Reglamento oficial de Truco [no mas engaños]

Anuncios

Reglamento Oficial del Truco

Reglamento oficial de Truco [no mas engaños]

]BARAJA.

Para este juego se usa la baraja típicamente llamada española de 40 cartas. Las hay de 48, que incluyen el ocho y el nueve, con las cuales se lo podría practicar también, pero su uso no se ha generalizado. Cada jugador recibe tres cartas alternadamente, repartidas hacia la derecha.

TANTOS.

El uso corriente ha hecho que las partidas se jueguen a treinta tantos. Esto no impide que se eleve o disminuya esa cantidad sin que por ello varíen sus condiciones o características.
Los primeros 15 tantos se llaman malos y los 15 restantes buenos.
Para mayor facilidad en los cómputos y mejor visibilidad, se agrupan de a cinco: a ley de juego como se le llama.

LA PARTIDA.

Si se juega a 30 tantos únicamente, esa cantidad representa un partido, Pero si se juega con revancha, los primeros 30 tantos forman un chico, los otros 30 tantos otro chico, y en caso de empate, se juega un tercer chico, llamado bueno, con el cual se adjudica el partido a aquél que o ganara.

NÚMERO DE JUGADORES.

En una partida pueden intervenir dos, tres, cuatro, seis, ocho, diez y hasta doce jugadores, ya que a tres barajas por persona aún sobrarían cuatro cartas en este último caso. Sea cual fuere el número de jugadores, la partida se desarrolla entre dos bandos y no más, de la manera siguiente:
ENTRE DOS jugadores, o partido sencillo, uno contra otro.
ENTRE CUATRO jugadores, partida corriente, dos contra dos, y se colocarán en forma alternada, o en cruz, como se dice generalmente.
ENTRE SEIS, o partida combinada, tres contra tres. Se la denomina combinada porque se comienza jugando un bando contra otro, solidariamente los componentes de cada uno (mano general o redonda), para continuar a la vuelta siguiente jugando individualmente cada jugador con su contrario, sentado en lugar opuesto, (mano de punta, de pica o cuadrada). Así se alternan las dos formas hasta faltar 5 tantos para la terminación del partido, pues desde entonces todas las manos siguen como al comienzo, es decir, mano general o redonda. En la vuelta de punta o pica juega primero aquél que sea mano en ese momento, y continúa el siguiente hasta que todos hayan intervenido. Los tantos ganados por cada uno engrosan los obtenidos anteriormente por el bando al cual pertenecen. La colocación de los adversarios es alternada como en la de cuatro jugadores.
Cuando se juega el pica pica todos los demás jugadores deben permanecer ajenos a la partida en ese momento. El que hablara para aclarar un error del bando contrario o del propio, hace perder al suyo los tantos jugados y los del truco si no lo fueron aún.
ENTRE OCHO corren las mismas disposiciones que para seis.

PARTIDA DE GALLO.- Juegan dos contra uno, y hace de gallo aquél que juegue contra lo otros dos. El gallo tiene el privilegio de darse cuatro cartas para elegir de ellas tres y descartar una sin que sea mirada por los demás. Hay dos clases:
GALLO FIJO es cuando siempre hay un mismo jugador en contra de otros dos. En este caso los tantos de la pareja forman un fondo común, como si fueran un mismo jugador.
GALLO POR TURNO es cuando se van alternando en la función de gallo, siéndolo aquél a quién le corresponda dar las cartas. En este caso los tantos obtenidos por la pareja se anotan a cada uno de los que la componen, ya que a la vuelta siguiente no serán compañeros.
Cuando el gallo deba cobrar tantos según los que le falten a los que van de compañeros, se entiende que se tomará en cuenta los del que sea mano en ese momento. Esto para el caso de una falta envido o contraflor al resto.



LOS COMPAÑEROS.

Cuando juegan dos adversarios, lo único que corresponde es saber quién dará las cartas. Para ello cada uno hace un corte, mostrando la carta de abajo y la mayor da. Para este caso el Rey es la más alta y el As la menor. Cuando la partida es por parejas y para el caso de no estar determinadas previamente, se procede a repartir cartas, boca arriba, a cada uno de los participantes. Los que reciban los primeros dos, tres o cuatro Reyes serán compañeros, según sea la partida entre cuatro, seis u ocho. Lo común es entre cuatro o entre seis. Dará cartas el que recibe el primer Rey.

EL CORTE.

Barajadas las cartas, corta el de la izquierda del dador, y debe hacerlo dejando por lo menos tres cartas en la mesa. En el truco no se permite el “golpe” sin corte.

