¿Qué es la Jubilación?

La jubilación es una prestación de carácter económico, que se concede al beneficiario cuando a causa de la edad, cesa en el trabajo, sea por cuenta propia o ajena. Su finalidad es proteger la ausencia de ingresos que se produce por el cese en la actividad laboral.

El cese en el trabajo es siempre voluntario, no obligatorio por el cumplimiento de una determinada edad. Se va a fijar una edad mínima para acceder a la pensión de jubilación sin que el cumplimiento de dicha edad suponga automáticamente la jubilación forzosa.

¿Cuales son los requisitos para acceder a la pensión de jubilación?

Tendrán derecho a la pensión de jubilación las personas que cumplan los siguientes requisitos:

1.- Estar afiliado y en alta o en situación asimilada al alta en el momento del hecho causante, en la Seguridad Social.

No obstante el trabajador que no se halle en alta en el momento del hecho causante, podrá tener derecho a la jubilación siempre que cumpla dos requisitos: tener cumplidos los 65 años y tener cubierto el periodo mínimo de cotización.

2.- Haber cumplido la edad mínima de jubilación.

Como regla general se exige haber cumplido 65 años de edad.

La edad puede ser rebajada sólo para trabajadores en alta o situación asimilada al alta en determinados supuestos:

A partir de los 61 años, los trabajadores que reúnan los siguientes requisitos:

a) Encontrarse inscritos en las oficinas de empleo, como demandantes de empleo, durante un plazo de, al menos, 6 meses inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud de la jubilación.

b) Acreditar un período mínimo de cotización efectiva de 30 años, sin que, a tales efectos, se tenga en cuenta la parte proporcional por pagas extraordinarias.

c) Que el cese en el trabajo, como consecuencia de la extinción del contrato de trabajo, no se haya producido por causa imputable a la libre voluntad del trabajador. A tales efectos, se entenderá por libre voluntad del trabajador, la inequívoca manifestación de voluntad de quién, pudiendo continuar su relación laboral y no existiendo razón objetiva que la impida, decide poner fin a la misma.

En este caso de jubilación anticipada la pensión será objeto de reducción mediante la aplicación, por cada año o fracción de año que, en el momento del hecho causante, le falte al trabajador para cumplir los 65 años, de los siguientes coeficientes

- Con 30 años de cotización acreditados: 8 %.

- Entre 31 y 34 años de cotización acreditados 7'5%.

- Entre 35 y 37 años de cotización acreditados: 7%.

- Entre 38 y 39 años de cotización acreditados: 6'5%.

- Con 40 o más años de cotización acreditados 6 %.

Quienes tuvieran la condición de mutualista el 1 de enero de 1967 podrán causar el derecho a la pensión de jubilación a partir de los 60 años. En tal caso, la cuantía de la pensión se reducirá en un 8 por 100 por cada año o fracción de año que, en el momento del hecho causante, le falte al trabajador para cumplir la edad de 65 años.

En los supuestos de trabajadores que, cumpliendo los requisitos anteriores, y acreditando más de 30 años de cotización, soliciten la jubilación anticipada derivada del cese en el trabajo como consecuencia de la extinción del contrato de trabajo en virtud de causa no imputable a la libre voluntad del trabajador, el porcentaje de reducción de la cuantía de la pensión a que se refiere el párrafo anterior será, en función de los años de cotización acreditados, el siguiente:

- Entre 31 y 34 años acreditados de cotización 7'5%.

- Entre 35 y 37 años acreditados de cotización 7%.

- Entre 38 y 39 años acreditados de cotización 6'5%.

- Con 40 y más años acreditados de cotización 6%.

Por Real Decreto puede ser rebajada la edad mínima de jubilación:

- para aquellas actividades excepcionalmente peligrosas, penosas o insalubres que arrojen elevados índices de mortandad, mediante la aplicación de unos coeficientes reductores en función de la actividad realizada.

- en el caso de personas minusválidas en un grado de minusvalía igual o superior al 65%.

A partir de los 60 años, cabe la jubilación parcial del trabajador simultánea con un contrato de trabajo a tiempo parcial. La jornada debe reducirse entre un mínimo de un 25% y un máximo de un 85% percibiendo el trabajador el salario correspondiente a un trabajo a tiempo parcial y la pensión de jubilación parcial. A cambio la empresa deberá celebrar un contrato de relevo con un trabajador desempleado.

A los 64 años, como medida de fomento del empleo siempre que la empresa contrate simultáneamente a su cese a otro trabajador.

3.- Tener cubierto el periodo mínimo de cotización:

Este periodo mínimo se establece en quince años de los cuales, al menos dos, deberán estar comprendidos dentro de los quince años anteriores al momento de generarse el derecho.

Si se accede a la pensión desde una situación de alta o asimilada al alta sin obligación de cotizar, el periodo de dos años habrá de estar comprendido dentro de los quince anteriores a la fecha en que cesó la obligación de cotizar.

