Las torturas más aterradoras de la edad media

Las torturas más aterradoras de la edad media



El rack amarraban brazos y piernas y comienzaban a estirar. De eso trata este sistema de tortura. Está compuesto por cuatro sujetadores para brazos y piernas de donde se sujeta firmemente al condenado y con el movimiento de una palanca se comenzaba a estirar el cuerpo hasta que se le desprendieran cada una de ellas.
tortura



La trituradora de cabeza era un método de tortura utilizado por la Inquisición española, entre otros. El mentón del torturado se colocaba encima de una barra inferior y la cabeza debajo de la tapa superior. El torturador giraba lentamente el tornillo, presionando la barra contra la tapa. Después, la cabeza se comprimia lentamente, rompiendo primero los dientes y después la mandíbula, causando una muerte lenta con un dolor insoportable. Algunas variantes de este dispositivo incluían pequeños contenedores que recogían los globos oculares cuando eran expulsados ​​de la cuencas oculares de las víctimas.

edad media


Tenedor de hereje Este dispositivo fue utilizado durante la Inquisición española. Es una barra de metal que tiene horquillas en cada extremo. El “tenedor” era colocado debajo de la barbilla de la víctima para perforarla (también dañaba la superior del pecho). No perforaba organos vitales, por lo que era poco probable ver morir a la víctima, pero sin duda este método de tortura era bastante duro.

aterradoras


Este gabinete de hierro fue hecho para encerrar una persona. Tenía una puerta que era abierta y cerrada a voluntad, por el verdugo. La puerta tenía hierros punzantes, como cuchillos y clavos que herían a la víctima hasta causarle la muerte.

torturas de la edad media


La cuna de Judas este tormento servia para las confesiones y consistía en un banco determinado en una puntiaguda pirámide de madera, sobre la cual, con cuerdas y cadenas, se obligaba a sentar al acusado.

Las torturas más aterradoras de la edad media


Tortura de la rata las manos y los pies de la víctima son atados, y su estómago se cubre con un recipiente de metal con una rata en el interior. El recipiente se calienta lentamente, y la rata rasga el estómago para escapar.

tortura



El toro de Fálaris Consistía en meter a los herejes dentro de una esfinge de bronce o hierro con forma de toro, quemándolos vivos. Esto divertía especialmente a los espectadores, ya que los alaridos de las víctimas se podían escuchar a través de la boca del toro, asemejándose a los mugidos de dicho animal.

edad media



Cinturón de San Erasno consistía en un collar, cinturón o brazalete provisto de pinchos en la cara interior y que se le pone al reo. Con cada pequeño movimiento (incluso la respiración) el collar araña e hiere la carne. El proceso de tortura es progresivo: en primer lugar, un dolor lacerante. Posteriormente se produce la infección, tras la cual se llega a la putrefacción y tras ésta, una gangrena que puede causar la defunción.

aterradoras


La Rueda a la víctima normalmente desnuda se le ataban las articulaciones al suelo, fijaban por medio de unas maderas y se le iban destrozando los huesos de estas uno por uno con la brutal rueda de hierro, cuando todos los huesos eran papilla únicamente mantenida por la carne y la piel que los envolvía se le ataba a la rueda para ser expuesto a la muchedumbre, durante días se sobrevivía entre grandes dolores.

torturas de la edad media

3 comentarios - Las torturas más aterradoras de la edad media

@Calebra
Las torturas más aterradoras de la edad media
esto es una tortura maquina....
@wellmapukun
de haber vivido esa epoca, hubiese agarrado un grupito y nos veniamos a america
@Ttima
Muy buen aporte, te llevaste mis +10