EL TANTEO.

Es la operación de repartir los tantos ganados al final de cada vuelta. Antes de repartir las cartas se designará en cada bando al encargado de hacerlo, y no podrá efectuarlo otro. Tratándose de campeonatos podrá efectuar la operación un juez nombrado al efecto o, de otra manera, el encargado en un bando servirá a los del contrario y viceversa. Los tantos se colocarán abiertamente sobre la mesa para que todos los vean y verifiquen, ingresando al pozo de cada uno previa aceptación de las partes.


Reglas generales.


IRSE A BARAJA.

Cuando un bando, sin jugar carta alguna, tira sus cartas sin haber hablado o apostado, el bando contrario se anota dos tantos, uno del envido y otro del truco, y no muestra sus cartas, salvo en el caso de tener flor, en que cobrará cuatro tantos: tres de la flor y uno del truco. En las partidas de compañeros se anotarán tres tantos por cada flor, además de uno por el truco.

En las partidas de compañeros pueden irse a baraja los que deseen, siempre que queden uno de cada bando para competir. Con esto en nada se alteran las reglas y contingencias del juego.

El que hubiese cantado flor, o envido, no puede irse a baraja sin mostrar previamente las cartas que acrediten lo manifestado.



CARTA JUGADA.


Es aquella que ha sido puesta en su totalidad sobre la mesa y separada de la mano. No puede ser retirada para cambiarla por otra. Dos cartas superpuestas sobre la mesa, colocadas al mismo tiempo, significa que la de abajo fue jugada en primer término.

CARTAS JUGADAS EN CADA BAZA.

Deben permanecer boca arriba frente a cada cual que las jugara; así se evitan confusiones y se controlan los descartes, al igual que la comprobación de los tantos y envites.

CARTAS DE MÁS.

El que tiene cartas de más debe avisar antes de jugar. Si advierte el error después de comenzar el juego pierde los tantos jugados y los que falten aún. Lo mismo será: uno de envido y uno del truco.


CARTAS DADAS VUELTA.

Si una carta se da vuelta al repartirlas, el jugador afectado podrá decidir si la acepta o si vuelve a dar el mismo que lo hiciera. La aceptación o rechazo optativo se llevará a cabo siempre que la carta vista sea una negra (Rey, Caballo o Sota), un Cuatro, Cinco, Seis, o un Siete de copa o basto, es decir cartas de poco valor para el Truco. Tratándose de cartas bravas como el As de espadas o de bastos, el Siete de espadas o de oros, los Tres, Dos, o Ases, automáticamente volverán a repartirse las cartas.

CARTAS VISTAS.

Después de ver las cartas y antes de jugar, todo lo que es diga tiene valor para el juego, aunque haya sido dicho sin intención o distraídamente, quedando los contrarios con el derecho de aceptar, aumentar, o negarse a la propuesta.
El jugador que tuviere las tres cartas en la mano está en juego ya, y todo lo que diga vale. No es necesario que las haya visto realmente, esto es difícil den constatar y puede prestarse a discusiones. Su tenencia en la mano debe interpretarse como que han sido vistas. Después de jugada una carta todo lo relacionado con la flor o el envido no tiene valor alguno si es dicho de primera intención, pero sí lo tiene con respecto al envido si es contestación a otra invitación de los contrarios.

MANO.

Es el jugador que inicia el juego y el primero en cantar los puntos en los envites queridos. En ningún caso defiende, por su posición, la “mano” de su compañero. A igualdad de puntos para “flor” o “envido”, y de cartas para el “truco”, es “mano” el que primero jugó su carta, de acuerdo al orden o turno de juego.

ACEPTACIÓN DE LOS ENVITES.

En el envido los envites deben ser cerrados o aceptados con la palabra quiero, si se acepta, y no quiero, si se rehuye el envite, pero si se revida o aumenta la propuesta, dicho rebote significa la aceptación de lo anterior; sin embargo, y en última instancia, alguien debe cerrar en la forma indicada al comienzo. En la flor y en el truco las condiciones son distintas. A una flor se contesta con otra, o sólo se dice es buena, si no se tiene nada.
Para la parte del truco no se puede hacer un aumento del retruco o vale cuatro sin haber cerrado previamente con quiero la primera propuesta, de lo contrario esos rebotes carecen de valor alguno.
En los envites quedan prohibidos los términos que se prestan a equivocación, los diminutivos y parecidos: “quieto”, “quiebro”, “trufo”, “florcita”, etc. Debe decirse claramente y como corresponde: quiero, truco y flor, y los demás términos usuales establecidos. En campeonatos, cualquier equívoco se tomará como real invitación de juego. Debe pronunciarse todo en voz alta y clara para ser tenidas en cuenta.

