Fenomenos Meteorologicos

La meteorología - Antecedentes


La meteorología es una ciencia poco conocida, y aunque la mayoría de las personas hablan frecuentemente del "tiempo", poseen muy vagas nociones de esta parte de la física de la atmósfera. Así mismo, se mezclan términos como clima, climatología, meteorología, etc., cuyas diferencias se explican en el siguiente apartado.

Tampoco hay que confundirla con la astronomía, ciencia que estudia la vida y el movimiento de los astros.

Una breve reseña histórica nos dará una idea de los progresos realizados a lo largo de los años. Si bien ya en el año 230 a.C., Aristóteles conocía la presencia de vapor de agua en el aire, no es hasta el siglo XVII que se comienza a estudiar la atmósfera en su conjunto. Así pues, la ciencia meteorológica es joven, y dos breves apuntes nos lo corroboran:

- Es a principios del siglo XIX cuando Lamark hace una primera y básica clasificación de las nubes, y sólo a finales de dicho siglo se acepta internacionalmente la clasificación de Hildebrandsson y Abercromby.

- Sólo desde hace algunos años que podemos contestar a la simple y a la vez compleja pregunta: ¿Por qué llueve?

Se puede considerar a Galileo Galilei, físico y astrónomo italiano, como el fundador del método experimental, al combinar sabiamente procedimientos inductivos y deductivos.

Gracias a Torricelli y Pascal con la invención del barómetro se abrieron las puertas a los estudios meteorológicos. Otros científicos como Gay-Lussac, Lavoisier y Laplace, con sus estudios sobre la física y química permiten ampliar los conocimientos científicos sobre la atmósfera. No obstante, el trabajo de los "meteorólogos" se reduce al estudio local de la temperatura, viento y estado del cielo, sin que hubiera unos estudios estadísticos ni de base. Es con la primera guerra mundial cuando se produce un avance importante. El número de observatorios y de toma de datos se amplia considerablemente. La red meteorológica se extiende por todo el mundo y en los mares surcan los barcos especializados. Es Francia la nación pionera en este tiempo:

- Gracias al buque Jacques-Cartier aseguraron en 1930 una eficaz protección al primer enlace aéreo directo y sin escala Paris-Nueva York.

- Desde 1937 a 1939 y mediante el buque meteorológico Carimaré, en el Atlántico Norte, se elaboran mapas y previsiones diariamente.

- Proporciona amplios datos meteorológicos útiles para la navegación aérea.

Uno de los retos para los científicos ha sido obtener datos aéreos de los principales parámetros meteorológicos. Los primeros datos se obtuvieron gracias a la utilización de globos sonda, aunque con el inconveniente de no poder disponer de los datos al momento. Pero posteriormente y con el uso de la radiotelegrafía se solvento este problema. Por otra parte el uso de aviones permitió el registro de datos y su rápida difusión.

En la actualidad, además del uso de radiosondas y estaciones meteorológica locales, se emplean los satélites y radares meteorológicos que aportan importantes datos así como imágenes en IR y UV, básicos para el estudio y predicción del tiempo en el día de hoy. Pero no adelantemos acontecimientos, todo ello se verá en el capítulo correspondiente.

Definiciones básicas


Climatología y meteorología, tiempo y clima. Todas estas palabras y otras similares son utilizadas frecuentemente por todos nosotros y, aunque son afines, representan conceptos distintos y diversos. A fin de aclarar conceptos y poder utilizar cada vocablo apropiadamente en su contexto, se incluyen a continuación unas breves pero aclaratorias definiciones de las mismas.

Astronomía: ciencia que estudia los astros y las leyes que rigen sus movimientos.

Clima: conjunto de condiciones atmosféricas medias de una localidad o zona determinada, considerando un largo período de tiempo.

Los principales elementos climáticos son: temperatura, precipitación, humedad, horas de insolación y viento.

El clima de una localidad viene determinado fundamentalmente por los siguientes factores: latitud, longitud, altura, posición relativa respecto a continentes y océanos, y orografía.

Climatología: ciencia dedicada al estudio de los climas, tanto en relación a sus características, variaciones, distribución y tipos, como a las posibles causas que los determinan.

Meteoro: fenómeno, además de las nubes, que es observado en la atmósfera o en la superficie del globo terrestre.

Los meteoros, teniendo en cuenta la naturaleza de sus partículas constitutivas o los procesos físicos que intervienen en su formación, se han clasificado en cuatro grupos principales: Hidrometeoro, Litometeoro, Fotometeoro y Electrometeoro.

Algunos de estos fenómenos son: lluvia, arco iris, rayos, fuego de San Telmo.

Meteorología: ciencia que estudia la atmósfera, comprende el estudio del tiempo y el clima y se ocupa del estudio físico, dinámico y químico de la atmósfera terrestre. El nombre procede del griego: meteoros-alto o elevado- y logos-tratado.

Las ramas de la meteorología


En la actualidad la meteorología se puede subdividir en diversas ramas, algunas de las cuáles son:

-Dinámica: estudio de las causas y naturaleza de los movimientos que tienen lugar en la atmósfera, es decir, la dinámica de todos los fenómenos atmosféricos.

-Física: especialidad de la meteorología que estudia las propiedades físicas de la atmósfera.

-Experimental: se ocupa del estudio de los procesos y fenómenos atmosféricos mediante experiencias realizadas tanto en el laboratorio como en la propia atmósfera.

-Marítima: trata de las complejas interacciones entre los mares y la atmósfera. De gran utilidad para la navegación y la pesca.

