El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Assassins Creed Relacionado Con La Antiguedad

Anuncios

Altaïr Ibn La-Ahad (الطائر ابن لا أحد, del árabe, "Águila en Vuelo, Hijo de Nadie", respectivamente), es el protagonista de los videojuegos de Ubisoft Assassin's Creed, Assassin's Creed: Altaïr's Chronicles y Assassin's Creed Bloodlines. Altaïr significa águila en vuelo en árabe clásico, que hace referencia a las increíbles acrobacias y parkour que practica a lo largo del juego.

Los Assassin's
El personaje principal es un asesino de la secta ismaelita-chiíta, principalmente islámica, de los Nizaríes, conocidos por sus enemigos como los Hashashins (palabra por la que se conoce actualmente como Asesinos). Era una secta islámica aunque acogían a cualquier persona de cualquier otra religión con tal de que estuviera dispuesto a dar su vida por los Hashasins. En este caso, el personaje principal del juego, Altaïr, se confirmó que era hijo de un padre islámico y una madre cristiana. Con bastión principal de los Hashasins en Masyaf, Siria. Como asesino debe seguir una serie de reglas impuestas por su clan a las cuales llaman credo. La misión de este clan consiste en matar a algunos hombres a cambio de paz.

El mentor de Altaïr y jefe de los asesinos es Al Mualim (del árabe clásico: Maestro), al cual Altaïr visita tanto para obtener instrucciones de sus próximos asesinatos así como para confirmar sus misiones exitosas. En la vida real, Al Mualim SÍ que era el jefe de los Hashasins solo que la compañía francesa del videojuego, UBISOFT, le hizo cambiar su nombre verdadero por un nombre ficticio por no nombrar a personajes importantes y remover discusiones religiosas sobre quién era quién. Según UBISOFT, Al Mualim sería el nombre ficticio que le darían a Hassan-i Sabbah, el verdadero nombre del jefe de los Hashasins o también conocido como "El Viejo de la Montaña". Pero según unos datos, el período de mandato como jefe de los Hashashins de Hassan-i Sabbah, era entre 1097-1124, por lo que UBISOFT habría elegido mal al jefe de los Hashashins para el videojuego ya que Altaïr y Al Mualim están en el año 1191. En todo caso si tuviéramos que corregir, el jefe de los Hashashins del año 1191 en la vida real sería Mohammed II (1166-1210).

Desmond Miles
Altaïr es ancestro de Ezio Auditore da Firenze que es ancestro de Desmond Miles, un norteamericano de 25 años del 2012, barman y ex asesino. Con personalidad irónica y a veces cínica, siendo todo lo contrario a Altaïr, que posee virtudes como el honor, lealtad y disciplina. Es capturado en septiembre de 2012 por la organización Abstergo.

Abstergo quiere conocer el paradero de un objeto, que en el pasado Altaïr conoce su ubicación. Para ello, utilizan el "Animus". Esta máquina lee la memoria genética, la memoria de los antepasados que esta grabada en el ADN. Por ello fue "elegido" Desmond, ya que Altair es un ancestro directo de este.

Assassin's Creed
Templo de Salomón
La primera memoria que Desmond experimenta, Altaïr, junto con otro asesino llamado Malik y su hermano Kaddar, se les encomienda traer un misterioso artefacto de las ruinas del templo de Salomón en Jerusalén, que también es buscado por los Caballeros Templarios.

Dentro de él, descubren que el Gran Maestro de los Caballeros Templarios, Roberto de Sablé, también se encuentra allí. Altaïr intenta asesinar a Roberto de Sablé, pero falla en el intento y es separado de sus compañeros, abandonando a Malik y Kaddar en manos de Roberto y sus hombres. Más tarde cuando regresa a Masyaf le explica a su maestro, Al Mualim, que la misión ha fracasado, que Kaddar y Malik murieron, y que el tesoro templario está en manos de Roberto de Sablé. Mientras Altaïr y Al Mualim mantienen una agitada conversación aparece Malik, acusando a Altaïr de haber deshonrado la Orden de los Hassasshin y lo culpa de la muerte de su hermano. Además, Malik trae consigo el gran tesoro templario.

Asedio de Masyaf
Antes de que Al Mualim castigue a Altaïr, los templarios se presentan en Masyaf, reclamando el artefacto. Mientras Al Mualim discute con Roberto, Altaïr aprovecha para activar una trampa y echar a los templarios de la zona. Una vez pasado el peligro, Al Mualim prosigue con el castigo a Altaïr por haber roto las tres reglas: no matar inocentes, ocultarse de la vista y no comprometer la hermandad. El castigo es la muerte. Al Mualim le clava un cuchillo en el costado a Altaïr, quien cae al instante.

Los nueve asesinatos
Cuando Altaïr despierta se sorprende por seguir vivo pero Al Mualim le explica que un asesino con sus habilidades muerto sería un total desperdicio y en vez de eso solo lo degrada al nivel de Novicio por sus faltas. Pero Al Mualim le da a Altaïr la oportunidad de redimir su error y conseguir nuevamente su rango y artefactos; consistía en la misión de acabar con la vida de nueve hombres.

Cada vez que mataba a un objetivo, su cabeza se llenaba de dudas respecto si lo que hacía estaba bien. Los objetivos siempre decían que las cosas que hacía estaban bien. Las dudas se las hacía saber a Al Mualim, quien siempre tenía una respuesta para darle. Pero las sospechas se despiertan en Altaïr al ir relacionando los motivos por los cuales sus asesinatos le fueron encomendados, descubriendo así una red comercial de esclavos.

El último objetivo se trata de Roberto de Sablé. Antes de morir, le explica que los nueves que ha asesinado, aparte de ser templarios, también conocían la existencia del artefacto: "el Fruto del Edén". Al Mualim también pertenecía al grupo y los traicionó a todos. Ahora solo Al Mualim conoce la existencia del artefacto.




El Fruto del Edén
Altaïr regresa a Masyaf en busca de respuesta, pero lo que se encuentra es a una población hechizada por el poder del Fruto. Incluso otros asesinos atacan a Altaïr, quien es salvado por Malik y sus hombres.

Con el camino libre, se dirige a ver a Al Mualim, quien está usando el poder del Fruto. Al Mualim decide enfrentarlo,(cuando yo lo vi me queria matar parecia uno de los buenos Al Mualim) ya que no puede hechizarlo como a los demás. Los dos se enfrentan, saliendo ganador Altaïr. Al Mualim no se lo puede creer, ya que el maestro nunca puede perder contra el aprendiz. Visto lo peligroso que es el Fruto, Altaïr intenta inútilmente destruirlo. De repente aparece un mapa del fruto donde se localizan todos los artefactos similares al Fruto en el mundo. Malik y sus hombres llegan y se preguntan qué es eso, es el fruto de edén.

Anuncios

0 comentarios - Assassins Creed Relacionado Con La Antiguedad