ENVITES DOBLES.

En los casos en que se haga un envite doble, si se acepta o se rechaza todo, con decir quiero, o no quiero, bastará. Si únicamente se acepta una parte del envite, se procederá a decir: paso tal cosa y quiero tal otra. Suponiendo que se dice envido y truco, se contesta: paso el truco y quiero el tanto, o sea el envido. Puede decirse también, paso el envido y quiero el truco, si fuese a la inversa. Pronunciada la palabra quiero en primer lugar se considera aceptado el envite doble, aunque luego se agregue paso para otra de sus partes.

EL CANTO.

En cualquiera de las combinaciones donde haga falta cantar los puntos, ya sea en el envido o en la flor, la cantidad manifestada en primer término es la que vale y no puede corregirse ya, teniendo todas las consecuencias inherentes al juego. No valen equivocaciones, distracciones o frases ajenas a la partida, que para el caso se toman como reales.


De la Flor.

La flor está formada por tres cartas del mismo palo, y vale tres tantos. Ningún palo de la baraja (espadas, copas, bastos y oros), tiene mayor valor que otro.


VALOR DE LAS CARTAS.

Cada carta vale por el número que lleva. El As vale uno, el Dos vale dos, y así sucesivamente el Tres, Cuatro, Cinco, Seis y Siete. Las figuras, o negras, (Sota, Caballo y Rey), no tienen valor alguno para ser computado en el total a formarse con las tres cartas. Para cantar una flor se suma el valor de las cartas denominadas blancas, (desde el As hasta el Siete), y al total obtenido se le suman veinte puntos.

EJEMPLO.- El As, el Dos y el Tres de bastos suman seis, más los 20 puntos que se agregan, dan una flor de 26 puntos.

El Tres, el Cinco y el Siete de oros suman quince, más los 20 que se agregan, forman una flor de 35 puntos.

El Cuatro, el Seis y la Sota de espadas suman diez, más los 20 que se agregan dan una flor de 30 puntos.

La flor más grande está formada por el Cinco, el Seis y el Siete, y vale 38 puntos.


FLOR DE FIGURAS.

Es la menor de todas y vale 20 puntos y no 30 como algunos jugadores pretenden, por creer que es más difícil juntarse con las tres figuras de un palo, sin reparar que matemáticamente existe la misma dificultad en obtener otras cartas cualesquiera.

PENALIDADES.

Teniendo las tres en la mano, aquél que canta la flor sin tenerla, aunque fuera por equivocación o en conversación ajena al juego, pierde cuatro tantos, 3 de la flor y uno del truco, pues en estos casos se da por finalizada la vuelta.

Si después de cantar flor, y habiendo pasado ya a la parte del truco, se comprobara que no existe dicha flor o que se cantaron mal los puntos, el que incurriera en esa falta pierde tres tantos de la flor y todos los correspondientes al truco, sean cuantos fueren y aunque los hubiere ganado.

El que cantara flor y luego se fuera a baraja sin mostrarla, pierde los 3 tantos de la misma y los del truco también.

Pierde los 3 tantos de la flor y los correspondientes del truco, el que teniendo flor la niega y los contrarios descubren que la tenía.
Si un jugador ha cantado “flor” y no la tiene, se pierden las otras del mismo bando y además los tantos del “truco”.

PIDO FLOR.

El que tiene flor puede decir a su contrario: pido flor, cuando sospecha que ha sido negada por aquél, quien puede haberlo hecho por ser ésta muy chica para competir con otra cantada en esa vuelta, o por tener muchos puntos para el envido y pienso con ello sacar varios tantos.
El jugador preguntado sólo mostrará las cartas al final; dos de ellas de distinto palo, con lo cual quedará cumplido, o en su defecto las tres.
El que tiene flor y pide flor está en su derecho. Si no hay flor y se pide flor se pierde un tanto en caso de no comprobarse la infracción, y se ganan los establecidos para el caso de haber sido ganada

SALIDA CON FLOR.

Si con el canto de “flor” un bando sale, no se juega el “truco”.

DIVERSAS COMBINACIONES DE FLOR.

1°) FLOR SIMPLE.- Cuando un jugador de un bando canta flor y el contrario no tiene, éste no contestará nada, y el que cantó se anota 3 tantos. Si varios jugadores de un mismo bando cantan flor y los contrarios no, se notará, 3 tantos por cada flor cantada.

