Por qué windows funciona lento

La gran mayoría de los usuarios de Windows se han hecho esta pregunta alguna vez en su vida:
¿por qué funciona lento mi Windows?

Las causas anormales son aquellas que llevan a ralentizar el sistema por cuestiones que, en primera instancia, no dependen del usuario, sino que tienen origen en los virus, espías, acciones involuntarias, etc. Las causas normales son aquellas que aparecen naturalmente y de forma predecible, como la carga excesiva de programas en Windows, un monitor de un antivirus, etc.

A continuación pasaremos a detallar las causas más comunes por las cuales el sistema operativo funciona lento o inestable.
Causas más comunes de la lentitud del sistema operativo Windows

* El sistema necesita una máquina más poderosa:
O, lo que es lo mismo, la máquina está desactualizada para correr el sistema operativo que instalamos. Es necesario conocer las características más básicas de nuestra computadora para poder comprender las limitaciones de la misma: memoria RAM, microprocesador y disco duro, son determinantes a la hora de saber el desempeño que tendrá nuestra computadora.

El sistema operativo Windows XP necesita, como mínimo, 256 MB de RAM para funcionar de forma eficiente, un procesador Pentium II a 300 Mhz o superior y 2 GB de espacio libre en disco (incluso estos requerimientos están al límite).

Todos los sistemas operativos y aplicaciones en general proporcionan los requerimientos de hardware mínimos para que funcionen bien, sólo es cuestión de conocer y aceptar las limitaciones del ordenador.

* Falta de reinicio
Si el sistema operativo no se reinicia, suele cargarse en exceso y comenzar a volverse lento. La frecuencia con la que debe reiniciarse varía de computadora en computadora y depende de las características de las mismas.

* Poco espacio libre en disco duro:
El sistema operativo debe tener una mínima cantidad de espacio libre en disco disponible de forma constante. Para Windows XP el mínimo es tener 2 GB libres en la unidad donde está instalado.

* Antivirus ejecutándose:
Con una computadora conectada a Internet, es necesario poseer un antivirus actualizado que monitoree constantemente los archivos que se bajan y/o ejecutan en nuestra computadora. Lamentablemente ese monitoreo constante también consume recursos de hardware de la PC. Los antivirus poseen la opción de desactivar el monitoreo constante, pero esto es desaconsejable si se trata de un usuario con poca experiencia; un buen monitor-antivirus evita problemas serios. Lo recomendable es buscar algún antivirus “liviano”. También puede pasar que el antivirus está escaneando de forma automática los discos duros en busca de virus, y por esto, durante ese proceso (que puede durar horas) la computadora se tornará lenta.

* Programas o procesos en ejecución:
No sólo un antivirus puede estar en ejecución; también existen cantidades de programas que pueden estar en constante ejecución y volver lenta la computadora. En Windows XP, presionar las teclas CTRL + ALT + DEL, nos lleva al “Administrador de Tareas”, en el cual podemos observar una lista de las aplicaciones y los procesos en ejecución del sistema. Aprender a usar esta utilidad es de gran valor, lamentablemente hay que ser un usuario intermedio o avanzado para identificar aquellas aplicaciones y/o procesos innecesarios -incluso malignos- que se están ejecutando en el sistema y producen errores o lentitud.

* Carga natural de Windows:
A medida que el sistema operativo se va usando (instalar, usar y desinstalar aplicaciones), se comienza a cargar de archivos y procesos que lo van volviendo lento o inestable. Si bien Windows XP ha mejorado en esto con respecto a sus predecesores, también es vulnerable al “paso del tiempo”. Siempre es recomendable una instalación de cero del sistema operativo cada un tiempo. Una instalación de cero no sólo proporcionará una gran mejora en la velocidad y estabilidad del sistema, sino que, por lo general, eliminará programas malignos que pudo haber tenido.