4.- Que se produzca el hecho causante.

El hecho causante se producirá como regla general, para los trabajadores que se encuentren en situación de alta, el día del cese en el trabajo por cuenta ajena.

En las situaciones asimiladas a la de alta, se producirá el día de presentación de la solicitud, con las siguientes excepciones:

- En caso de excedencia forzosa, será el día del cese en el cargo que dio origen a la asimilación.

- En caso de traslado fuera del territorio nacional, será el día del cese en el trabajo por cuenta ajena.

En las situaciones de no alta, se producirá el día de presentación de la solicitud.

¿Cuál es la cuantía de la pensión?

La cuantía de la pensión de jubilación, en su modalidad contributiva, se determinará aplicando a la base reguladora, unos porcentajes que estarán en función de los años cotizados.

La base reguladora será el resultado de dividir entre 210 (correspondientes a 12 meses más dos pagas extras en 15 años) las bases de cotización del trabajador en los 15 años anteriores al hecho causante (180 meses, por tanto). Para su cálculo, se deberán realizar las siguientes operaciones:

- Las bases de cotización correspondientes a los 24 meses inmediatamente anteriores al hecho causante se computan por su valor nominal.

- Las base de cotización correspondientes al resto de meses, se actualizan de acuerdo con la evolución del Índice de Precios al Consumo (IPC).

Si en el período a tomar en cuenta para el cálculo aparecieran meses durante los cuales no existiera la obligación de cotizar, las lagunas de cotización se integrarán con la base mínima de cotización existente en cada momento para mayores de 18 años.



El cálculo de la base reguladora tal y como se acaba de ver obedece a una nueva fórmula introducida en el año 1997 y su aplicación debe referirse a los trabajadores que accedan a la jubilación a partir del primero de enero de 2002. Para las pensiones de jubilación reconocidas con anterioridad a esta fecha, estuvo previsto un régimen progresivo constituido por las siguientes fórmulas:

*

A partir del 5-8-1997 será el resultado de dividir por 126 las bases de cotización de los 108 últimos meses.

*

A partir del 1-1-1998 será el resultado de dividir por 140 las bases de cotización de los 120 últimos meses.

*

A partir del 1-1-1999 será el resultado de dividir por 154 las bases de cotización de los 132 últimos meses.

*

A partir del 1-1-2000 será el resultado de dividir por 168 las bases de cotización de los 144 últimos meses.

*

A partir del 1-1-2001 será el resultado de dividir por 182 las bases de cotización de los 156 últimos meses.

En cuanto al porcentaje aplicable, éste estará en función de los años cotizados, debiéndose tener en cuenta las siguientes consideraciones:

- Por los primeros quince años cotizados el 50 por 100.

- Por cada año adicional de cotización, comprendido entre el decimosexto y el vigésimo quinto, ambos incluidos el 3 por 100.

- Por cada año adicional de cotización, a partir del vigésimo sexto: el 2 por 100, sin que el porcentaje aplicable a la base reguladora supere el 100 por 100, salvo en el supuesto a que se refiere el apartado siguiente.

Aunque en principio no es posible sobrepasar un porcentaje superior al 100 por 100, cuando se acceda a la pensión de jubilación a una edad superior a los 65 años, el porcentaje aplicable a la respectiva base reguladora será el resultante de sumar al 100 por 100, un 2 por 100 adicional por cada año completo que, en la fecha del hecho causante de la pensión, se haya cotizado desde el cumplimiento de los 65 años, siempre que en dicho momento el interesado tuviera acreditados 35 años de cotización.

En otro caso, el porcentaje adicional indicado se aplicará, cumplidos los 65 años, desde la fecha en que se haya acreditado dicho período de cotización de 35 años.

Para determinar los años cotizados a la Seguridad social se tendrán en cuenta tanto los efectuados al actual sistema de la Seguridad Social como a los antiguos regímenes de seguros de vejez e invalidez y al mutualismo.

En este sentido hay que distinguir:

*

Si las cotizaciones tuvieron lugar a partir del 1-1-1967 se tomarán los días efectivamente cotizados.
*

Si las cotizaciones tuvieron lugar con anterioridad al 1 de enero de 1967, se tomarán los días efectivamente cotizados entre el 1 de enero de 1960 y el 31 de diciembre de 1966. Al número de días cotizados se añadirán los años y días que correspondan, según la edad del trabajador el primero de enero de 1967


Se establecen anualmente unas cuantías mínimas que dependerán de la edad del pensionista y de las cargas familiares.

Solicitud y pago

La solicitud de la pensión de jubilación se podrá presentar con una antelación de tres meses a la fecha del cese, o en cualquier momento una vez producido el hecho causante.



La pensión se devengará:

* Desde el día siguiente al del hecho causante, cuando la solicitud se haya presentado con anterioridad a la fecha del cese o en los 3 meses siguientes a éste.