2°) FLOR Y FLOR.- Un jugador canta flor y otro contrario responde flor también; si el primero no agrega nada, es decir, si no hace un envite mayor, los jugadores siguen con la segunda parte del juego, el truco, y después de terminar la mano se muestran los puntos de cada flor; la mayor se anota 6 tantos, 3 de cada una. Esta contingencia ocurre cuando los adversarios, no muy seguros de su flor, prefieren evitar consecuencias mayores y dilatan el canto y la solución definitiva para el final. Si varios de un bando, o de ambos, cantan flor en estas condiciones, se anota la suma de todas ellas el bando ganador.

3°) FLOR Y CONTRAFLOR.- Un jugador dice flor y su contrario contraflor; el primero, si no aumenta el envite debe contestar en el acto, si acepta, respondiendo quiero, y ambos cantan sus puntos; el ganador se anota 6 tantos. Si no acepta la contraflor dirá: no quiero, o también: con flor me achico; nadie canta sus puntos y el ganador obtiene 4 puntos, 3 de la flor y 1 de la flor contraria achicada.

4°) CONTRAFLOR AL RESTO.- Esta invitación puede hacerla de primera intención cualquier jugador que tenga flor, o como contestación a otra del adversario. En el primer caso, si nadie contesta nada vale como una flor simple. Pero si alguno tiene flor debe contestar aceptando o achicándose. Si acepta se cantan los puntos y el ganador se anota 6 tantos de las dos flores y además (por el resto) los tantos que le falten al que va adelante para terminar el partido. Achicándose son 4 tantos: 3 de la contraflor y 1 de la achicada.

5°) FLOR, CONTRAFLOR, CONTRAFLOR AL RESTO.- A un anuncio de flor, el contrario opone la suya como contraflor, y el primero sintiéndose fuerte, o deseando impresionar, responde contraflor y el resto. Si se acepta, son 6 tantos, más los que le falten al puntero para terminar. Si no se acepta son 6 tantos solamente.
NOTA: Jugando de seis, en la vuelta “pica a pica”, la “Contraflor al Resto” vale 6 tantos.

FLOR MÚLTIPLE.

En las partidas de cuatro o de seis, cuando se cantan varias flores por ambos bandos, si es querida se suman todas y si un bando se achica se suman las del bando ganador más un tanto por la achicada del bando contrario.

Del Envido.

Si ninguno de los jugadores tiene flor, puede jugarse el envido, pero no es obligación, por mejores cartas que se tengan.
Las cartas para el envido, tienen el mismo valor que para la flor, y cuando se debe cantar se agregan 20 puntos como aquélla, en los casos, únicamente, que se tengan dos del mismo palo. Así, teniendo un Dos y un Cuatro de oros, que suman seis, se dirá 26. Las figuras o negras no valen nada. Así, un Cinco y una Sota de copas suman 5 y se canta 25. Dos figuras valen cero, más los 20 que se agregan se canta 20.
Como esta parte del juego se presta para mentir, no hace falta tener dos cartas del palo para poder envidar. Cuando se debe cantar y no se tienen dos cartas del mismo palo, se nombrará la carta mayor de las blancas (desde el As hasta el Siete). Así. El que tenga un Dos, un Cuatro y un Siete, cantará un Siete. Si las tres son figuras de distinto palo, nombrará la mayor, es decir, el rey. En caso contrario dirá un Caballo, o si no, una Sota.
La carta mayor que se acuse gana los tantos puestos en juego. Entre figuras el punto menor es una Sota y el mayor es 20, formado por dos figuras del mismo palo. Entre las cartas blancas el punto menor es un As, y el mayor es 33, (las del inglés) formado por el seis y el siete de un mismo palo.
La primera manifestación de envido debe ser hecha antes de jugarse carta alguna. Luego puede decirlo, como revido, cualquiera que hubiese jugado ya la suya.

CARTA JUGADA.

Es la que se coloca sobre la mesa en toda su extensión. Puesta así ya no se la puede retirar.

Dicho el envido, el contrario debe contestar quiero, si acepta, en cuyo caso se cantarán los puntos, haciéndolo en primer término el que sea mano. La mano está siempre obligada a cantar los puntos, los demás lo harán si los suyos son mayores; si son menores bastará que digan: no mato, o también: son buenas, con lo cual se da por perdido y el otro se anota los tantos que están en juego.
Si se dice no quiero no se cantan los puntos y el que habló en primer término gana un tanto.
Cuando se empatan los puntos cantados gana la mano.
El que gana el envido está obligado a mostrar los puntos al terminar el juego de esa vuelta, salvo el caso que ya hubiera jugado las cartas que acreditaran el canto de los puntos.

