epelpad

El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

7 leyendas urbanas de Android que son totalmente falsas

7 leyendas urbanas de Android que son totalmente falsas
Shout GifGIF

Google

apple



iphone

"Android fue creado por Google", "Android no es una plataforma segura" y "Los móviles Android tienen poca salida en la segunda mano" son, con diferencia, tres de las leyendas urbanas sobre Android más repetidas en la red -y en lo que no es la red-.

Que un sistema operativo tan popular como Android esté rodeado de tantos mitos resulta normal. Pero por mucha frecuencia con la que se repitan estas afirmaciones, eso no quita que se trate de pura y llanamente mitos que están muy alejados de la realidad.

Algunos de estos mitos se rebaten con mucha facilidad, pero otros requieren de mucha paciencia para que salga a la luz la verdad que esconden detrás. Muchos de los mitos, incluso, siguen generando discusiones entre los seguidores de este sistema operativo. En cualquier caso, todo ello forma parte de la ya abultada lista de mitos de Android.

Tan fácil resulta toparse con estas leyendas urbanas en la red que hemos decidido recopilar nada menos que 7 de las leyendas urbanas más repetidas sobre Android. Hemos decidido incluir de todo: desde datos equivocados sobre el origen de este sistema operativo hasta costumbres de uso del móvil que acaban siendo más perjudiciales que beneficiosas.

"Android fue creado por Google", mentira
verdades
Es quizás el mito que menos gente reconoce a primera vista. Todos relacionamos Android con Google, y simplemente no nos imaginamos el uno sin el otro. De hecho, lo más lógico sería pensar que este sistema operativo móvil nació en las coloridas oficinas de Mountain View. Pero la historia dice algo muy diferente.

Android no nació en las oficinas de Google. El sistema operativo más popular del mundo fue obra de Android Inc., una pequeña empresa de desarrollo de software que operaba en la sede de lo que en su día era -y todavía sigue siendo- el epicentro del boom de la tecnología de consumo: Palo Alto, California (Estados Unidos).
Tan pequeña era Android Inc. que fue fundada por solamente cuatro personas: Andy Rubin (el que aparece en la imagen), Rich Miner, Chris White y Nick Sears. La empresa empezó a funcionar en el año 2003, y su objetivo era desarrollar un sistema operativo para móviles basado en Linux.

Y vaya si los chicos de Android Inc. consiguieron desarrollar un sistema operativo móvil. Tan interesante era su proyecto que en 2005 esta pequeña empresa fue comprada por Google, el gigante del buscador que poco a poco estaba empezando a vislumbrar que el futuro de la tecnología cabía en el bolsillo. Dos años después de la compra, Google presentaba la primera versión de Android: Android 1.0 Apple Pie.

"Android no es seguro", mentira
mentiras
Raro es no escuchar cada semana a alguien afirmando que Android no es un sistema operativo seguro. Estas personas lo comparan con iOS, y aseguran que el sistema operativo móvil de Google tiene tantas vulnerabilidades de seguridad que supone una amenaza para los usuarios.

La realidad es bien diferente. Android sí es un sistema seguro, y no hay que dejarse engañar por los eventuales fallos de seguridad que se descubren en algunas versiones. En Android 7.0 Nougat han quedado corregidas la gran mayoría de las vulnerabilidades que se han descubierto en los últimos años, y cualquiera que tenga un teléfono con esta versión -o incluso con Android 6.0 Marshmallow, otra versión también bastante blindada- puede estar completamente tranquilo.

Bien diferente es el asunto de la fragmentación. Si bien las últimas versiones de Android corrigen prácticamente todos los problemas de seguridad críticos -y se actualizan frecuentement con parches que depuran cualquier fallo de menor importancia-, de nada sirve toda esta protección si resulta que todavía quedan millones de usuarios utilizando Android Jelly Bean, KitKat o Lollipop. Esas sí son versiones con importantes fallos, b

Pero todo eso no afecta a alguien que quiera pasarse a Android este año. Si vas a comprar un móvil de 2016, puedes estar tranquilo porque traerá una versión en la que no quedará ni rastro de los fallos de seguridad más importantes de la historia de Android.

"Por menos de 150 euros no compras ningún móvil decente", mentira
smartphone
Mucho han cambiado las cosas desde los años 2012 o 2013 en el mercado Android. Antes es cierto que era difícil encontrar un teléfono medianamente decente sin gastar más de 150 o 200 euros, pero ahora mismo hay alternativas muy interesantes por menos de 150 euros.

La entrada de nuevos fabricantes en el mercado de los móviles ha hecho que el precio medio haya caído en picado en cuestión de pocos años. Es cierto que para encontrar un móvil que ofrezca algo más que lo básico hay que dedicar 150, 200 o 250 euros a la inversión, pero cada uno de esos euros ahora se traduce en un terminal con unas características a años luz de lo que ofrecían móviles de ese mismo precio hace años.

Y para muestra, un botón: en 2012 llegó a España el Galaxy Ace 2 con un precio que rondaba los 320 euros; ahora mismo, por menos de 320 euros podemos comprar terminales de la talla del Moto G4 Plus (234 euros), el Huawei P9 Lite (250 euros) o el Nexus 5X (275 euros).

Por menos de 150 euros, lo que encontramos ahora mismo son terminales de la talla del Moto G4 Play (148€) o BQ Aquaris A4.5 (125€). Nada del otro mundo, pero más que suficiente para durar años en manos de un usuario que solamente quiera el móvil para tareas básicas.

