El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La Lobotomia de Eva Peron

Anuncios

La Lobotomia de Eva Peron


Recordamos las lobotomías tal como se las representaba en las horrendas operaciones cinematográficas que se usaban de forma inadecuada para controlar a los pacientes con problemas mentales. A fines de la década de 1950, sin embargo, los médicos también las usaban para tratar dolores agudos producto de cáncer u otras enfermedades.

Ahora un investigador de la Universidad de Yale ha descubierto nuevos datos sorprendentes en relación con una paciente famosa que, por lo que parece, se sometió a una lobotomía debido a dolores consecuencia del cáncer: Eva Perón, la primera dama argentina conocida como Evita.

Una nota al pie triste e interesante, no SÓLO en la historia de la lobotomía, sino del control del dolor.

politica


En un primer momento, la enfermedad de Eva Perón se mantuvo en secreto. Los médicos le diagnosticaron cáncer cervical avanzado en agosto de 1951, pero como era habitual en ese momento, a la paciente SÓLO se le dijo que tenía un problema uterino. Según los biógrafos Nicholas Fraser y Marysa Navarro, el secreto era tal, que un especialista estadounidense, el Dr. George Pack, llevó a cabo la operación de Evita sin que ella ni la opinión pública lo supieran. El Dr. Pack entró al quirófano una vez que la paciente se encontraba bajo los efectos de la anestesia.

A pesar de la cirugía, de la radiación y la quimioterapia, Eva Perón se fue agravando y murió a fines de julio de 1952, a los 33 años. Sólo entonces se reveló que había muerto de cáncer de cuello, pero se mantuvieron ocultos los detalles de su tratamiento.

peron


Cuando se la utilizaba para enfermedades psiquiátricas, la lobotomía se consideró en un momento un enorme avance. El Dr. Egas Moniz, un neurólogo portugués que desarrolló el método en los 30, ganó el Nobel de Fisiología o Medicina en 1949. Los cirujanos realizaban muchos tipos de lobotomía, pero la mayor parte comprendía la anulación de nervios que van de los lóbulos frontales a otras zonas del cerebro para interrumpir presuntas conexiones defectuosas que habían derivado en esquizofrenia o depresión.

El uso de lobotomías en el caso de enfermedades mentales se abandonó en los años 60 como consecuencia del desarrollo de medicación antipsicótica, del mal uso del método y de un creciente rechazo por parte de los médicos de la confusión y el estupor producto de la operación.

eva


Pero quienes la practicaron en un primer momento consideraban que tenía otra posible ventaja: el alivio del dolor agudo y persistente.

La lobotomía, escribió el neurocirujano neoyorquino Sidney W. Gross en 1953, era un "método valioso y humano" que reducía el dolor al eliminar las reacciones emocionales a éste por parte de los pacientes. Los partidarios admitían que podía convertir a los pacientes en personas "infantiles, torpes, apáticas, con escasa capacidad de experiencias emocionales." Pensaban que ese estado era preferible al dolor constante.

En 2005, el neurocirujano húngaro George Udvarhelyi, que afirmó haber participado en la atención de Eva Perón en los 50 y que se trasladó luego a la Facultad de Medicina Johns Hopkins en Maryland, analizó por primera vez una lobotomía que, según dijo, se le había practicado a Eva Perón por agudos dolores de cáncer unos meses antes de su muerte. Pero no fue sino hasta que un neurocirujano de Yale, el Dr. Daniel E Nijensohn, un argentino, empezó a investigar la afirmación del Dr. Udvarhelyi, que empezaron a acumularse las pruebas.

Argentina


La investigación del Dr. Nijensohn aportó material sugestivo.

Confirmó detalles de la versión del Dr. Udvarhelyi y encontró a otros contemporáneos de Eva Perón que habían dicho que se le había practicado cirugía por el dolor. El Dr. Nijensohn considera que la lobotomía se llevó a cabo en mayo o junio de 1952, lo que significa que Eva Perón ya se había sometido a la cirugía la última vez que apareció en público.

Las radiografías del cráneo de Eva Perón, descubrió el Dr. Nijensohn, mostraban marcas en las zonas donde SOLÍAN hacerse las lobotomías. Si es verdad, una de las ironías de la versión del Dr. Nijensohn es que ya existía otro tratamiento para el dolor que sufría Eva Perón: el uso de opiáceos. Los médicos, sin embargo, tenían tanto miedo de que sus pacientes se hicieran adictos a esas drogas, que la lobotomía les parecía una alternativa adecuada.

La Lobotomia de Eva Peron

Anuncios

2 comentarios - La Lobotomia de Eva Peron

@bebotinia +4
es la misma que le hicieron a la cris o difiere?
@Zippyz +8
Le trataron de hacer lo mismo pero cuando abrieron el craneo no le encontraron el cerebro, asi que se lo cerraron y la mandaron a su casa a reposar.
@No_Soy_Egbert +6
que cosa, no? después se la hicieron al resto de los peronistas...