CANTO EQUIVOCADO.

Si al acusar los puntos del envido no fueran estos los mismos que se manifestaran, el que incurriera en esta falta pierde los tantos del envido que están en juego y además los del truco, aunque los hubiere ganado.
Cuando un jugador envida y otro tiene flor, el envido queda anulado, pues la flor tiene prioridad: es la primera parte del juego cuando la hay.

COMBINACIONES DEL ENVIDO.

ENVIDO SIMPLE.- El envido vale 2 tantos en caso de ser aceptado y 1 si no es querido. No es obligación decirlo aunque se tengan buenos puntos. Se puede “ir a la pesca”.

REAL ENVIDO.- Vale 3 tantos si es querido y 1 si no lo es. Este es el valor cuando se lo dice aisladamente y no como revido, en cuyo caso no hace más que aumentar tres a los tantos anteriores puestos en juego, si se acepta. Pueden decirse dos, tres o más reales envido; cada uno vale tres tantos. Cuando se lo dice como rebote o revido, si se dispara, quedan los tantos anteriores como válidos o aceptados y se los anota el último que envidó. Siempre un revido indica la aceptación de la propuesta anterior aunque no se pronuncie la palabra quiero.

ENVIDO-ENVIDO.- La propuesta de envido por una parte puede ser contestada con envido de la otra. Si el primero acepta diciendo quiero, se cantan los puntos y el ganador se anota 4 tantos. Si el primero dispara, el segundo se anota 2 tantos, pues vale como un envido simple querido. La combinación envido-envido, dicha por un jugador vale como uno solo.

FALTA ENVIDO.- Se puede decir falta envido al comenzar la vuelta o como revido. En el primer caso, si es aceptado vale por los tantos que le faltan para terminar el chico a aquél que vaya adelante. Si no es querido vale un tanto, como todos los envites no queridos. Si se lo dice como revido, y es querido, tiene el valor que acabamos de expresar (los tantos que le faltan al puntero para terminar). Si no es querido, valen únicamente los tantos que sumen los envites anteriores a la falta envido.
Así, envido, real envido, falta envido, si no se quiere, vale 5 tantos: 2 del envido y 3 del real envido.
También envido, envido, real envido, falta envido, si no se acepta vale 7 tantos: 2 del primer envido, 2 del segundo y 3 del real envido. Los tantos los pierde el que dispara o no acepta la falta envido.
La falta envido al comenzar el partido vale por el partido mismo si se acepta.
Jugando de seis, en la mano de pica, la “falta envido” vale seis tantos.

HASTA IGUALAR ENVIDO.- Es una forma poco usada y puede hacerse inicialmente o como revido. Si es inicial y no se quiere vale 1 tanto y, en caso de ser querido, vale el número de tantos necesarios para ponerse a la par el jugador que va atrás, pues éste es el único que puede hacer la propuesta, como es natural.

TANTOS ENVIDO.- Esta forma tampoco es de mucho uso. A la frase tantos envido, debe preceder siempre la cantidad que se desea envidar.
Se dirá 5 tantos envido; 7 tantos envido, etc. No puede decirse envido 5 tantos porque esta manifestación tiene el valor del envido simple, por haberse pronunciado esa palabra primero. Si es querido vale los tantos expresados y si no, vale un tanto , como los demás envites iniciales conocidos ya.

LOS TANTOS FINALES.

En la parte del “envido” ningún jugador puede perder más tantos de los que le faltan para salir. No es necesario cubrirse diciendo: “por mi falta quiero”. Naturalmente, a estos tantos, deben agregarse los referentes a la parte del “truco”.

Del Truco.

Es, generalmente, la última parte del juego. En los casos en que no se canta flor y ninguno hace envites para el envido, entonces se juega directamente el truco (el rabón)
Si un jugador, antes o después de jugar la primera carta dice truco, los demás, a su turno, pueden cantar su flor o decir envido. En este caso el primer oponente deberá contestar al envido, si no hubo flor, y el otro, el que dijo envido, luego, responderá recién al truco.
El truco se divide en tres partes: truco, retruco y vale cuatro. Contrariamente a lo que acontece con la flor y el envido, en el truco es necesario cantar quiero antes de proponer un rebote. Si se desea aumentar una propuesta de truco, se dirá: quiero retruco. Si se desea aumentar un retruco, se dirá: quiero vale cuatro. El orden no se puede alterar. A un truco no puede sucederle un vale cuatro.

