¿Por que las gallinas dejan de poner huevos? Razones aca

Anuncios

Razones por las cuales las gallinas
dejan de poner huevos


No es inusual que los propietarios de parvadas de traspatio, quieran saber por qué sus gallinas han dejado de poner huevos. Hay muchas razones por lo que esto pueda suceder. Sin embargo, algunas de las causas son más comunes que otras, y se deben considerar éstas cuando se busca la solución al problema, escribe A. Bruce Webster, científico de extensión avícola de la Universidad de Georgia, EUA.

¿Por que las gallinas dejan de poner huevos? Razones aca

Días más cortos

Las gallinas son sensibles a la longitud de la luz del día, y particularmente a la dirección en que la longitud del día está cambiando, cuando se trata de poner huevos. Los días más cortos desalientan la producción de huevos. No es inusual para un propietario de una parvada de gallinas no tener producción en la última parte del verano y en otoño, porque los días se acortan.

Los productores comerciales de huevos evitan este problema y mantienen la producción de huevos durante todo el año mediante el uso de iluminación artificial para dar a las gallinas un día largo, no importa cuál sea la estación

El dueño de una parvada pequeña puede hacer lo mismo si la parvada duerme dentro de un galpón o edificio, al mantener las luces encendidas el tiempo suficiente, para simular un día lo suficientemente largo.

Una buena regla general es que la longitud total de luz, tanto artificial como natural, debe ser no menor que la mayor longitud natural del día que experimenten las gallinas. Por lo tanto, la cantidad de luz artificial necesaria será mínima en verano y mayor en invierno.

Nutrición inadecuada

Las gallinas necesitan una dieta equilibrada y adecuada para mantener la producción de huevos. Cada huevo contiene grandes cantidades de proteína y energía, que primero debe consumir la gallina como parte de su ingesta diaria de alimento. Muy poca energía en la dieta o un desequilibrio de los aminoácidos puede causar una depresión en la producción de huevos. Muchos propietarios de parvadas de traspatio no se dan cuenta cuánto calcio requiere una gallina. La cáscara de cada huevo contiene aproximadamente 2 gramos de calcio.

Puesto que el esqueleto de una típica raza moderna de gallina ponedora de huevo solo contiene unos 20 gramos de calcio, cada huevo representa 10 % del calcio total corporal de la gallina. Mientras que el esqueleto de la gallina actúa como una reserva de calcio para abastecer la demanda de producción de huevos, esta reserva se agota rápidamente en ausencia de una abundante fuente de calcio en el alimento de las aves.

En tal situación la gallina dejará de poner huevos. Para mantener la producción de huevos, los propietarios de las parvadas deben alimentar solo un alimento balanceado para gallinas ponedoras con la finalidad de satisfacer los requerimientos nutricionales de las gallinas, o al menos proporcionarles una fuente de calcio en particular, por ejemplo piedra caliza o concha molida a un tamaño conveniente, que las aves pueden comer selectivamente según sus necesidades.

La ración de las ponedoras o la fuente de calcio debe poderse adquirir en una tienda local de alimentos balanceados.

Ocasionalmente, un error en la mezcla del alimento balanceado provoca que nutrientes importantes tal como la sal quede fuera de la dieta. Insuficiente cantidad de sal en la alimentación deprimirá la producción de huevos. En cambio, en algunas regiones el agua de pozo puede contener demasiado sodio disuelto, lo cual también deprimirá la producción de huevo.

Si se sospecha que la calidad del agua es un problema, se puede hacer un análisis mineral del agua.

Gallinas cluecas

Algunas razas de gallinas son propensas a tornarse cluecas, lo que significa que tratarán de incubar los huevos para hacerlos eclosionar. Cuando esto sucede, dejan de poner huevos. Son más propensas a volverse cluecas si se les permite acumular huevos en un nido.

El problema es más frecuente durante la primavera bajo la luz natural, ya que las gallinas entran en producción debido a los efectos estimulantes del mayor número de horas día.

Para evitar este problema, es mejor recoger los huevos por lo menos una vez al día para evitar que la gallina se aferre a los huevos.

El recojo diario de los huevos es también una práctica importante para preservar la seguridad y calidad de los huevos para consumo humano.

Si las instalaciones de vivienda lo permiten, las gallinas pueden transportarse a diferentes corrales periódicamente para interrumpir su apego a determinados sitios de anidación.

Muda

Después que una gallina ha producido huevos durante varios meses, por lo general lo más probable es que empiece la muda. Producción de huevo y muda no son compatibles entre sí, ya que cuando ocurre la muda, cesa la producción de huevos.

El descanso que se toma la gallina de poner huevos, le permite restaurar la condición de su plumaje al deshacerse de sus plumas viejas y hacer crecer plumas nuevas. Al mismo tiempo, se rejuvenece el tracto reproductivo de la gallina, permitiéndole aumentar su tasa de producción de huevos y producir óvulos de mejor calidad cuando vuelve nuevamente a poner huevos.

Bajo días con un largo de luz natural, la muda tiende a coincidir con el cambio de estación así que las gallinas entran a la muda en el otoño, después de que dejan de producción huevos debido a la disminución de horas de luz en el día. En estas circunstancias, es normal que todas las gallinas de una parvada dejen de producir y entren a la muda en forma más o menos sincronizada.

Sin embargo, si se provee iluminación artificial, una gallina puede mudar en cualquier momento del año y no de manera sincronizada con otras gallinas. Si esto sucede, ella debe volver a poner huevos en varias semanas.

Edad

Una gallina puede vivir durante muchos años. No es inusual para un dueño de una parvada de traspatio tener varias generaciones de aves y pierde la noción de la edad de algunas gallinas. Así como en otras especies, una gallina vieja perderá eventualmente su capacidad de estar activa para la reproducción y deja de producir huevos.

Enfermedad

Muchas enfermedades de las aves afectarán la producción de huevos. A menudo las aves mostrarán síntomas de enfermedad, pero a veces no lo harán. Si se sospecha de una enfermedad, es importante consultar sin demora con un veterinario avícola. Un diagnóstico a tiempo puede permitir el tratamiento eficaz de algunas enfermedades.

En el caso de ciertas enfermedades virulentas como la Influenza aviar altamente patógena, un diagnóstico rápido puede prevenir pérdidas de parvadas enteras en grandes regiones y minimizar el riesgo de transmisión zoonótica de enfermedades mortales de los pollos a los seres humanos, como por ejemplo, la influenza aviar.

enfermedades

Comentarios Destacados

9 comentarios - ¿Por que las gallinas dejan de poner huevos? Razones aca

@Elsabiouniversal +2
-¿que le falto a river hoy?
- A River poner huevos!!! lo que tienen los bosteros que no tenemos nosotros hermano... la mistica copera!!!

8 de mayo de 2008
@JJelista
Gallinas cluecas

me mató jaja.
@Bugnicourt
Yo leí el post en serio y recién en los comentarios caigo que es por River.