El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El patito feo

Anuncios

El Patito
Feo

El patito feo rompió el huevito, abrió sus grandes ojos asombrados y Sonrió con alegría.
-¡Hola mundo…! Aquí llego yo. Espero que me traten bien… -Pero muy pronto describió que la vida no es exactamente como un jardín de rosas. Su mamá como lo vio tan feo y distinto a sus
hermanitos, no lo quiso reconocer como su hijo.
-No puedes estar entre nosotros, pequeño -le dijo- ¡no eres de nuestra familia!
Y el patito feo, dolorido decidió marcharse par siempre del valle.
-En verdad soy muy feo –se decía a si mismo viéndose, al verse reflejado en la laguna. – ¡No debe haber nadie como yo!
Más tarde se echo a descansar en un claro. – No te aflijas amiguito –le decían los animalitos del lugar- ¡ya encontraras a alguien que te quiera hacer compañía!
Pero el patito feo estaba tan desesperado que no quería escucharlos. Ya estaba pensando en tirarse de cabeza en la laguna y desaparecer entre sus aguas cuando vio de pronto a una rara criatura, nadando plácidamente, ¡OH… esta jovencita es como yo! ¿Querrá aceptarme como amigo? ¡Vamos, amiguito!- Le grito mariposina – ¿Por qué no se lo preguntas?
Y naturalmente como Dios previa a los buenos, la respuesta de la criatura fue ¡si! Y el patito feo- Que no era un patito, sino un ganso- se caso al tiempo con ella y Tuvieron muchos hijitos…
Y siempre fueron muy felices!

Anuncios

1 comentario - El patito feo