VALOR DE LAS CARTAS.

Para el truco las cartas tienen valor distinto que para la flor y el envido y no sirven para cantar puntos, sino que unas matan a otras a los efectos de ganar bazas.
El valor, de mayor a menor, es el siguiente:

As de espadas, mata al As de bastos, el cual mata al Siete de espadas, el cual mata al Siete de oros, el cual mata a todos los Tres, los cuales matan a todos los Dos, que a su vez matan a los Ases de oros y copas, que matan a los Reyes, y éstos a los Caballos, los cuales matan a las Sotas, y éstas al Siete de copas y bastos, los cuales matan a los Seis, y éstos a los Cinco, y éstos a los Cuatro, que es la carta de menor valor.
El jugador que echa la carta más alta durante una baza es el encargado de jugar primero en la siguiente.

CÓMO SE GANA UN TRUCO.

En general, para ganar una vuelta, es necesario ganar dos bazas de las tres que normalmente la forman. Decimos normalmente porque puede acontecer lo siguiente:
Si un bando gana la primera y segunda baza, se adjudica la vuelta sin necesidad de jugarse la tercera.
Si un bando gana la primera y pierde la segunda, deberá ganar la tercera.
Si pierde la primera debe ganar la segunda y tercera para adjudicarse la vuelta. Todo esto si no hay bazas empatadas.
Cuando se juegan todas las bazas sin haber dicho truco, el ganador se anota un tanto solamente, como si fuera el truco no querido.

BAZA EMPATADA.

Si los dos jugadores o bandos juegan una carta de igual valor, la baza está empatada. Se dice también que está empardada o que va parda.
Si la primera baza va parda, gana el que hace la segunda.
Si se empardan la primera y la segunda baza, gana el que hace la tercera.
Si se emparda la segunda, gana el que hizo la primera.
Si se emparda la tercera, gana también el que hizo la primera. De ahí el dicho tan corriente: la primera vale dos.
Si se empardan las tres bazas, gana el que es mano.
Cuando una baza ha quedado empardada juega en primer término, en la siguiente, el jugador que jugó de mano en la anterior.
Si ambos jugadores de un mismo bando juegan cartas de igual valor, mayores que la de los contrarios, en la baza siguiente juega primero aquél de los dos que fue mano con respecto al otro compañero, en la baza anterior.

El truco vale 2 tantos si se quiere y 1 si no se quiere.
El retruco vale 3 tantos si se quiere y 2 si no se quiere (o sea, el truco querido)
El vale cuatro vale 4 tantos si es querido y 3 si no lo es (o sea, el retruco querido).

IRSE A BARAJA.

Significa tirar las cartas, boca abajo, junto al sobrante del reparto.
Si un jugador se va a baraja, todo cuanto pueda decir ya no tiene valor y significa que no quiere cualquier apuesta que se le haga, ya sea inicial o corresponda a un rebote; en este caso pierde los tantos anteriormente puestos en juego, y si es inicial pierde un tanto, como si hubiese dicho no quiero.
Si un jugador se va a baraja y su compañero queda en juego, él solo defiende la partida con sus cartas y el lugar del otro se saltea cuando le llega el turno en que debiera jugar.
Si un bando se va a baraja y no se han hecho envites para el truco, los que quedan se anotan 1 tanto, como si fuese un truco no querido.

EL PIE.

Cuando se juega de compañeros es el pie quien debe dirigir el juego, para mejor concretar las jugadas a favor de su éxito, aunque no sea esto regla obligatoria. A dicho jugador se le pasarán las señas y él dirá lo que convenga por sus cartas y por las del compañero; pero cualquier cosa que manifiesten ambos siempre tendrá validez.

A LEY DE JUEGO ESTÁ TODO DICHO.

Esta es una manifestación hecha general y casi exclusivamente por el bando más atrasado en el puntaje. Se la usa en los finales de partido y como medida extrema para salvarse, aunque realmente no tiene un valor técnico de mayor eficacia. Se formula antes de dar las cartas y los contrarios tendrán que ver las suyas para dar cualquier contestación, pues no se obliga a una respuesta a ciegas. Esta formula equivale a decir: falta envido y truco y si hay flor, contraflor al resto. Si alguno de los adversarios tiene flor, todo lo demás queda anulado, independientemente, como siempre, el truco.
Si alguno tiene flor, se contestará para la falta envido y el truco de la manera siguiente: sin ley quiero, si se acepta todo o, no quiero, cuando se rehusa todo, pero si se acepta algo se procede a negar primero lo que no se acepta. Así se dirá: sin ley, paso el truco y quiero la falta; o también: sin ley, paso la falta y quiero el truco. No es obligación decir las palabras sin ley, pero se acostumbra. Basta con decir paso o quiero, pero, en primer término lo que se rechaza, de lo contrario, al decir quiero para aceptar una parte y luego agregar paso para no aceptar la otra, se ha querido todo involuntariamente.
Para jugar mejor.

