El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Perros temerosos de fuegos artificiales (Consejos)

Consejos para dueños de perros temerosos de los fuegos artificiales


Los problemas más comunes en perros que tienen miedo a los fuegos artificiales son:

1. Destrucción y escaparLos problemas de comportamiento más comunes asociados con el miedo a los ruidos fuertes son la destrucción y escapar. Cuando su perro se asusta, instintivamente trata de reducir su miedo y puede tratar de escapar a un lugar donde los sonidos de truenos o petardos sean menos intensos. Si el perro siente menos miedo al dejar el jardín o ir a un cuarto o un área determinada de la casa, entonces la fuga o comportamiento destructivo se ve reforzado porque disminuye con éxito su miedo.

2. Temor por asociación
Su perro también puede empezar a asociar un sonido particular, chocar con otras cosas en su entorno o golpearse, y puede crecer el miedo a estas otras cosas porque los asocia con el fuerte ruido que le asusta. Por ejemplo, los perros que tienen miedo a los truenos más tarde pueden tener miedo del viento, las nubes oscuras, y destellos de luz que a menudo preceden el sonido del trueno. Los perros que no les gusta el sonido de los petardos pueden llegar a ser temerosos de los niños que tienen cohetes o pueden tener miedo de ir al patio, si ahí es donde habitualmente escucha el ruido.


MÉTODOS PARA DISMINUIR ESTOS PROBLEMAS

Método 1: Crear un lugar seguro
Crear un lugar seguro para su perro cuando escucha los ruidos que le asustan. Pero recuerde éste debe ser un lugar seguro desde la perspectiva del perro, no la suya. Si es posible, darle acceso a ese lugar que el perro considera seguro. Si trata de entrar a la casa, considere la instalación de una puerta para perros.

Si está tratando de meterse debajo de la cama, darle acceso a su dormitorio de manera segura y controlada. El “lugar seguro” puede funcionar con algunos perros, pero desafortunadamente no funciona con todos. Algunos perros se sienten motivados para estar inquietos y muy activos cuando se asustan y estar “escondidos” no les ayuda a sentir menos miedo.

Método 2: Distraer a su perro
Este método funciona mejor cuando su perro está empezando a tener ansiedad. Anímelo a participar en una actividad que capte su atención y lo distrae de su temor. Iniciar esta actividad cuando aún no está mostrando un comportamiento temeroso, para esto esté atento a su perro.

Trate de capturar su interés haciendo algo que realmente disfruta. Por ejemplo jugar con la pelota en un área a prueba de escape que sea segura para usted y su perro, o tal vez prácticar algunos comandos u órdenes que el perro entiende y conoce para que se mantenga distraído o distraída.

Método 3: Modificación de la conducta
Las técnicas de modificación del comportamiento a menudo son eficaces para eliminar los miedos y las fobias. Las técnicas apropiadas son llamadas “contra-condicionamiento” y “desensibilización”. Estas técnicas deben aplicarse de forma gradual, y la condición es que enseñe a su perro para que responda de forma no-miedosa a los sonidos y otros estímulos que anteriormente le daban miedo.

Empiece por exponer a su perro a un nivel de intensidad de ruido que no lo asusta, junto con el uso de un estímulo agradable, como una botana o un juego divertido. Poco a poco aumentar el volumen a medida que siga ofreciendo el estímulo agradable. A través de este proceso, el perro va a asociar “cosas buenas” con el sonido previamente temido. Puede usar la ayuda de un entrenador experto de buena reputación que le ayude con esto. Por supuesto que esto hay que hacerlo semanas previo a que suceda el estímulo de los fuegos artificiales, no sirve si se trata de hacer en el momento.


Método 4: Consulte a su veterinario
Existen medicamentos que pueden ayudar a reducir los niveles de ansiedad de su perro por períodos de tiempo cortos. Su veterinario es la única persona que está capacitada y autorizada para recetar medicamentos para su perro. No trate de darle a su perro cualquier receta o de prescripción de medicamentos sin consultar a su veterinario.

Los animales no responden a los fármacos de la misma manera que lo hacemos los humanos, y un medicamento que puede ser seguro para los seres humanos podría ser fatal para su perro. La terapia farmacológica por sí sola no reducirá los temores y las fobias de manera permanente, pero en casos extremos, la modificación de conducta y los medicamentos que se usan en conjunto, pueden ser la mejor alternativa.

¿QUÉ COSAS NO HACER?
No trate de contener u obligar a estar quieto a su perro cuando tiene miedo. Esto sólo puede reforzar su comportamiento temeroso. Si trata de calmar o le da un premio a su perro cuando se comporta con temor, se puede interpretar esto como una recompensa por su comportamiento temeroso. En lugar, trate de comportarse de forma normal, como si no se diera cuenta de su miedo, pero cerciórese que está en un lugar seguro a prueba de fugas.
No ponga a su perro en una jaula para evitar que comportamiento destructivo durante una tormenta. El perro todavía va a tener miedo cuando está en la jaula y es probable que se pueda lesionar al tratar de salir de la jaula.
No castigue a su perro por tener miedo. Los castigos sólo lo harán más temeroso.
No trate de forzar a su perro a la experiencia de estar cerca del sonido que le asusta. Por ejemplo, haciendo que se esté tranquilo cerca de un grupo de niños que tengan petardos sólo le provocará más miedo, y podría incluso provocar que se vuelva agresiva en un intento de escapar de esta situación.

Anuncios

2 comentarios - Perros temerosos de fuegos artificiales (Consejos)

@Chorizator2003 -2
Cada vez que leo este tipo de post en T! o en Facebook lo único que logran es hacerme comprar los cohetes mas fuertes y peligrosos
@aquilex0
vos tenes 10 años verdad?
@VonKasper
Yo a mi perra le preparo unos dos litros de té de tilo ultra cargado con muchísima azúcar así está asquerosamente dulce y lo toma. Se lo doy frío alrededor de las 20hs y llegando a la medianoche si bien está despierta también está bastante sedada y la llevo al baño para que no le lleguen tanto los ruidos, y la pasa relativamente bien. Lo vengo haciendo desde hace unos 8 años y ningún problema, esto es algo natural, sin drogas raras ni químicos, y es ella misma quien toma lo que necesita. Se los recomiendo.