El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Paganismo y Mitologia Griega

Antes de Empezar a leer el post les recomiendo q las palabras q no entiendan las busquen en el RAE (diccionario de la real academia española) para q el texto sea mas comprensivo


http://www.rae.es

KARL KERENYI. “Die Mythologie der Griechen”. Rhein Verlag. Zürich. 1951.

Paganismo y  Mitologia Griega

Este libro debe su origen, nos dice el autor en las primeras líneas del Prólogo, al convencimiento de que ha llegado el tiempo de escribir una Mitología griega para adultos. Lo cual equivale a decir: ha llegado el tiempo de tomar en serio la mitología griega. ¿En qué sentido puede tomarse en serio actualmente la mitología? Evidentemente, no en uno solo sino en muchos. Por ejemplo, para la historia de las religiones, para el estudio de la filosofía, y aun para una introducción histórica a los problemas de la filosofía griega, en el caso que estamos tratando.

Kerényi, especialista en la materia, echará por otro camino, más eficaz, dados ciertos medios y métodos modernos. Primero: devolver al mito lo que él cree ser su originaria esencia y función. Dejando aparte esas vaguedades de fusión entre facultades, con buena dosis de imaginación, atribuida a los primitivos, sean o no griegos. No se trata de fusión o confusión inicial, a superar lo más pronto posible, y en efecto vencida por los pueblos con perspectivas históricas, y provenir vital. El fondo de la cuestión lo ve Kerényi, en libro publicado por él en colaboración con Jung (Einführung in das Wesen der Mythologie, 1951), en los descubrimientos de la psicología profunda, base de la superficial del individuo. Los griegos, en su fase de vivencia en mitos, objetivaban, en sentido real, de otro modo que nosotros; y estaban abiertos, también en realísimo sentido, a un mundo o material al que nos ha cerrado el acceso el advenimiento de la conciencia individual.

El mundo de imágenes (cf. pg. 9) que constituyen el material de la mitología es el equivalente, entre nosotros, de los tonos, material objetivo de la música. Percibir tales imágenes con el grado de inmediación real con que nosotros, los individuos con individual conciencias percibimos la realidad exterior, exige una constitución de alma y de conciencia, perdida con el progreso de la vida y de la historia. El psicoanálisis, cree Kerényi, es capaz, con sus métodos y experiencias, de devolvernos tal estado de alma, tal tipo de objetivar. Pero aparte de tales procedimientos, con que curarnos de la individualidad consciente, y restituirnos la salud originaria del alma “en estado colectivo, mitologizante”, disponemos de otro medio: reformar la manera de decir (logos), y revertir a la manera de “contar”. Cuento frente a razón. Para que la mitología deje de ser cuentos de viejas, no creíbles ya ni para niños, hace falta urgente exponerla en forma tal que “el contar (erzaehlen) resulte un fundamentar (Begründen) (pg. 14). No comenzar con aquel “Erase que se era, el bien que viniere para todos sea…”, de nuestros clásicos, inicio de toda conseja. Sino “hubo una vez…” “En el principio…”. Todavía para Platón el contar mitológico, el mito, seguía a la razón, al logos. Y el mito de la caverna sigue, en la República, a la exposición racional, definitiva a nuestro parecer, de la constitución de eidos e idea. El mito hace de fundamento del logos. Kerényi intenta en toda esta obra contarnos la mitología; no exponerla o razonarla. Y es el segundo punto.

No basta, empero, con estos dos, para que el mito se ofrezca ante el alma con objetividad plena, con su propia realidad. Las personas de ese drama, que es el mito, -sean Caos, Tierra, Urano, Cronos, Júpiter…-, tienen que tomar el argumento en sus manos, escapársele al relator, al meteur en scéne (cf. pg. 15, 16).
El relato mitológico, reducido y reconducido a su primigenio y originante estado, ha de producir una especie de sugestión de masas, volver al lector de ser y sentirse único, fulano, yo, a vivirse como uno-de-tantos, parte de un todo, un cualquiera; y en tal estado su potencia objetivadora y descubridora no es la misma que en estado de yo. La razón en estado de uno-de-tantos no opera con logos, con razones, ni ve teoremas; descubre mitos y percibe su consistencia como especial mundo. Hasta el relator de mitos tiene, para tales efectos, que trocar su personalidad y su estilo (cf. pg. 16). Desaparecer en cuanto yo. Tercera condición.

Y después de semejante preparación ideológica, Kerényi entra a relatarnos la mitología conocida. La forma de contárnosla no es, por de pronto, la esperada de un especialista. El lector tiene que experimentar si tal estilo le resulta contagioso.

Pero dejando este punto, evidentemente el más importante para el autor, aun desde el punto de vista técnico esta obra resultará de gran importancia; está dotada de todo el instrumental técnico clásicamente persuasivo, citas, reproducciones, índices de nombres…

Fuente: www.garciabacca.com/resenas/1954/KERENYI.doc

Anuncios

5 comentarios - Paganismo y Mitologia Griega

@rhapsody__of__fire
buenisimo , a fav y mañana lo leo gracias por postear esto , saludos.
@enlightenment
Este post habla del fasooooooooooooooooooooooooooo