LAS SEÑAS.

Como en este juego generalmente ordena y dirige las jugadas el pie (último de los jugadores de un bando que coloca su carta), conviene que éste sepa cuáles son las cartas del compañero. Esto no impide que cualquiera de ellos pueda hablar, y lo que digan será válido siempre. En virtud de esta necesidad favorable al buen desarrollo y comprensión mutua de los compañeros, se han ideado señas especiales, muy conocidas ya entre los que practican el truco y son las siguientes:

As de espadas: levantar las cejas.
As de bastos: guiñar un ojo.
Siete de espadas: se estiran los labios hacia la derecha.
Siete de oros: se estiran los labios hacia la izquierda.
De cualquier Tres: morder el labio inferior.
De cualquier Dos: estirar los labios hacia delante.
Del As de oros y copas: abrir ligeramente la boca.
De ciego: cerrar los ojos. (para indicar que no se tiene juego)

Para indicar el punto en el envido hay otras señas también. Cuando se tienen entre 27 y 29 (las viejas), se inclina ligeramente la cabeza hacia delante. Cuando se tienen 30 para arriba, se inclina ligeramente la cabeza hacia un costado. Todo esto no impide que se usen otras señas convencionales distintas, ignoradas por los adversarios.

CONCEPTOS Y EXPRESIONES QUE SE PRESTAN A DISCUSIÓN.

En el lenguaje corriente de este juego suelen emplearse expresiones que se prestan a menudo a discusión; expresiones aceptadas por unos y rechazadas por otros, para los cuales cada uno alega sus razones, con o sin fundamento lógico.
Tratándose de campeonatos las razones valederas son las siguientes:

Envido mi flor: vale lo expresado en primer término; o sea el envido.
Envido mi truco: valen las dos expresiones.
Envido envido: dicho por un mismo jugador vale por un envido simple.
Envido mi falta envido: vale como envido simple.
No hay flor sin truco: en campeonatos significa las dos cosas cuando no se han jugado cartas. Las palabras no hay no niegan el canto. Para estos casos existe la expresión tan conocida: sin ley, que significa sin flor. Sólo en las partidas comunes se la interpreta como la negación de la flor y envite de truco. Habiendo jugado alguna carta sólo vale el truco.
No quiero ser cobarde ¡quiero! : ya se ha hecho la negación con lo primero, el quiero final no tiene valor alguno.

VERSOS PARA CANTAR FLOR, ENVIDO Y TRUCO.

FLOR.

Por el río Paraná
Venía navegando un piojo,
Con un hachazo en el ojo
Y una Flor en el ojal.

Para pintar a mi china
No hay pinceles ni pintor,
Ni flores en los jardines
Comparadas con mi FLOR.

Si este anzuelo no traga
No se aflija, compañero,
Que ya vino don Fagoaga
Con su FLOR que es lo primero.

En la estancia del querer
No hay animal que se pierda,
Ni mujer que sea lerda
Con el criollo trovador,
Que pa’ cantarle a una FLOR
Se pone a templar la cuerda.

CONTRAFLOR.

Yo también nací en La Pampa
Y enlazando un toro mocho
A usted, paisano, le canto
CONTRAFLOR con treinta y ocho.

¡Véalo! Haciéndose el loco
este viejo domador:
diciendo a tuitos que’s poco
tener una CONTRAFLOR.

CONTRAFLOR AL RESTO.

El burro no es parejero
Y no sirve para correr,
Yo también pinto de un palo.
CONTRAFLOR AL RESTO, che.

El otro día a mi pingo
Se le cortó el cabestro,
Y al verme pasar un gringo
Dijo: ¡CONTRAFLOR AL RESTO!

FLOR Y TRUCO.

Aquí me pongo a cantar
Porque no encuentro laburo
Tengo tres tantos de FLOR
Y dos de TRUCO seguros.

Soy nacida en Lobería
Y cristianada en Chacabuco,
De nombre me han puesto FLOR
Y por apellido TRUCO.





ENVIDO.

