Argentino escribe "El Quijote" para la playa

Argentino escribe "El Quijote" para la playa


“Lo primero que me dijeron mis colegas españoles cuando les conté mi proyecto”, explica el escritor Mario Paoletti, fue que “además de irreverente, era innecesario”. Y luego reconoce que fue quizás su “soberbia de porteño” lo que le hizo confiar “de forma excesiva en mis propias habilidades”. Y se ríe. Pero la realidad es que a pesar de las críticas siguió adelante. ¿Cuál era el proyecto que tenía en mente? Nada más y nada menos que la reescritura del Quijote. Sí, el mismo Don Quijote de la Mancha que Miguel de Cervantes escribiera a comienzos del siglo XVII. Esa que está considerada como una de las mejores novelas de la Historia, además de ser la primera novela moderna.

Paoletti ha publicado con anterioridad poesías, novelas y ensayos. Es argentino, pero vive en España hace más de treinta años. Más precisamente en Toledo, donde es profesor de Literatura. Toledo, esa ciudad de piedra de La Mancha que fue el destino de una de las primeras salidas de Don Quijote y donde el caballero manchego sigue siendo todo un símbolo. No es de extrañar entonces que sus colegas académicos se mostraran reacios ante tal idea. ¿Reescribir el Quijote? ¿Para qué? Pero Paoletti siguió adelante y su libro, Quijote Exprés llega ahora a la Argentina, sin haber sido aún publicado en España. Es una versión reducida –tiene 407 páginas, frente a las casi 1.000 de la versión original– y de sintaxis más simple, que busca llegar a lo que este autor llama “el lector común” y que define como “todas esas personas a las que les gusta leer pero que de otro modo no se acercaría a esta obra”.

cervantes


–¿De verdad era necesario reescribir el Quijote?
–Es probablemente la mejor novela que se haya escrito, contiene todos los caminos que después tomará la literatura: es una novela psicológica, la historia de una amistad, crónica de costumbres, establece un ideal romántico... lo tiene todo. Además pienso que no hay nada que no se entienda, en realidad, pero tiene muchas idas y venidas y es ilegible para el lector de hoy por varias razones.

–¿Cuáles?
–El texto está sobrecargado, los tratamientos están en desuso, y además ha cambiado la forma de leer. El lector medio de hoy no tiene tiempo y lee en el subte, antes de dormir, en las vacaciones... Yo hice una versión del Quijote que se puede leer en la playa, como un best seller al uso, atractivo, pero conservando eso que tiene la gran literatura, no convirtiéndolo en entretenimiento.

-¿Y cómo estás seguro de que la calidad está intacta?
–Eso lo decidirá el lector. Fui consciente de la necesidad de no llevarme por delante la forma de escribir de Cervantes, su cadencia... Mi mayor terror era que el resultado tuviera un estilo plano pero creo que lo conseguí. Hice veinte versiones en cinco años...

quijote


–¿Por dónde empezó?
–Leí cinco veces el Quijote original antes de nada. En la primera versión trabajé el vocabulario: busqué sinónimos y simplifiqué la sintaxis. Luego recompuse los tratamientos, el modo de hablar de los personajes, para que fueran menos pesados pero sin perder el engolamiento necesario. Quería un texto que se pudiera leer de un tirón, pero que siguiera siendo alta literatura. Solamente le di fluidez. Me preguntaba: “¿Qué hubiera hecho Cervantes hoy?”.

-¿Has recibido alguna crítica?
–Alguna gente del mundo de la literatura en España mostró muchas dudas al principio, pero luego me dijeron que el texto funcionaba. Y lo peor de todo lo que me dijeron fue que era una tergiversación. Pero no lo es: quiero dejar claro que este no es el Quijote de Paoletti, este sigue siendo el Quijote de Cervantes.


libro

0 comentarios - Argentino escribe "El Quijote" para la playa