El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Cómo encriptar y asegurar datos sensibles

Anuncios

Cómo encriptar y asegurar datos sensibles





datos




1. Cifrado de discos duros y unidades Flash USB

A la hora de proteger la información almacenada en un disco duro completo o en una memoria Flash USB, hay diversas opciones. Las más radicales y efectivas son las que permiten cifrar el contenido completo de la unidad, haciéndola inaccesible si se conecta en otro equipo o no se introduce una determinada contraseña.

Una de las utilidades más conocidas y sencillas es BitLocker. Una herramienta que encontramos en las versiones Ultimate y Enterprise de Windows Vista/7, lo que por desgracia la deja fuera del alcance de muchos usuarios. Está ubicada en Inicio/Panel de control y es una utilidad realmente potente capaz de cifrar toda la información del disco duro aprovechando para ello el chip TPM que comentamos en Bloquea el acceso físico a tu PC. Para ello, basta hacer clic con el botón derecho del ratón sobre la unidad que deseamos cifrar, y pinchar sobre la opción Activar BitLocker. Lo bueno es que es un cifrado real de TODA la información del disco, por lo que acceder a su contenido fuera de nuestro PC (y su chip TPM) es prácticamente imposible.

Para los que utilicen Windows XP o no dispongan de las versiones antes indicadas, hay algunas utilidades gratuitas que pueden ser interesantes. Una de ellas es TrueCrypt, que permite crear unidad virtual encriptada o ci­frar la partición completa de una llave USB o un disco duro. Utiliza AES-256, Serpent y Twofish, y está disponible para Windows, Mac OS y Linux. Otra opción es Disk­Cryptor, la primera utilidad open source para Windows que permitía encriptar el disco completo. Tiene menos opciones que la anterior, pero resulta igual de segura. Una tercera alternativa es Free Compusec, la versión gratuita de Compusec e-Identity que encripta unidades completas, incluidos CD/DVD, discos extraíbles e incluso archivos enviados vía e-mail o FTP.

encriptar




sensibles


2. Protección por contraseña

Una alternativa a los programas de cifrado que hemos visto hasta ahora pasa por proteger los ficheros con contraseña. Así, programas comunes como Word, Excel, PowerPoint o Acrobat permiten fijar contraseñas que impiden la modificación y/o apertura de los ficheros, al tiempo que los codifican. Eso sí, no es una opción demasiado segura si la información a proteger es realmente importante, ya que existen algunas utilidades o servicios en Internet que permiten desencriptar el contenido de estos ficheros y averiguar su clave con mayor o menor dificultad.

Si queremos proteger un archivo con un cierto nivel de seguridad, y facilitar su apertura al máximo a usuarios no expertos, la solución pasa por el empleo del software gratuito 7-Zip o la utilidad de pago con versión shareware WinRAR. Estos dos desarrollos de compresión proporcionan cifrado AES (de 256 y 128 bits, respectivamente), utilizando una contraseña que garantice que su contenido solo será descomprimido por aquellos usuarios que la conozcan.

asegurar




Cómo encriptar y asegurar datos sensibles



3. Tratamiento independiente de archivos y carpetas

Una opción menos radical, sencilla y accesible es que, en lugar de cifrar toda una unidad de disco, solo protejamos de esta forma archivos o carpetas específicas. Esto tiene algunas ventajas, como el hecho de que nuestro equipo será algo más rápido (no tendrá que encriptar/desencriptar los datos cada vez que accede a disco) y fácil de reparar en caso de cualquier desastre. A cambio, y según la solución elegida, puede que la efectividad sea algo menor.

En el caso de Windows, desde la versión XP se ofrece de serie la función de encriptación EFS. Su activación es tan sencilla como hacer clic con el botón derecho del ratón sobre un fichero o carpeta concreto del disco o una unidad extraíble y pinchar en Propiedades. Después, iremos a Opciones avanzadas y marcaremos Cifrar contenido para proteger datos.

El problema de este método es que su nivel de seguridad es relativo. Su función es evitar que otros usuarios puedan acceder a los datos desde su sesión de usuario dentro del mismo PC o, en caso de copiarlos a una unidad extraíble, no puedan abrirse en otro ordenador cualquiera. Sin embargo, basta iniciar el PC con el mismo usuario que hizo la operación para sean accesibles. Y si no tenemos la contraseña, cambiarla es tan fácil como utilizar el famoso CD de arranque ERDCommander.

Algo más segura es Sophos Free Encryption. Esta utilidad gratuita permite encriptar fácilmente archivos de cualquier tipo. De esta forma, podremos cifrar ficheros independientes mediante una contraseña personalizada o carpetas completas comprimiéndolas previamente en un ZIP. Lo bueno es que podemos tratar uno o varios archivos para enviarlos por correo, volcarlos en un USB o dejarlos en un FTP y que, después, otra persona pueda recibirlos y desencriptarlos instalando esta misma utilidad y utilizando la contraseña original. De esta manera, es posible mover los ficheros mediante métodos comunes, pero estando totalmente seguros de que no podrá ser utilizado por nadie.

datos




encriptar



4. Encripta tu correo electrónico

A la hora de enviar e-mails hay que tener en cuenta que el correo electrónico es de los sistemas menos seguros que podemos encontrarnos. Incluso aquellos servidores que emplean conexiones cifradas SSL para comunicarnos con ellos desde nuestro cliente, luego retransmiten los mensajes a otros servidores utilizando el protocolo SMTP sin cifrar. Esto supone que los mensajes pueden ser interceptados en los filtros de correo o en las diferentes máquinas por las que pasan antes de alcanzar su destino, pudiendo leerse o descargar sus adjuntos.

Para los adjuntos tenemos la opción de cifrarlos, como veíamos en el punto anterior; pero, si queremos evitar que cualquiera pueda leer, nuestro mensaje no queda más remedio que recurrir a otras acciones. Hasta hace algunos años la mejor opción era el programa freeware PGP, aunque actualmente es de pago, teniendo su versión PGP Desktop Home un precio de 91 euros. No es una cifra muy elevada habida cuenta de sus prestaciones (cifrado de archivos, carpetas, correos, etc.), pero podemos ahorrárnosla con soluciones como Gpg4win.

Una vez instalado en nuestro PC ofrece, además de un plug-in que permite cifrar archivos directamente desde el Explorador de Windows, otro plug-in para MS Outlook que nos permite cifrar/descifrar todo el correo que manejemos desde este cliente. También cuenta con Claws Mail, un completo cliente de correo propio que podemos destinar exclusivamente a tratar mensajes cifrados. En todo caso, antes de comenzar a aprovechar sus funcionalidades, tendremos que crear un certificado seguro arrancando el programa GPA , que podemos encontrar en Inicio/Todos los programas/Gpg4win. Eso sí, cuando enviemos un mensaje cifrado, la persona que lo reciba ha de contar con este mismo software u otro compatible con OpenPGP para desbloquearlo con la frase secreta indicada.

Otra alternativa, aún más sencilla es Hushmail, un servicio de correo web que posibilita enviar mensajes cifrados incluso con adjuntos. Aporta diversas cuentas bajo sus propios dominios: la gratuita, con 2 Mbytes de capacidad pero totalmente funcional; y, a partir de 49,98 $/año, versiones con 10 Gbytes de almacenamiento y funciones avanzadas, como la integración con MS Outlook.


sensibles




asegurar




Cómo encriptar y asegurar datos sensibles

Anuncios

0 comentarios - Cómo encriptar y asegurar datos sensibles