Historia del Teclado Qwerty

Anuncios


Historia del Teclado Qwerty

QWERTY. Ese es el nombre que recibe el teclado que ahora mismo tenéis ante vosotros. Y su nombre proviene, como ya imaginaréis, de tomar las seis primeras letras de la primera línea del teclado.


Ahora bien, seguro que a más de uno os sorprenderá saber que no siempre ha sido así y que, de hecho, existen alternativas a esta disposición de teclas, cada una con sus propias razones de ser.


Todo comenzó con la invención de la primera máquina de escribir, obra de Christopher Sholes, un editor de periódicos de Milwaukee. Originalmente, la máquina creada por Soles tenían las teclas colocadas en orden alfabético. Cada letra estaba colocada al final de una barra metálica que se estampaba en el papel cuando la tecla correspondiente era pulsada.


Sin embargo, cuando un operario aprendía la disposición de la máquina y adquiría cierta velocidad, la máquina comenzaba a atascarse. La razón es que, si se presionaban sucesivamente teclas adyacentes, las barras de ambas letras se enganchaban, obligando al usuario a desatascarlas manualmente. Por tanto, había que encontrar una solución.


El teclado Qwerty:


Fue un socio de Sholes, James Densmore, el que le dió la idea de separar las letras que solían pulsarse sucesivamente. De dicha reordenación surgió la disposición de teclado Qwerty que, si bien algunos aseguran que fue creada para ralentizar la velocidad de escritura, otro afirman que en realidad contribuye a incrementarla, ya que mientras una mano escribe una letra, la otra mano se prepara para escribir la siguiente.


teclado


En 1874, Soles vendió la patente a Remington, que empleo dicha disposición en la fabricación de la primer máquina de escribir comercializada. Y a partir de ahí, dicha disposición se convirtió en un estandar de facto, empleandose en todas las máquinas construídas a partir de entonces.

Variantes del teclado Qwerty:


En la actualidad, la disposición Qwerty es practicamente uniforme a nivel mundial, al menos en lo que atañe a los alfabetos con caracteres románicos. Sin embargo, aunque la disposición general es la misma, algunas teclas cambian de lugar según el país en que nos encontremos. Veamos algunas de dichas variantes.


Teclado Azerty: es utilizado sobre todo en los países de habla francófona. La principal diferencia es que las teclas A y Z cambian de lugar respecto al Qwerty, así como el cambio de posición de la tecla M, que se coloca a la derecha de la L, en lugar de junto a la N.


qwerty


Teclado Qwertz: Esta variante es utilizada principalmente en centroeuropa, en países como Alemania, República Checa, Rumania, Croacia… La principal diferencia es el intercambio de los caracteres Y y Z. Además de esto se incluyen, evidentemente, los caracteres propios de cada idioma.


historia


Teclado Turco-F: Aunque el lenguaje turco emplea el alfabeto románico, su teclado tiene una disposición completamente distinta. Dicha disposición fue creada por İhsan Yener en 1955, tras un estudio de los caracteres más empleados en el lenguaje turco. A pesar de ello, la disposición Qwerty también se emplea ampliamente en Turquía.



;)
Teclados no románicos:


Los idiomas no románicos, como el árabe, el griego, el armenio, el ruso, el hebreo etc… emplean sus propias disposiciones de teclado, aunque en la mayoría de las ocasiones cuentan con una tecla para introducir caracteres románicos. Los signos en estos teclados suelen colocarse buscando su equivalencia sonora con los del teclado Qwerty, de forma que el proceso de adaptación sea sencillo.


En el caso de idiomas como el chino o el japonés, basados en ideogramas, el método de introducción de caracteres es mucho más complejo. Por ejemplo, en el caso del japonés, tras pulsar las teclas de los caracteres hiragana que construyen fonéticamente una palabra, tendremos que pulsar la barra espaciadora para seleccionar el kanji correspondiente de entre todos los posibles con la misma lectura.


