El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

dos bebès en su pesebre

Anuncios

Es una historia que leì hace mucho y las comparto con ustedes, espero la compartan también sean de la religión que sean, yo no soy catòlico pero siempre esta historia me impresionò.


Dos bebes en su pesebre

Dos americanos respondieron a una invitaciòn del Dpto. de Educaciòn de Rusia, para enseñar Moral y Ètica en escuelas pùblicas, basadas en principios bìblicos.Fueron a un orfanato donde habìa 100 niños que habian sido abandonados y dejados en manosdel Estado. De allì surgiò esta historia:"Se acercaban las fiestas, los niños del orfanato iban a escuchar por primera vez la historia de la Navidad.

Les contaron acerca de Marìa y Josè llegando a Belèn, de còmo debieron ir a un establo,
donde el niño Jesùs naciò en un pesebre. Los chicos no contener su asombro. Una vez
terminada la historia, les dimos un cuadradito de papel a cada uno para que hiciera
un pesebre. Siguiendo las instrucciones, los chicos cortaron el papel, colocando las tiras
como paja. Unos cuadraditos de franela fueron usados para hacer la manta del bebè. De un
fieltro marròn cortaron la figura del niño. Mientras estaban atareados armando sus
pesebres, caminè entre ellos para ver si necesitaban ayuda. Lleguè hasta donde estaba el
pequeño Misha. Parecìa que habìa terminado su trabajo. Cuando mirè el pesebre quedè
sorprendido al no ver un solo niño, sino dos. Le preguntè por que habìa puesto dos bebès.

Èl, observando el pesebre, repitiò la historia seriamente hasta que llegò la parte donde
Marìa pone al bebè en el pesebre. Allì inventò su propio final y dijo " Cuando Marìa dejò
al bebè en el pesebre, Jesùs me mirò y me preguntò si yo tenìa un lugar para estar. Le
dije que no tenìa ni papàs ni tampoco lugar. Entonces Jesùs me dijo que yo podìa estar
allì con El. le dije que no podìa, por que no tenìa un regalo. Pero yo querìa quedarme
con Jesùs, por eso pensè que cosa tenìa que pudiese darle, se me ocurriò que un buen regalo
podrìa ser proporcionarle calor. Le preguntè:"Si te doy calor,¿ese serìa un buen regalo
para tì? Y Jesùs me dijo " Ese serìa el mejor regalo que jamàs haya recibido". Por eso
me metì dentro del pesebre y Jesùs me mirò y me dijo que podìa quedarme allì para siempre."
Cuando terminò su historia, sus ojitos brillaban llenos de làgrimas que empapaban sus
mejillas, se tapò la cara, agachò la cabeza sobre la mesa y sus hombros comenzaron a sacudirse
por el llanto. El pequeño huerfano habìa encontrado a alguien que jamàs lo abandonarìa.
Y yo aprendì que no son las cosas que tienes lo que cuenta en tu vida, sino a quien tienes".

Anuncios

0 comentarios - dos bebès en su pesebre