Eso por no hablar de las alternativas chinas. Si se amplía el abanico de la compra a marcas como Xiaomi o Meizu, las alternativas alrededor de los 100 euros que se pueden encontrar cumplirían los requisitos incluso de los usuarios más exigentes. El Xiaomi Redmi 4 con procesador Snapdragon 625 y 2 GB de RAM por unos 100 euros es el mejor ejemplo de ello.

"Los Android no valen nada en la segunda mano", mentira
samsung
Es habitual escuchar a personas quejándose de que su móvil Android ha perdido mucho valor en el mercado de segunda mano, y algunos directamente aseguran que les compensa más dejarlo en el cajón que venderlo tras un año de uso.

Si bien hay que reconocer que es difícil vender a un precio razonable un terminal Android que nuevo haya costado 150, 250 o 300 euros, en la gama alta la situación de la compra/venta es muy diferente. Un Samsung Galaxy S7 que nos cuesta unos 534 euros en Amazon podemos venderlo después perfectamente por 400 o 450 euros en una página de productos de segunda mano. Perdemos dinero en la operación, es evidente, pero sigue siendo un precio de venta muy razonable.

Lo importante es realizar la venta en el primer año de vida del teléfono. A partir de ahí, el valor del móvil va a empezar a caer en picado en el mercado de la segunda mano por la sencilla razón de que los terminales con Android acostumbran a recibir importantes renovaciones cada dos o tres años. Y eso por no hablar de las alternativas que en ese periodo de tiempo han lanzado a diestro y siniestro los fabricantes de la competencia.

Los buques insignia se venden bien en la compra/venta de productos usados, pero sí es cierto que el tiempo es un factor que juega muy en contra de los móviles con Android.

"Las mejores aplicaciones llegan primero a iOS", mentira
Android
Dicen las malas lenguas que Android es un sistema operativo de segunda en lo que al lanzamiento de nuevas aplicaciones se refiere. Primero está la App Store, y en segundo lugar viene Google Play.

Eso, para empezar, choca de frente con las cifras de cuota de cada sistema operativo que se manejan en los móviles. En España, más del 90% de los móviles que se venden cada trimestre corresponden a terminales con sistema operativo Android. Si una aplicación quiere tener la máxima popularidad, su lanzamiento en la tienda de Google Play es un requisito imprescindible.

Es cierto que se dan casos de aplicaciones que llegan primero a iOS y después, tras algunas semanas, desembarcan en Android; muchas aplicaciones incluso nunca llegan a la tienda de Google Play. Pero se trata de casos puntuales, y los desarrolladores son los primeros interesados en que su aplicación esté disponible en cuantas más plataformas mejor.

"En Android estás obligado a usar las aplicaciones de Google", mentira
IOS
Siguiendo en la línea de los mitos sobre las aplicaciones en Android, otra afirmación también muy repetida es la de que en este sistema operativo hay que utilizar sí o sí las aplicaciones de los servicios de Google. O aceptas utilizar Chrome, Gmail, Google Maps y Google Fotos, o no podrás aprovechar tu móvil... dicen las voces críticas.

Pese a que todos los móviles con Android deben traer necesariamente las aplicaciones de Google preinstaladas en el sistema (y la Comisión Europea ya ha acusado a Google de monopolio por ello), eso no quiere decir ni de lejos que haya que utilizar obligatoriamente las aplicaciones de Google para todas las tareas. Ni para todas ni para una única tarea, en resumen.

Si no te gusta Gmail, puedes recurrir a Outlook o Yahoo Mail (aunque quizás este último no sería tan recomendable...); si no te convence Chrome, ahí tienes Firefox, Opera y otros tantos navegadores alternativos; y así con cualquier aplicación que venga preinstalada en tu móvil.

En resumen, obligación a utilizar las apps de Google en un móvil con Android no hay ninguna en absoluto.


"Es que Android es muy complicado", mentira
7 leyendas urbanas de Android que son totalmente falsas
La excusa que acostumbran a utilizar los usuarios de un iPhone para no pasarse a Android, incluso aunque se sientan atraídos por el diseño de móviles como el Samsung Galaxy S7 Edge, el Huawei P9 o el propio Google Pixel, es que Android es muy complicado.

Estas personas realizan su afirmación teniendo en mente la interfaz de iOS: una única pantalla principal en la que solamente aparecen los iconos de las aplicaciones, sin widgets ni añadidos de ningún tipo. Es cierto que pasar de iOS a Android requiere acostumbrarse a una interfaz diferente, pero de ahí a que sea más complicado hay un mundo de distancia.

Android no es complicado. Desde hace años, versiones como la de Lollipop, Marshmallow o Nougat traen un diseño de interfaz estándar al que resulta muy fácil adaptarse independientemente del sistema operativo del que se proceda. Puede que Android 4.2 Jelly Bean fuera de todo menos amigable, pero el tiempo ha desmontado por completo la leyenda urbana de que Android es difícil de utilizar.

Lo que sí es complicado lo es son las capas de personalización, y no por su diseño, sino porque cada fabricante introduce una capa diferente en sus móviles. De ahí que para un usuario primerizo haya tanta diferencia entre el aspecto de la interfaz de un Samsung Galaxy y un Huawei; pero, a poco que uno haya estado utilizando Android, es muy fácil acostumbrarse a las peculiaridades de cada capa.

Y si uno quiere empezar en este sistema operativo con la experiencia más cercana al Android puro posible, nada como adquirir un terminal de Google con la última versión de Nougat.


PD: YO UTILIZO iOS XD





mitos


Google
apple

10 comentarios - 7 leyendas urbanas de Android que son totalmente falsas