Protector solar ¿cuál debo usar?

¿Cuál es el mejor protector solar?
¿Cuál elegir?, ¿cómo usarlo?, ¿y si no me pongo nada?
Respuestas a estas y otras preguntas sobre los protectores solares que siempre nos hacemos




Tipos de protectores solares


Al elegir un protector solar, es importante echar un vistazo a los ingredientes. Aquellos que ayudan a bloquear las radiaciones UV son a veces clasificados como protectores o bloqueadores, de acuerdo con las sustancias que contengan.

En general, los protectores poseen productos orgánicos, mientras que los bloqueadores, inorgánicos. Sin embargo, el término bloqueador es cada vez menos utilizado ya que los protectores están incorporando tanto componentes orgánicos como inorgánicos.

- Fórmulas orgánicas: Contienen sustancias que funcionan como filtro UV, como el butil metoxidibenzoilmetano (llamado también avobenzone o Parsol 1789), benzofenonas, sulisobenzonas, antranilato de metilo, octocrileno, cinamatos y ácido tereftalideno dicamfor sulfónico, un bloqueador de los rayos UVA.
El ácido Para-amino benzoico (PABA), es un componente que es utilizado frecuentemente. El PABA detecta la presencia de la radiación UV y se deshace de los elementos oxidantes, aunque algunas personas tienen reacciones alérgicas.
Sin embargo, no todos estos elementos bloquean los rayos UVA, y en la elección de las fórmulas orgánicas se debe considerar una amplia gama de ingredientes.

- Fórmulas inorgánicas: Contienen elementos bloqueadores de los rayos UV como el óxido de cinc o el dióxido de titanio. Los óxidos de cinc y de titanio se quedan en la superficie de la piel y no se absorben. Previenen que los rayos UVA y UVB lleguen a la piel.
Los bloqueadores más antiguos son blancos, pastosos y poco atractivos, pero los nuevos productos son transparentes, y casi tan protectores como los viejos. El óxido microfino de cinc podría llegar a brindar mayor protección -y menos color blanco- que el óxido microfino de titanio.

Los productos baratos tienen el mismo efecto que aquellos más caros, si es que poseen los mismos ingredientes. Desafortunadamente, aún no existen estándares para los protectores, e incluso aquellos que brindan protección UVA, no ofrecen demasiado.

En un estudio, la protección media UVA -referentes a una amplia gama de marcas era de 23 por ciento-. De hecho, la protección media en las marcas que no decían nada era del 37 por ciento.

Nota: Las fórmulas orgánicas y los óxidos microfinos inorgánicos no protegen contra la “luz visible”, lo que es un problema para la gente que tiene una piel sensible a la luz solar, como quienes padecen de prurigo actínico, porfiria y dermatitis actínica crónica.
Las pantallas solares inorgánicas que protegen contra luz visible y son aceptables desde el punto de vista cosmético están disponibles en Europa, pero no en muchos otros países.
Calcular el factor de protección
El Factor de Protección Solar (FPS) en todas las pantallas solares es un promedio basado en la cantidad de rayos UVB (no UVA) requeridos para que el protector pueda cubrir la piel. Es decir, si una persona se quema en 10 minutos y quiere permanecer por 200 minutos al sol, debería usar un FPS de 20 (la fórmula es FPS 20 por cantidad de minutos: 10 = 200 minutos bajo el sol).
La protección de las pantallas podría clasificarse del siguiente modo:

Mínima: FPS de 2 a 11

Moderada: FPS de 12 a 29

Alta: FPS de más de 30 (cuidado con aquellos que dicen ser mayores a 30, pues la diferencia real en cuanto a protección suele ser insignificante)


Niveles de FPS según la edad

De acuerdo con las edades, se debe aplicar un mayor o menor nivel de FPS, además de otros factores:


- Bebés o pequeños: deberían estar bien cubiertos con ropa, anteojos de sol y sombreros como una primera línea de defensa contra las quemaduras solares. Las pantallas no deberían ser utilizadas en bebés menores de seis meses, sin consultar a un médico. Las pantallas deben usarse solamente en caso de necesidad en niños más grandes, ya que los efectos a largo plazo de los productos químicos usados en los protectores aún se desconocen.


- Chicos más grandes y adultos:
Con utilizar factor 15 o mayor ya es beneficioso. Algunos expertos recomiendan que la mayoría de la gente debe utilizar FPS 30 en la cara y 15 en el cuerpo. Los adultos que se queman fácilmente en vez de broncearse y cualquier persona con factores de riesgo para cáncer de la piel deben utilizar por lo menos FPS 30.


Cuándo utilizarlos y cuánto aplicarse



Las pantallas o bloqueadores debería ser aplicados de la siguiente manera:

1. Los adultos deben incluir la pantalla en su régimen diario de cuidado de la piel, incluso si van a estar al aire libre por un tiempo corto.

2. Aplique inicialmente 30 minutos antes de salir al aire libre para mejores resultados. (esto da un plazo para que la pantalla sea bien absorbida. Luego aplique nuevamente cada 15 a 30 minutos mientras esté al aire libre)

3. Aplíquese cada vez que haga ejercicio o vaya a nadar (elija un fórmula resistente al agua, incluso si las actividades no incluyen la natación. Las resistentes al agua, soportan hasta 40 minutos en el agua)

4. Aplíquese una buena cantidad (unos 30 ml) en todas las áreas más expuestas, incluyendo las orejas y pies.

5. Los repelentes de insectos reducen los efectos de los factores de protección. Utilice un FPS más alto y frecuentemente cuando use el repelente junto con la pantalla.

Anuncios

5 comentarios - Protector solar ¿cuál debo usar?

@pibeslandia +3
Muchas gracias, siempre es practico saber estas cosas.

Te dejo 10.

SalU2
@ratacius +2
buen post estaba buscando informacion y me sirvió!!