianas que eran mantenidas como trabajadores esclavas y fueron asignadas a trabajar en su planta durante los años 40. (Después de la guerra, Kuhn-Leitz recibio numerosos honores por sus esfuerzos humanitarios).

¿Por qué la historia se conoció solo mucho tiempo después? De acuerdo a Norman Lipton, un escritor y editor, la familia Leitz no quería publicidad de sus heroicos esfuerzos. Solo después de que murió el último miembro de la familia, se descubrió esta historia. Ahora esta publicada en un libro de Frank Dabba Smith “El mayor invento de la familia Leitz: "El tren Leica de la libertad”.

1 comentario - Leica: El Tren de la Libertad

@Logan
Que Maquina !