El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

maldicion de lavender town y pokemon black y la maldicion

Anuncios

CAPÍTULO 1.2. LA ANIMACIÓN DEL FANTASMA Y EL HOMBRE ENTERRADO VIVO (THE ANIMATED GHOST AND THE BURIED ALIVE MODEL)

La animación del fantasma (encriptada como Haunting) debe aparecer por las estancias del mismo edificio donde la mano blanca se puede localizar. En éste caso, sin embargo, estamos hablando de un elemento no interactivo. Los supuestos espíritus estan programados para aparecer y desaparecer espontáneamente. Muchos de los fotogramas pertenecían al típico sprite de fantasma de Pokémon antes de conseguir el Silph Scope (que te permitía visionar a los Ghastly, Haunter, Gengar, etc), pero en contadas ocasiones, esos fotogramas pasaban a ser imágenes de rostros gritando, la silueta de un esqueleto cubierto por una capa (como si fuera la mismísima Parca) y un rastro de cadáveres muertos...

Según un experto en fenomenología social, el Dr. Jackson Turner, establece en su tesis "Video Games and The Manipulation of the Human Mind" que los fotogramas fueron introducidos de motu propio (léase la historia de la mano blanca, línea 2). El Dr. Turner asegura que el objetivo de la animación del fantasma es crear una influencia subliminal sobre el jugador, haciendo que entre en un estado de miedo creciente debido a la atmósfera pesada y tétrica del edificio.
Aunque eso no es muy difícil de adivinar xD

La tercera y última animación que supuestamente aparece en las primerísimas ediciones es la del hombre enterrado vivo.

Al final de la historia de la torre Lavanda, llegabas al final y te enontrabas una tumba de un Marowak fallecido al que te tienes que enfrentar. Usando el Silph Scope, revelas su forma original y lo derrotas, calmando su alma y devolviéndolo al descanso eterno.

Aquí se muestra un glitch presente en la 1ª generación, donde usando un simple Pokédoll podías despistar al Marowak.

Pues según este relato, la tumba del Marowak se sustituye por la imagen de un hombre enterrado en el suelo, aún con vida. Al llegar al último piso, automáticamente se da una conversación directa con él.

Buried Alive: Estás... aquí. (You're... Here.)
BA: Estoy atrapado... (I'm trapped...)
BA: Y estoy solo... (And I'm lonely...)
BA: Muy, muy solo... (So very lonely...)
BA: ...te unes a mi? (Won't you join me?)

Después de ésto, se entra en secuencia de batalla.

El hombre enterrado aparece en pantalla como entrenador. En su plantel posee 2 Manos blancas, Un Gengar y un Muk.

Por lo visto, lo esperado es que no le ganes.

Si lo derrotas, el juego se cuelga, pues no se escribió ninguna función en caso de victoria...

...y si pierdes?

La batalla finaliza, vuelves a la vista habitual, y el hombre enterrado contesta entre un extraño galimatías:

-Por fin! Carne fresca!

Tu personaje es arrastrado hasta el enterrado. La pantalla se oscurece y finalmente sólo aparece un fondo negro, con la espeluznante imagen del hombre enterrado devorando a tu personaje. No reapareces en el centro Pokémon, obviamente.

Lo peor es que, por mucho que intentes apagar la consola, retirar el cartucho y reiniciar, no sale ni la pantalla de inicio de Game Boy. Sólo la imagen del hombre enterrado devorándote.
De nuevo no hay pruebas visuales de tal fenómeno. A parte, es casi imposible encontrar alguno de los supuestos cartuchos de la 1ª Generación que salieron con éstos personajes.

Lo próximo, la historia del extraño "hack" de una supuesta edición de Pokémon llamada "Black version", y el extraño transcurso de éste juego.

CAPÍTULO 1.3. POKÉMON BLACK Y LA MALDICIÓN (SUPER CREEPY POKÉMON HACK)

"Soy lo que podríais llamar un coleccionista de juegos "bootleg" de Pokémon. Diamante, Jade, Chaos Black, Naranja, Frigo Returns, Quartz, etc. Es sorprendente la facilidad con la que tales versiones son localizables en mercadillos, tiendas de empeño y lugares similares.
Éstas versiones suelen ser bastante divertidas. Aunque muchas veces son casi injugables, la mala calidad de las modificaciones y sus traducciones penosas son garantía de risas.

La mayoría de éstas versiones las he jugado en ROMs de ordenador, pero hay una versión que nunca he encontrado por internet, y que compré en un mercadillo del rastro hará unos 5 años.



Este es el cartucho. Lo escaneé por si alguien lo reconociera, pero nada. Por desgracia, hará un par de años me mudé, y en el traspaso perdí el cartucho, con que lo siento, pero no os puedo enseñar ningun pantallazo del juego.

El juego comienza con la típca secuencia del Nidorino y el Gengar (la de las versiones Rojo y Azul). En la pantalla de inicio, el prota estaba en pantalla pero no había ningún Pokémon a su lado. Debajo del logo de Pokémon decía "Black version".

Al seleccionar "Juego nuevo" aparecía el discurso del Profesor Oak, así que rápidamente me di cuenta que la esencia del juego era la versión Rojo.

Al seleccionar tu Pokémon inicial, comienzan los cambios. Podía elegir a Charmander, Squirtle, Bulbasaur, y un CUARTO POKÉMON que respondía al nombre de GHOST.
"Ghost" tenía la forma de un fantasma tal y como lo ves sin el Silph Scope. Era de nivel 1, y sólo conocía un ataque: "MALDICIÓN". (Cabe decir que el ataque maldición existe, pero ya veréis que no tienen nada que ver), con lo que pensé que sería una modificación tardía.

