El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La "verdad" sobre la separacion de los redon

Anuncios

La "verdad" sobre la separacion de los redon


Entre polémicas, desmentidas, contestaciones y acusaciones cruzadas, se conoce la verdadera causa de la separación de la banda mas importante de la historia del Rock argentino.



Todo comenzó cuando Skay, ex guitarrista de Los Redonditos, confesó que la banda se había separado porque uno de ellos se quería apropiar del proyecto. Solari entendió que ese "uno" era él y le respondió desde una carta abierta. Ahí acusaba a la pareja Skay-Poli (la manager) de retener grabaciones en vivo. Aquí la respuesta de la pareja y toda la polémica.
Por: José Bellas




Todo se terminó cuando nos dimos cuenta de que uno de nosotros se quería apropiar de ese proyecto tan hermoso que fue Patricio Rey, que había nacido como la comunión y el aporte de muchos artistas y no los deseos de uno". La declaración de Eduardo Skay Beilinson, ex guitarrista y co-fundador de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota (actualmente al frente de Los seguidores de la Diosa Kali), publicada ayer en el diario La Nación, parecía ser apenas un poco más precisa que las tibias alusiones que tanto él como el Indio Solari (ex cantante y compañero de banda en Patricio Rey...) venían deslizando en reportajes acerca del final de la mítica banda, desde el 2001 hacia acá.

Apenas unas horas habían transcurrido desde la publicación de dicho textual, enmarcado en una entrevista sobre la actualidad de Beilinson, para que un e-mail disparado desde el site partidario Redonditos de Abajo (infor@redonditosdeabajo.com.ar) y firmado por "Indio" se transformara en acaso la primera declaración oficialmente expresada sobre la causa (o una de las causas) que llevaron a finalizar la carrera artística de una de las bandas más convocantes de la historia del espectáculo local. Chequeado el origen y remitente con Julio Sáez, vocero y músico de la carrera solista de Solari, el comunicado es el siguiente:

"Hasta el día de hoy y tratando de proteger la memoria de una de las bandas más queridas por sus seguidores, he callado los verdaderos motivos de la separación artística de los Redondos... Acabo de leer las declaraciones de Skay al medio La Nación donde sugiere que dicha separación fue motivada por la intención de 'alguien' de apropiarse de la gloria del grupo (nadie puede pensar que fueran Semilla, Walter o Sergio). Además si, como dice, tanto le aportaba el grupo, ¿que fué lo que impidió que siguiera con ellos? Todavía ahora tengo para mí que no se puede arrebatar un éxito genuino. Basta dejar correr un poco el tiempo para que todo quede en claro. Lamento que la alta espiritualidad de Skay, producto de su viaje a Fez (se refiere a un viaje a la localidad marroquí del que Beilinson habla en la nota), no haya despertado antes de los sucesos que me dispongo a detallar y que son, desgraciadamente, bastante más materiales que las "diferencias artísticas" que en entrevistas anteriores supo esgrimir como los motivos del fin del vínculo.Los soportes de grabación (audio y video) de todos los shows de los Redondos (Huracán, Racing, River, etc.) quedaron en depósito en casa de Skay, porque Poli era la encargada de contratar los servicios que los proporcionaban. Esto nunca me incomodó porque confiaba en una amistad de muchos años. Un par de años antes del final, se me ocurrió pensar que algún motivo (¿un accidente?) podría hacer que me viera obligado a reclamar ante parientes y desconocidos lo que, por derecho, formaba parte de mis intereses. A partir de ese momento, esporádicamente y con más pudor del necesario, pedí se hicieran copias para tenerlas a mi guarda y que a su vez sirvieran de protección. Siempre coincidieron (de palabra) en que era lo aconsejable. Extrañamente, el tiempo pasó y siempre esgrimían una excusa.

La noche definitiva (un rato antes estábamos en un bar hablando con un cronista sobre un próximo show) me puse firme en mi requerimiento, y esa actitud desembocó (ante la negativa) en el rompimiento de la sociedad artística.

Hasta el día de hoy, Poli y Skay están sentados sobre ése material, cuya custodia artística he reclamado en silencio público hasta hoy.

Sigo con mis dudas al correr este velo, pero las declaraciones vertidas por Skay me han obligado".

Consultada al respecto, la pareja integrada por Carmen "Poli" Castro (ex mánager del grupo en cuestión) y Skay Beilinson se vio inicialmente sorprendida por la noticia: no tienen PC ni, mucho menos, conexión a Internet. Luego de recibir una copia del comunicado vía fax, fueron (neologismos aparte) tan escuetos como concretos. "No queremos ni la 'rialitización' ni la 'realityzación' de una historia que para nosotros fue hermosa. Sólo vamos a contestar sus dichos y la respuesta está incluida en los mismos. En el momento en que plantea litigios futuros y se propone como custodio de un material que nos pertenecía a todos (incluido él), está diciendo que él ya se quería ir de la banda. Es evidente que ya había pensado en una separación", explica Poli sin más, haciéndose eco también del pensar de su pareja.

Repasando los hechos, la separación de Los Redondos (tal como los bautizaron sus fans) empezó a hacerse corpórea a partir de los primeros trabajos solistas de Skay (A través del mar de los Sargazos, 2002) y el Indio Solari (El tesoro de los inocentes, 2004) y las poco concretas declaraciones acerca del futuro del grupo musical que alguna vez compartieron. Inactivos desde un show celebrado en el estadio Chateau Carreras de Córdoba en agosto de 2001, tras haber suspendido un concierto en Santa Fe programado para noviembre ("el país no está para festejos" declaraba entonces El Indio), la banda ricotera inauguró (en paralelo con los Cadillacs) el método de separación fade-out. Esto es, el desvanecimiento público antes que el anuncio oficial y show despedida. Acaso especulando con que el tiempo pudiera limar desentendimientos personales/problemas de dinero/realizaciones solistas, se trata del mismo modus operandi que hoy tiene suspendidos a Los Piojos y Bersuit.

"La obra soy yo", le decía Solari al Suplemento Sí! en el 2000, poniéndose incluso por encima del imaginario Patricio Rey al que el grupo de militantes contraculturales platenses antepusieron al nombre de una banda de rock (Los Redonditos de Ricota), con el fin de evitar la consolidación de un líder. Acaso, en el lógico choque de objetivos entre el sueño colectivo de unos y la realización personal de otro, haya más que una razón para que las huestes ricoteras hayan tenido que enrollar sus banderas.


Fuente: http://www.clarin.com/diario/2009/08/15/espectaculos/c-01011.htm

Anuncios

3 comentarios - La "verdad" sobre la separacion de los redon

pajaritociruja -1
wo
yo soy fanatico de los redondo y m estoy x ir a salta a verlo alindio
y quiero segui creyendo en el mitisimo q siempre rodeo a patricio rey,quiero creer q algun dia,solo algundia qisas dejando de lado aspectos personales y pensando en la gente q tanto los qiere y lo sigue y los seguira,en los faniticos q soñamos cn una vuelta,en lo q anelamos ver a esa mitica banda tocar una vez mas,solo si piensan en notros una vez mas quisas podamos cumplir nuestro deseo..
Adrian_89
Lo que sería una vuelta de los redondos, todo el mundo iría. terrible
Licha_10
Sólo te pido que se vuelvan a juntaaaaaar...