El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

la verdadera historia de los vampiros

Sediento de sangre humana, no existe otra criatura en el bestiario de lo fantástico tan popular como el vampiro. A pesar de que hoy día a nadie se le ocurriría creer en su existencia, al menos tal y como los conocemos en las películas, el vampiro sigue estando muy presente en el cine, televisión y literatura de nuestros días. Y es que la figura que todos tenemos del vampiro, ese caballero aristocrático con poderes sobrehumanos en busca de sangre de bellas doncellas, no deja ni dejará nunca de tener su encanto ni su gancho novelesco y cinematográfico.

Aunque es muy típico oir que la primera novela de vampiros fue escrita por Polidori durante aquel encuentro de amigos en el que se retaron a escribir el cuento de terror más espeluznante (del que salió 'Frankestein' de Mary Shelley), lo cierto es que existen obras anteriores. Lucius Apuleius, escritor y filósfo romano que vivió entre el 125 y el 180 escribió un relato titulado "De asino aureo" en el que cuenta la historia de dos hermanas malditas que beben la sangre de un hombre llamado Sócrates. Tapan su herida con una esponja para que no se de cuenta, pero cuando se agacha para beber agua de un río esta se cae provocándo que pierda la poca sangre que le quedaba. Relatos de vampiros existen incluso en libros como 'Las Mil y Una Noches'.

El origen de la palambra 'vampiro' es eslavo. Significa algo a medias entre ser volador, bebedor-succionador y lobo. Fue el movimiento romántico el que cambió la i por una y, asociando lo que hasta entonces era mitología popular en un tema de conversación en salones y castillos. Sin embargo, por todo el mundo existen infinidad de palabras que denominan a diferentes clases de vampiros: assabonsan, assiman u obayifo en África; aswang, bhuta, kappa, chedipe, bramahparusa, y otras más en Asia; asema, camazotz, jaracaca, sukuyan y otras en América; dhampir, lamia, neuntonter, upír o ustrel y otras en Europa; dakhanavar o ghoul en Oriente Medio. Y también la palabra vampiro tiene traducción idéntica en multitud de países: vampyr en Serbia, pamgri en Hungría, danag en Filipinas, kosac en croata, upir en ruso y muchísimas más.

Las características de los vampiros suelen variar mucho según el lugar, pero todos suelen tener en común el hábito de succionar sangre a personas o animales, aunque hay algunos que comen otras cosas: por ejemplo, el ubour búlgaro come estiercol. Hay vampiros que son eternos y otros que tienen una vida de 40 días. Por lo general, hay tantos tipos de vampiros como culturas que los han tenido.Desde el Ekimu babilónico hasta el Kuang-Shi chino o el Motetz Dam de los hebreos, el Mormo de la antigua Grecia y Roma hasta el má s familiar Nosferatu de Transilvania. El vampiro típico de centro-europa se caracterizaba por su aspecto putrefaco, su nariz puntiaguda, dientes afilados y sus orejas puntiagudas, muy al estilo del vampiro de la película 'Nosferatu' y muy alejado del aristócrata con clase que nos presentó Stoker. Es muy posible que el origen del mito en centroeuropa viniese dado por la gran cantidad de personas que fueron enterradas vivas equivocadamente. Dada la cantidad de epidemias que asolaban Europa, era muy típico que los muertos fuesen enterrados cuanto antes, lo cual hacía que en algunos casos enfermedades como la catalepsia, que produce un estado de letargo difícil de distinguir de la muerte real, provocasen enterramientos equivocados. Si alguno de estos desafortunados lograba salir de su tumba muchas veces era tomado por un ser demoniaco.

Un personaje mitológico muy interesante es el de Lilith. En textos apócrifos del Génesis aparece como la primera mujer, incluso antes que Eva. A diferencia de Eva, que fue hecha de una costilla, Lilith fue hecha de la misma manera que el hombre. Por un enfrentamiento con Adán sobre quien debía estar encima en el lecho (argumentando que tenía los mismos derechos que él) maldijo el nombre de Dios y se marchó al Mar Rojo. Allí se le permitió permanecer como madre de los demonios hasta que Caín, tras haber matado a Abel, llegó y recibió la enseñanza de Lilith sobre el poder de la sangre.

Fue ella el demonio que en forma de serpiente convenció a Adán y Eva para que mordieran el fruto prohibido. Caín tuvo hijos con Lilith que se convirtieron en hordas de vampiros. Es por esto que Lilith está considerada madre mitológica de todos los vampiros, así como es vista por algunos como el primer ejemplo de feminista.