Cómo luchaba con Ghost? Bien, los Pokémon no atacaban a Ghost; pero no por ser éste impalpable. Parecía que estuvieran demasiado asustados para atacar.
Cuando usaba "Maldición", la pantalla se ponía negra. Escuchabas el gruñido del Pokémon, pero distorsionado, y a un tono mucho más bajo de lo usual.
La pantalla de batalla aparecía de nuevo, pero el Pokémon rival había desaparecido. Si luchaba contra un entrenador rival, la pokéball que representa al Pokémon no se tachaba, desaparecía.

Llegué con ello a la conclusión que el Pokémon en cuestión había muerto.

Lo que me extrañó de verdad era que, tras vencer a mi rival, y recibir el dinero correspondiente a mi victoria, volvían a aparecer comandos de lucha. Huír o "Maldición".

Si huía, la batalla terminaba y volvía al mundo Pokémon.

Pero si usaba "Maldición", el personaje que me retaba desaparecía del mapa, y en su lugar, ahora encontraba una tumba, como las que encuentras en Pueblo Lavanda.

Podía usar "Maldición" en la mayoría de casos. No se podía usar cuando luchaba contra Pokémon de tipo Fantasma, o contra entrenadores a los que me tuviera que encontrar más tarde, como tu rival de la infancia Gary, o Giovanni.

Al ver que las cosas se hacían tan fáciles, con mi "Ghost", y mi ataque estrella "Maldición", decidí pasarme el juego así.

Llegué a la Meseta Añil, luché contra los 4 de la Élite y los derroté con facilidad. Ocurriendo siempre lo que he dicho que pasaba en batalla al usar a "Ghost".

Mi Hall de la Fama, consistente de "Ghost" y un par de Pokémon de nivel muy bajo (no los usaba, teniendo a mi mejor Pokémon), pasaba por mis ojos. La pantalla se puso en negro, y salía un texto que decía "Mucho tiempo después..."

Reaparezco en Pueblo Lavanda. Sólo veo un hombre viejo, que está mirando unas tumbas. Al poco me di cuenta que era yo, tras mucho tiempo pasado. Al manejarlo, sólo podía ir a la mitad de velocidad que cuando era joven. Ya no tenía Pokémon, ni siquiera a "Ghost", del cual antes no me podía deshacer ni siquiera metiéndolo en el PC de Bill.

En toda la zona de Kanto no había nadie. Absolutamente nadie. Sólo las tumbas de los entrenadores a los que me enfrenté, derroté y maldije.

Siendo viejo podía viajar a cualquier lugar del mapa, sólo limitado por no poder usar ninguna MO. Lo raro del asunto es que, viajase a donde viajase, la música de Pueblo Lavanda era la única que se escuchaba, en un ciclo sin fin.

Volví a Pueblo Paleta, me dirije a mi casa. Nadie. Subí a la habitación de arriba, justo donde empecé mi aventura. La pantalla se desvaneció hasta negro.

De repente apareció la imagen de un Pidgey. Luego la de un Rattata. Otro Pidgey. Un Weedle. Un Metapod. Otro Pidgey. Otro Rattata... Qué demonios es esto? - pensé.

Una interminable lista de Pokémon se presentó ante mí. Finalizó con un Blastoise.

Ya lo entendí.

ÉSA ERA LA LISTA DE TODOS LOS POKÉMON CONTRA LOS QUE USÉ "MALDICIÓN".

Luego, salió la imagen de un cazbichos. Otro cazabichos. Un entrenador. Otro entrenador. El jefe de Gimnasio de Pueblo Plateado. Otro entrenador... y así hasta Giovanni.

ÉSOS ERAN TODOS LOS ENTRENADORES QUE MALDIJE.

Tras éste evento, la pantalla se puso en negro. La musica de Pueblo Lavanda seguía sonando, pero poco a poco iba bajando la velocidad y el pitch, hasta convertirse en una especie de murmullo infernal.

De repente, una batalla. Mi figura era parecida a la del abuelo que te enseña a cazar Pokémon en Ciudad Verde.

"GHOST" APARECÍA COMO MI RIVAL . "Ghost quiere luchar!" ponía.
No tenía Pokémon con los que pelear. Tampoco podía escapar. Sólo podía pulsar "Luchar".

Mi ataque no funcionaba contra "Ghost". Es más, me quitaba algo de vida. Cuando "ghost atacaba, sólo ponía "..."

Así pues, cuando mi nivel de vida era crítico, "Ghost" hizo lo esperado.

"MALDICIÓN".

La pantalla se oscurece. No hay más que hacer. Sólo pude apagar la consola y reiniciar. Al llegar a la pantalla de inicio, sólo ponía "Juego Nuevo". El sistema había borrado la partida.

Intenté renunciar a "Ghost" no usándolo, ni siquiera eligiéndolo, pero en todos mis intentos el juego acababa igual, luchando contra "Ghost". No había lista de malditos, pero acababa igual.

Qué intentaba expresar este hack? Lo inevitable de la muerte? La inutilidad de elegir diferentes caminos si el destino está escrito? O el puro morbo de corromper de tal manera un inocente juego para niños? No tengo ni idea. Pero estuve mucho tiempo dando vueltas al tema hasta el punto de hacerme llorar. "

Increíble ésta historia. Al principio me impactó mucho. ¿Qué les parece?
__________________

4 comentarios - maldicion de lavender town y pokemon black y la maldicion

@J9794 +1
fake and gay (?
@juanmabo -1
no entiendo de que hablas !!!!
@jack5558 +4
la de ghost si la leei son creepy pastas