El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Las joyas de Cristina. Una locura.

Anuncios

Debido a la naturaleza delicada de esta información los comentarios están cerrados. Ya hubo demasiado enfrentamiento por causa de esta mujer.

Las joyas de Cristina. Una locura.

La denuncia, de un exrepresentante y dueño de una franquicia de Jean-Pierre, una famosa y emblemática joyería de Buenos Aires, involucra una abultada cantidad de dólares de la Presidenta, demuestra una evasión e involucra a Boudou en otra trama de corrupción, esta vez comprobable en forma directa con testigos y acusadores.

joyas

En un entramado que cruza el patrimonio presidencial, blanqueo, una dura interna de denunciantes y denunciados y hasta la participación del procesado vicepresidente Amado Boudou, se reveló el testimonio de un testigo que denunca que Cristina Kirchner compró joyas, a través de colaboradores, en Jean-Pierre, una reconocida joyería de la Avenida Alvear, por hasta “un millón por año” y “en negro”.

“Enrique y Claudia Stad, que son los dueños, se cansan de repetir que ella (por la Presidenta) compra ahí. Lo sé por ellos y por todos los que estaban ahí adentro”, asegura Sergio Hovaghimian, exrepresentante de Jean-Pierre. El joyero trabajó por más de 10 años con los Stad, tuvo una franquicia y fue el representante en Estados Unidos, según confirmó a la revista el propio Stad.

LAS JOYAS Y EL MECANISMO

“La que compraba siempre es la hija del 'Negro' Guerrero Marthineitz, el locutor. María Gabriela Guerrero Marthineitz se llama”, dice Hovaghimian a la revista. ¿A ella la vio en el local?, le preguntan. “Cincuenta veces. Estaba siempre ahí. (…) Nos conocemos bien. Hasta fuimos al teatro. Pregúntele”, contesta.

El joyero sostiene que también el exsecretario de Cristina, Daniel Muñoz -el hombre al que una exsecretaria K, Miriam Quiroga, relacionó con el traslado de vailjas llenas de supuesta plata negra en aviones que volaban a Santa Cruz- se encargaba de comprar para la Presidenta.

¿Cuánto compraba en joyas?, le preguntan a Hovaghimian. “Entre 500.000 y 1 millón de dólares por año”, confirma el joyero.

"Su debilidad son los collares de perlas, cuyo precio oscila entre los 80.000 y 120.000 dólares", dice el joyero.

“Empezó a comprar joyas después de haber enviudado, en el 2010. Y el que sabe bien todo, porque se encarga de estos movimientos, es Oscar Garín, el jefe de Seguridad de Jean-Pierre”, explica Hovaghimian, que, además, detalla el mecanismo: “María Gabriela Guerrero Marthineitz venía y elegía las joyas que Cristina había visto en los catálogos. Se las llevaba ella u Oscar Garín, el jefe de Seguridad. Garín después iba y cobraba la plata. Daniel Muñoz, el exsecretario de Cristina, era uno de los que le pagaba el dinero a Garín. En el mercado de las joyas todo es en dólares”.

El joyero, a pedido de la revista, identificó una serie de joyas que Cristina suele usar en sus apariciones públicas. Según dice, su debilidad son los collares de perlas, cuyo precio oscila entre los 80.000 y 120.000 dólares. Los aros, que también la apasionan, salen entre 4.500 y 10.000 dólares.

La Presidenta está entre los clientes de Jean-Pierre desde los tiempos en que Néstor gobernaba Santa Cruz.

BOUDOU TAMBIÉN

¿Hay políticos que no pagan?, pregunta la revista. Fuera de grabador mencionaba a Amado Boudou, le dicen. "No es digno de mención. Compró algo una vez, pero nunca pagó. ¡Si no le paga a nadie!", suelta Hovaghimian.


LA DENUNCIA Y EL PATRIMONIO

Según Hovaghimian, la Presidenta gastó hasta un millón de dólares por año, al menos en los últimos tres. En total serían unos 3 millónes de dólares, el equivalente a unos 25 millones de pesos (en cambio oficial). Según la Oficina Anticorrupción, la declaración jurada de Cristina Kirchner es de bienes por 55 millones de pesos.

0 comentarios - Las joyas de Cristina. Una locura.

Los comentarios se encuentran cerrados