A lo largo de la historia ha habido diversos personajes reales que han sido calificados de vampiros por distintos motivos. La Condesa Elizabeth de Bathory se dedicaba a bañarse en sangre de jóvenes doncellas vírgenes porque creía que el secreto de la juventud estaba en la sangre. Peter Kurten, conocido como 'El Vampiro de Dusseldorf'' (que dió lugar a la famosa película de Fritz Lang), extraía la sangre de niñas hasta no dejar ni una sola gota.

Curiosamente, el personaje histórico relacionado con el vampirismo más conocido no tuvo nada que ver con ellos. Aparte de su mal carácter (algo muy discutido por los rumanos) Vlad III Tepes (que significa "Empalador", no tenía nada que lo relacionase con el vampirismo. Sin embargo, fue el personaje histórico que inspiró a Stoker su tan famoso Drácula. Tepes era hijo de Voivoda Vlad II, caballero de la Orden del Dragón (que en rumano se dice 'drac'). A Tepes lo llamaban Drácula, ya que si drac significaba dragón, draculea (luego se acortó) significaba hijo del dragón. Su valiente y victoriosa defensa de Valaquia, una parte de Transilvania, frente a los turcos, lo convirtió en un héroe nacional, algo así como "El Cid" en España. Aún hoy día Stoker sigue siendo visto como un personaje bastante indeseable por los rumanos.

Bela Lugosi, el actor que interpretó a Drácula en la primera película 'oficial' ('Nosferatu' fue anterior pero no pagó derechos de autor) también terminó sus días creyendo ser un vampiro. Además de en el cine, Lugosi interpretaba a diario la obra de teatro, lo cual pudo ser el desencadenante de su demencia. Se dice que en sus últimos días no quería salir a la calle por si lo mataban los rayos del sol, y también que el día en que murió vieron salir a un murciélago por la ventana de su habitación del hospital.

También existe otra leyenda sobre el actor que interpretaba a Drácula en 'Nosferatu'. Max Shreck fue un personaje desconocido, posiblemente el seudónimo bajo el que se escondía otra persona. Se dice que pudo ser el mismísimo director, Murnau, pero también hay quien dice que fue un vampiro auténtico. Sobre este tema existe una película bastante reciente titulada 'La Sombra del Vampiro'

Totalmente alejado del Drácula histórico, el Drácula literario se caracterizó por su impresionante porte aristocrática, sus dotes paranormales de seducción y otras habilidades no humanas: extremadamente fuerte, capaz de transformarse en multitud de cosas, etc... La figura literaria del vampiro a lo largo del siglo XX quedará definitivamente marcada por Drácula, que será algo así como el prototipo de vampiro estándar, haciendo que relatos anteriores de vampiros parezcan estar hablándonos de cualquier cosa menos vampiros.

Pero no sólo Stoker trazó la figura del vampiro del siglo XX. La cinematografía popularizó nuevas reglas para la vida del vampiro: por ejemplo, su muerte inevitable al ser expuesto a los rayos del sol (algo contradictorio a la novela de Stoker, donde se decía que podía caminar aunque era más débil que una persona normal y perdía sus poderes). Anne Rice en sus 'Crónicas Vampíricas' nos introdujo a unos vampiros con emociones humanas, hasta el punto de que la mayoría de ellos terminaban suicidándose al no poder hacerse a la idea de su condición. La figura del cazavampiros también ha sufrido un cambio: de tener a unos vampiros casi indestructibles hemos pasado a verlos masacrados en películas como 'Blade', 'Vampiros', 'Abierto hasta el amanecer' o en la serie de televisión 'Buffy, cazavampiros'.

Durante las próximas ediciones de "Estigia" iremos analizando la figura de estos seres. Conoceremos sus orígenes histórico-mitológicos y literarios, repasaremos algunos personajes considerados vampiros a lo largo de la historia y trataremos algunas de las obras literarias, cinematográficas e incluso juegos de rol más importantes relacionados con el fenómeno del vampirismo.

Anuncios

11 comentarios - la verdadera historia de los vampiros

@Lucianosoda
La verdad loco, muy completo...

Copadisimo!!!

Lucho
@industrial_goth -1
Bueno en relación al vampiro creo que te falto la porfiria que es una enfermedad congénita que da a la sangre y en general te deforma, el vampirismo en si significa en su idioma original bebedor de sangre que hasta ahora no se sabe de donde proviene pero fue en algún país de Europa creo que para hablar sobre el vampiro tu tesis es demasiado corta ya que por esta historia muchos cineastas de la época comenzaron a especular y a tergiversar el vampirismo se dice que bram stoker también era un vampiro pero lo que el quería, en su locura era ser inmortal y creo este libro ya que por esas fechas era muy poca la cura que se le podía dar al vampirismo en si ahora con los avances de la medicina se puede controlar a tiempo la porfiria sino seria un caos en estos tiempos, bueno eso ya que no me gusta tener que dar explicaciones a absurdos como tu que creo que poco a tomado libros de historia y poco debe leer, gracias.