* Malas o falta de actualizaciones:
A veces al no actualizar las aplicaciones o el sistema, estamos perdiendo la posibilidad de que estos funcionen mejor. Por ejemplo, actualizarse siempre a la última versión del DirectX no sólo proporciona más compatibilidades, sino que, en general, da mejoras en el rendimiento de programas gráficos o juegos. También hay aplicaciones a las cuales las suelen mejorar en versiones superiores y volverlas más rápidas para su ejecución. Pero así como pueden traer ventajas, malas actualizaciones pueden producir cambios no esperados. La instalación de controladores (drivers) que no son para la versión exacta del dispositivo o para el sistema operativo adecuado, pueden producir lentitud o fallo en el dispositivo, en las aplicaciones que los usan o en el sistema mismo. Así también sucede con los códecs para ver videos o escuchar música. La instalación de códecs inapropiados, o la mezcla de alguno de ellos pueden producir lentitud o errores en la ejecución de archivos multimedia.

* Presencia de espías, virus y malwares:
Hay encuestas que indican que en algunos países hasta el 80% de las computadoras personales poseen algún tipo de software maligno instalados. Incluso, muchos se atreven a decir que hasta el 90% de los errores o problemas que se presentan en el sistema operativo Windows se deben a la presencia de esos programitas indeseables. Lo cierto es que prácticamente todos los espías y virus -y sus combinaciones- suelen traer problemas en la computadora (más allá de los objetivos de estos programas que, en sí mismos, suelen ser un problema). Lentitud en el arranque de Windows, lentitud en la navegación, cierres automáticos o con errores de las ventanas, apariciones de mensajes de publicidad de formas misteriosas, errores al finalizar programas, imposibilidad de instalar ciertas aplicaciones (como antivirus o antiespías), etc., suelen ser los principales síntomas de que su PC está infectada. Correr un antiespía y un antivirus es necesario para mantener el funcionamiento adecuado del sistema operativo.

* Lentitud en el reinicio de Windows:
Windows puede reiniciar lento por varios motivos ya mencionados, como son la excesiva carga programas al inicio (este suele ser el motivo principal), presencia de software maligno, la carga del antivirus y su correspondiente monitor (la mayoría suele tardar en cargarse), la carga excesiva en general de Windows (se soluciona sólo con la instalación desde cero del sistema), falta de espacio en disco, etc.

Puede identificar algunos de los programas que se cargan en el inicio de Windows, viendo la barra de inicio; al lado de la hora del sistema suelen agruparse cierta cantidad de íconos, cada ícono representa una aplicación abierta. Mientras más íconos haya, más aplicaciones habrá y, por lo tanto, más recursos de la máquina consumirán. Para eliminar la carga de estos programas, que muchas veces suelen ser innecesarios, puede tomarse la tarea de revisar uno por uno y, en las opciones de cada uno, desactivar la opción de “Cargar al inicio de Windows”. Esta suele ser una tarea larga y complicada, incluso hay programas que no poseen esta opción. Puede optar por bajarse un programa especial que le permita elegir qué aplicaciones se ejecutarán al inicio de Windows: Tweak es el nombre de un programa que se encarga de hacer esta tarea (entre otras).

Desde Windows también podemos elegir qué programas se ejecutarán al inicio, simplemente debe ir a Inicio -> Ejecutar. Y allí escribir “msconfig” (sin comillas). Se ejecutará la Utilidad de Configuración del Sistema, y en las solapas “Servicios” e “Inicio” se encuentran listados todos los programas que se ejecutan al inicio de Windows. Queda en su conocimiento y buen criterio la elección de aquellos programas que quiera o que no quiera que se carguen al inicio; recuerde que pueden estar cargándose programas esenciales para el sistema o para usted mismo.

http://www.alegsa.com.ar


http://taringa.net/posts/info/4258350/Analisis-de-los-mejores-antivirus.html

http://taringa.net/posts/info/4258443/Los-mejores-antivirus-online-gratuitos.html

0 comentarios - Por qué windows funciona lento