El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

20 cuestiones clave para tener en cuenta en el día del cens

Anuncios

Sólo AN te canta la justa: 20 cuestiones clave para tener en cuenta en el día del censo


Se viene el día del Censo 2010, y hay temor en el gran pueblo argentino (salud) sobre la posibilidad de que la movida sea aprovechada por bandas de violadores para abusar de la buena fe de los ciudadanos y entrar a los hogares alegando ser censistas. O que los censistas de verdad nos saquen información para cagarnos la tarjeta de crédito o vender nuestros órganos.


Sabemos que todo eso es posible. Es más, sabemos que pasará. Igual, si quieren al menos intentar salvarse, atenti a las siguientes situaciones:

1) El censista llega sin que sepamos bien de dónde. Eso no es lo grave, sino que nos lo encontramos en el living, untándose unas Criollitas nuestras con nuestro dulce de leche Sancor estilo colonial. "No los quería despertar con el timbre", nos dice. Guardaaaaa.

2) El tipo llega, muestra una credencial que nos pareció que era una etiqueta de lata de duraznos, saluda y nos pide que le demos todas las tarjetas de crédito de la casa. Anota los números, nos pregunta dos boludeces como para cumplir, y se va. No seas gil, dale dos tarjetas nomás.

3) Atienda al censista por la ventana. Si vive en un noveno piso, igual.

4) Si se trata de una vieja docente con aspecto de estar deshidratada, que le pide un vaso de agua, no se lo de. Buscan capturar el ADN suyo que quedará impregnado con las huellas dactilares en el vaso, y determinar así si su hígado es compatible con un millonario de Tel Aviv que necesita un trasplante.

5) En el caso anterior, si le parece una crueldad no darle agua, arrójesela con una manguera.

6) No dé datos sobre cuentas bancarias, depósitos, ni nada por el estilo. Es más, no brinde ningún dato personal. Diga generalidades: "Habría que ver", cuando le pregunten cuántos viven en la casa; "La cochera" cuando le pregunten por el ingreso familiar; o "Entre dos y cuarenta y cuatro" cuando le pidan la cantidad de ambientes de la vivienda.

7) Si el censista no aparece en todo el día, tampoco lo deje pasar.

8) Si viven tres o más adultos varones en la casa, embosquen al encuestador al hacerlo entrar, y golpéenlo con barras metálicas hasta que confiese qué anda buscando.

9) No salude ni responda a las preguntas hablando, ya que ellos pueden grabar su voz y luego editar la conversación y así construir un falso pedido suyo de auxilio en un secuestro extorsivo virtual. Por eso, haga lo siguiente: déle al censista su número de celular, y que él, desde la vereda, le mande las preguntas por mensaje de texto para que usted se las conteste por la misma vía.

10) Desconfíe si el censista llega con el torso desnudo, aliento termidoriano y en la espalda un tatuaje de la Cicciolina cogiendo con un caballo.

11) No acepte el ofrecimiento del censista de "darle las respuestas a todas las preguntas a cambio de un cien".

12) Desconfíe si el supuesto encuestador, con sonrisa de depravado, le plantea presuntos puntos censales del tipo "ahora cierre los ojos y abra la boca que le voy a dar una sorpresa".

13) El censista no debe -repetimos, no debe- llegar a su casa con una motosierra en la mano.

14) No es cierto -o al menos no está comprobado oficialmente- que el último punto del censo consista en que el relevador deba hundirle la garompa hasta la buseca a su cónyugue.

15) Como mucho, el censista debe permanecer en su casa no más de 45 minutos. Cuídese de los okupas disfrazados de trabajadores. Hay familias que están respondiendo en sus livings a supuestos docentes desde el Censo '91.

16) Si usted vive sola con sus hermanas, de ningún modo el censista está autorizado -por más credencial que tenga- a plantear cosas onda "Che, ¿y si jugamos al doctor?"

17) El censista va a cobrar 200 pesos por su jornada de trabajo. Sólo 200. Entonces, no se ponga en actitudes hijaputescas del tipo "dame un 50 o no te contesto nada".

18) No sea bruto, ni haga como hacen en Galicia ante cada censo, donde los habitantes se ponen a estudiar desde una semana antes para tratar de contestar todas las preguntas.

19) Es un censo, no una elección. No sea turro, no interrumpa al censista, cuando hace la primera pregunta, planteándole "ey ey ey, pará pará pará, ¿y la mercadería?"

20) No sea perseguido. No se ponga a quemar libros ni a romper el poster del Che. El que va es un censista, no un censor.

http://www.angaunoticias.com.ar/variete/2015-guardacensista.html

2 comentarios - 20 cuestiones clave para tener en cuenta en el día del cens

@Gabb_17
El censista no debe -repetimos, no debe- llegar a su casa con una motosierra en la mano.


JAJAJAJAJAJAJ