-Sinóptica: estudia los fenómenos atmosféricos presentes, basándose en las observaciones realizadas a la misma hora y anotadas en mapas geográficos, con el objeto de predecir el estado del tiempo futuro.

Tiempo: El tiempo meteorológico es el estado de la atmósfera en un momento determinado, definido por los diversos parámetros meteorológicos. A diferencia, pues, del clima, el tiempo nos muestra la situación atmosférica durante un intervalo más o menos corto.

La tierra en el espacio


La Tierra está dotada de dos movimientos principales que están extrechamente relacionados con el clima y sus variaciones: el de traslación y el de rotación. El primero es el recorrido que efectúa el planeta en torno al Sol, fuente de calor que regula todo el proceso climático terrestre. Y el segundo es el movimiento que ejecuta la Tierra sobre su eje imaginario que pasa por los polos, y que produce el día y la noche, con la consiguiente influencia en los procesos atmósfericos.

La órbita que describe la Tierra no es una circunferencia, sino una elipse ligeramente alargada, ocupando el Sol uno de los focos. Cuando la tierra pasa por el punto más cercano al Sol, llamado perihelio (sucede en enero), se encuentra a 147,7 millones de kilómetros del mismo, mientras que cuando se halla en el punto más alejado, llamado afelio (sucede en julio), dista 152,2 millones de kilómetros. No obstante, por orden práctico, casi siempre se utiliza la distancia media, cuyo valor aproximado es de 149,5 millones de kilómetros. El tiempo que tarda la Tierra en completar ese recorrido da origen al año terrestre, que es de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45,975 segundos. Se le denomina año trópico y es la unidad fundamental del tiempo, comenzando las distintas estaciones en las mismas épocas de ese año.

El eje imaginario en torno del cual gira el globo terrestre no es perpendicular al plano de la órbita que describe alrededor del Sol, conocido como eclíptica, sino que está 23° 27' inclinado con respecto al mismo. Se debe a esta inclinación la desigualdad de los días y las noches y la sucesión de las estaciones.

La inclinación del eje terrestre, unida a la excentridad de la órbita y a la esferidad del planeta, hace que la cantidad de luz y calor procedente del astro rey no sea la misma en toda la superficie de la Tierra. Estas diferencias de iluminación y, por consiguiente, de calentamiento de la atmósfera y suelo terrestres, son causa de que experimente grandes oscilaciones la temperatura de cada región, país y continente, y de que varíen constantemente, a través del año, los fenómenos que dependen de la misma.

Los climas de la Tierra


Los climas de la Tierra se pueden clasificar de diversas maneras, en este apartado se utilizan criterios sencillos y de fácil comprensión.

Hay tres tipos de climas en relación a la latitud y que están relacionados con la circulación general atmosférica:

-Climas fríos (entre los 90º y 60º de latitud)

-Climas templados (entre los 60º y 30º de latitud)

-Climas cálidos (entre los 30º y 0º de latitud)

Estas franjas climáticas son muy extensas e incluyen zonas con climas bastante diferentes y, por tanto, se establecen otras clases climáticas dentro de cada zona:

Climas fríos.- Predominio del frío. Ocupan zonas de latitudes altas.

Clima polar: se caracteriza por las bajas temperaturas durante todo el año, que pueden alcanzar valores extremos en las largas noches polares. Precipitaciones escasas.

Clima de tundra o estepa: parecido al polar pero con precipitaciones abundantes. Ocupa las costas del océano ártico.

Clima subártico: inviernos largos y de fríos rigurosos, veranos cortos y frescos y precipitaciones variables según las zonas. Las oscilaciones térmicas son muy grandes en las zonas interiores de los continentes. Se encuentra en las zonas más al sur.

Climas templados.- Predominio de las temperaturas moderadas, estaciones del año clásicas, (primavera, verano, otoño, invierno) y ocupan zonas de latitudes medias.

Clima atlántico: temperaturas moderadas con pocas oscilaciones. Precipitaciones regulares y abundantes. Se encuentra en las zonas de influencia oceánica.

Clima mediterráneo: inviernos suaves. Veranos cálidos y secos. LLuvias muy irregulares, más abundantes en el otoño y la primavera.

Clima continental: grandes oscilaciones térmicas tanto diarias como anuales. Precipitaciones abundantes durante el verano. Se encuentra en las zonas más interiores de los continentes.

Clima subtropical húmedo: inviernos moderadamente frescos. Veranos calurosos con lluvias intensas y abundantes.

Clima desértico: más caluroso cuanto más al sur y siempre con oscilaciones térmicas importantes. Precipitaciones escasas todo el año. Engloba las zonas más al sur dentro de esta franja climática.

Climas cálidos.- Predominio de las temperaturas elevadas. Se encuentran en las zonas de latitudes bajas.

Clima tropical desértico: parecido al anterior pero con temperaturas medias anuales más altas. Genaralmente se dá en las zonas más al norte de esta franja.

Clima tropical marítimo: las temperaturas son altas con pocas oscilaciones y las lluvias estacionales bastante abundantes.

Clima tropical estacional: hay dos estaciones claramente marcadas, una seca y calurosa, y la otra menos calurosa y con lluvias torrenciales.

Clima ecuatorial: temperaturas altas y muy constantes. Lluvias abundantes, a menudo estacionales, pero que se extienden durante buena parte del año.

Fuentes de Información - Fenomenos Meteorologicos

Dar puntos
0 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 4.052 Visitas
  • 0 Favoritos

1 comentario - Fenomenos Meteorologicos

@dandy1 Hace más de 3 años
Che, muy bueno. Te felicito.

5 Fenomenos Meteorologicos