* En los demás casos se devengará desde el día siguiente al de la solicitud con una retroactividad máxima de 3 meses desde la fecha de su presentación.

El pago será mensual, con dos pagas extraordinarias al año que se abonarán con las mensualidades de junio y noviembre. Las pagas extraordinarias se abonarán en sextas partes, según sean los efectos iniciales y finales de la pensión. La pensión, incluido el importe de la pensión mínima, se revalorizará al comienzo de cada año, de acuerdo con el Índice de Precios al Consumo previsto para dicho año.



Extinción



La pensión se extinguirá por:

* Fallecimiento del pensionista

* Sanción

Incompatibilidades y Jubilación Parcial. Prescripción



La pensión será incompatible con la realización de trabajos por cuenta ajena o propia, o con la realización de actividades para cualesquiera de las Administraciones Públicas, que den lugar a su inclusión en el Régimen General o en alguno de los Regímenes Especiales.



No obstante lo anterior, las personas que accedan a la jubilación podrán compatibilizar el percibo de la pensión con un trabajo a tiempo parcial en los términos que reglamentariamente se establezcan. En cualquier caso:



- Durante dicha situación, se minorará el percibo de la pensión en proporción inversa a la reducción aplicable a la jornada de trabajo del pensionista en relación a la de un trabajador a tiempo completo comparable.

- Los trabajadores que hayan alcanzado la edad ordinaria de jubilación y reúnan los requisitos para causar derecho a la misma, podrán acceder a la jubilación parcial sin necesidad de la celebración simultánea de un contrato de relevo.

- Se mantiene no obstante la posibilidad de que los trabajadores que reúnan las condiciones exigidas para tener derecho a la pensión de jubilación con excepción de la edad, que habrá de ser inferior en cinco años, como máximo, a la exigida con carácter general, podrán acceder a la jubilación parcial, si la empresa concertará simultáneamente un contrato de relevo en los términos del artículo 12 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores.



- El disfrute de la pensión de jubilación parcial en ambos supuestos será compatible con un puesto de trabajo a tiempo parcial.



La realización de trabajos incompatibles con la pensión de jubilación “plena”, una vez hubiera sido comunicada esta circunstancia al INSS, producirá los siguientes efectos:

* La pensión de jubilación se suspenderá, así como la asistencia sanitaria inherente a la condición de pensionista.

* El empresario estará obligado a solicitar el alta e ingresar las correspondientes cotizaciones.

Las nuevas cotizaciones servirán para incrementar el porcentaje de la pensión y disminuir o suprimir el coeficiente reductor que hubiese correspondido para determinar la pensión inicial, en los supuestos de jubilación a partir de los 60 años. En ningún caso las nuevas cotizaciones podrán modificar la base reguladora.



El derecho a la pensión de jubilación no prescribirá.



Cotización de los trabajadores con 65 o más años



Los empresarios y trabajadores quedarán exentos de cotizar a la Seguridad Social por contingencias comunes, salvo por incapacidad temporal derivada de las mismas, respecto de aquellos trabajadores por cuenta ajena o asimilados con contratos de trabajo de carácter indefinido, en los que concurran las circunstancias de tener cumplir 65 o más años de edad y acreditar 35 o más años de cotización efectiva a la Seguridad Social, sin que se computen a estos efectos las partes proporcionales de pagas extraordinarias.



Si al cumplir 65 años de edad el trabajador no tuviere cotizados 35 años, la exención anterior será aplicable a partir de la fecha en que se acrediten los 35 años de cotización efectiva.

Las exenciones establecidas en este artículo no serán aplicables a las aportaciones relativas a trabajadores y asimilados que presten sus servicios en las Administraciones públicas o en los Organismos públicos regulados en el Título III de la Ley de Organización y Funcionamiento de la Administración General del Estado de 1997.

Especialidades del Régimen de Autónomos



Las principales especialidades que presenta la jubilación de los trabajadores autónomos son las siguientes:

* La edad mínima de jubilación será de 65 años.

* El periodo de carencia requerido será de 15 años de cotización. Para quienes el 1-8-85 tuvieran cumplidos 60 años o más, el periodo de cotización será el que resulte de sumar al periodo mínimo exigido en la legislación -diez años- el tiempo que le falte en la citada fecha para cumplir 65 años.

* La pensión de jubilación será compatible con el mantenimiento de la titularidad del negocio y el desempeño de las funciones inherentes a dicha titularidad, siempre que no realice actividad alguna.

Las pensiones se devengarán el último día del mes en que se produjo el cese en el trabajo o en el que se presentó la solicitud (sí se encontraba en situación asimilada al alta). Si se encontraba en baja se devengará a partir de la presentación de la solicitud.

fuente:http://www.weblaboral.net/ss/ss001236.htm

Anuncios

3 comentarios - ¿Qué es la Jubilación?

@Sancho1
Buena Info!, te doy 2, te daria mas pero faltan las fuentes!



(bueno en realidad te doy 2 porque soy un hijo de putis... jejee)