Pa’ el amor, está entendido,
No llevo cuentas atrasadas,
Apenas dicen ENVIDO
Les doy la falta sin nada.

Cuando vine de La Pampa
Traiba un laza retorcido;
Con él enlacé dos cartas
Y con dos le digo ENVIDO.

REAL ENVIDO.

No piense en un descuido...
Si no es pa’ tanto la cosa,
Yo le digo REAL ENVIDO
Que es lo mesmo que olorosa.

Con su boquita de grana
Y su pelo renegrido,
No envidia a la mañana
Este hermoso REAL ENVIDO.

FALTA ENVIDO.

Una vez una paloma
Ofreció darme su nido,
Y yo creyendo una broma
No le eché la FALTA ENVIDO.

No se ponga tan contento
Por el envite que ha echao
Porque escuchará al momento:
FALTA ENVIDO, cuñao.

ENVIDO Y TRUCO.

El otro día jugaba
Con el viejo Salvador;
Vuelta a vuelta ENVIDO Y TRUCO
¡Pucha, viejo ligador!

TRUCO.

El gaucho de nuestras pampas
Peleaba con trabuco,
Yo peleo con tres cartas
Porque estoy jugando al TRUCO.

Una carrera corrieron
El sapo y la comadreja,
Y el sapo al aventajarla
Le dijo TRUCO en la oreja.

FALTA ENVIDO Y TRUCO.

Vamos medio derrotados
Pero no le temo al cuco;
Pues cantan los colorados
Una FALTA ENVIDO Y TRUCO.
[/color]

24 comentarios - Reglamento oficial de Truco [no mas engaños]

@waltermar314 +2
me gustaron los fersos!.. toma 10!...
@poponuts
buen post, completo y con versos jojo, 10 chelines para este post
@malvicho
lindo post, me aclaro un par de cosas
te dejo 5
@drlecter
+10 grosso tutorial

Tas hecha una T!! 100%
@arnoldjadan +1
me cagaron tantos añós de mi vida....
ggrachias che!
@gustialbo
buenísimo! mis 10 para vos
@ALEARV +2
buen post!!.. ahora por fin salgo de la casita robada! XD... UN POST PARA TRAMPOSOS!!! JE
@ikki09 +1
la pampa tiene el ombú
el ñandú la ligereza
y esta que tengo colgando
tiene una FLOR de cabeza♫♪♫♪...
@Djnemesis22
Gracias me viene re bien este post, yo queria aprender a jugar al truco!!
@buchino -2
Estan dos locos aburridos y uno le dice al otro.
Te juego un truco.
El otro le dice pero si no tenemos cartas para jugar.
Y le dice bueno hagamos que tenemos cartas imaginarias y juguemos.
Dale dice el otro.
Bueno yo doy.....
Dale.
Que tenes le dice uno al otro
y yo tengo el 1 de espada el 7 de espada y el seis de espada
Y vos que tenes
........
El otro le contesta.... me diste 4 cartas reparti de vuelta.
@ramsuke
en una partida de a cuatro... al momento de comenzar el partido, osea la primera mano, un canta envido, el otro real envido y otro cierra con falta envido. ¿cuanto valen los puntos... el partido entero, el chico o tres puntos?

un verso
pintor que pinto la luna, pinto la luna y el sol
pinto a tu hermana en pelotas
y en cada tet.s una FLOR.

lo mismo se puede usar cambiando a hermana por hermano y tet.s por huevo.
@filosofo22 +2
TE FALTO EL MEJOR!

"Pintor que pinta la mañana,
Pintor que pinta el sol,
pintor que pinta a tu hermana en bolas
y en cada teta una FLOR"
@Nikkoneitor -1
POSS de mierda donde viste gallo pelotudo gallo se juega de a 2 4 6 de a 3 se jugaba en la primaria para nenes de jardin.Sos uno supongo
@SFoxDj
Che imbecil no sabes nada de Truco se nota el pibe hizo re bien el post ,si en todo caso tenia un error no es ahi, truco gallo se le dice a las partidas de truco con 3 jugadores, no importa si es de jardin o no se llama asi, no a las de 2 que flashas,una partida de dos es truco gallo? jajajja gallo tns en el culo deja de criticar lee el post y aprende a jugar
@Ron10E
no entendi un carajo jajajaja na broma :3 buen post linda"
@poetavagabundo
tengo que aprender bien..asi despues le puedo ganar a una palomita que conozco

muy bueno el post Cecilia
@burnsplash +1
+10 por que te copaste con el truco
@rock535 +1
hace mucho que no lo juego, pero me acuerdo las reglas de memoria