Historia del Teclado Qwerty


No obstante, la mayoría de los teclados orientales cuentan en sus teclas con una doble impresión, con caracteres románicos junto a los propios del idioma en sí.
Otras disposiciones de teclado:



Dado el origen meramente aleatorio de la disposición Qwerty, a lo largo de la historia han surgido varios intentos de reemplazarla, escudándose en su mayor eficacia o adaptación a un idioma en concreto. Con el progreso de la tecnología y la desaparición de la limitación de pulsar teclas adyacentes, se abría la veda a la hora de crear disposiciones alternativas.


Todos los intentos hasta la fecha han sido infructuosos, dado lo arraigado que se encuentra el teclado Qwerty. Veamos dos de los casos más famosos y las ventajas que prometen.
El teclado Dvorak:


El teclado Dvorak o teclado simplificado Dvorak fue diseñado por los Doctores William Dealey y August Dvorak (de ahí su nombre), en los años 20 y 30. Es quizá la alternativa más famosa al omnipresente Qwerty.


teclado


El objetivo de este teclado era aumentar la eficiencia y mejorar el tecleo, mediante el estudio de las frecuencias de las letras y la fisiología de la mano. De este modo, las letras más comunes y los dígrafos deberían ser los más fáciles de teclear. Esto significa que deberían estar en la fila intermedia, que es donde descansan los dedos.


Por ello, en el teclado Dvorak, todas las vocales están pueden teclearse con los dedos de la mano izquierda, sin apenas mover la mano. Del mismo modo, las letras menos comunes debería estar situadas en la fila inferior, que es la que más cuesta alcanzar.


Asimismo, la mano derecha debería realizar la mayor parte del tecleado, puesto que la mayoría de las personas son diestras. Es por ello que la izquierda es la que teclea principalmente las vocales, mientras la izquierda se mueve más alrededor del teclado.



Como contrapunto, la adaptación a este teclado es complicada para quienes vienen del QWERTY, ya que 33 teclas cambian de lugar y 22 cambian de mano, provocando que deba reiniciarse el proceso de aprendizaje. Es por ello que el teclado DVORAK, a pesar de ser una de las distribuciones alternativas más antiguas, no ha tenido gran repercusión.


Entre los méritos del teclado Dvorak se encuentra el récord mundial de velocidad en mecanografía, que fue conseguido con uno de estos teclados.
El teclado Colemak:


El teclado Colemak es la distribución más actual creada hasta la fecha. Lleva el nombre de su inventor, Shai Coleman, que lo presentó como una distribución especialmente pensada para el idioma inglés en enero de 2006.


qwerty


La distribución de teclado Colemak está pensada con el objetivo de facilitar la escritura, colocando las letras de mayor frecuencia bajo los dedos más fuertes. De este modo, se pretende prevenir el síndrome del tunel carpiano, causado por movimientos repetitivos y duraderos, como el presionar teclas en una posición desfavorable. De esta manera se logra una escritura más rápida y confortable.


Como nota curiosa, el teclado carece de la tecla Bloq Mayús, debido a su poco uso. Eso sí, los atajos de teclado permanecen intactos respecto al teclado Qwerty.

Conclusiones:


Personalmente, nunca he visto ni probado un teclado con una disposición que no sea QWERTY. Puede que dicha disposición no sea la más cómoda, ni la más práctica, pero es a la que todos estamos acostumbrados y, afortunadamente, es practicamente un estándar. Si ya de por sí es molesto escribir con un teclado extranjero en otro país, imagináos si encima nos cambiaran todas las letras de sitio.

FUENTE ^^

comenten

7 comentarios - Historia del Teclado Qwerty

@Eloy
zxcvb
@aleman2006
qwerty





el teclado Dvorak es un claro ejemplo de qué no ganó por no haber sido el primero, quizás sea el más eficaz, pero no por ello se implementó, por eso rescato la importancia en ser el primero en inventar algo.





Muy buena y completa la info, una vez vi un documental en discovery o alguno de esos canales
@bluedevil +2
el teclado qwerty lo hizo alguien que tenia muchas faltas ortograficas:

la n cerca de la m

la v cerca de la b

la s cerca de la c y z



@Tosqui
bluedevil dijo:el teclado qwerty lo hizo alguien que tenia muchas faltas ortograficas:
la n cerca de la m
la v cerca de la b
la s cerca de la c y z



jajaja