El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

San Valentín y demás fechas importadas

San Valentín y demás fechas importadas



Las costumbres importadas, de moda

Poco tienen que ver con la historia o la idiosincrasia nacional; sin embargo, cada año cuentan con más cultores. Halloween, el Día de San Patricio y el Día de San Valentín son algunos de los ejemplos de festividades y costumbres importadas. Pero también ya son usuales en determinados sectores el Family Day o el Baby-shower, celebraciones típicamente norteamericanos. Para los expertos, la globalización, el consumismo y el poder de los medios son determinantes a la hora de imponer “modas”. Mientras tanto, costumbres argentinas como el Día de la Tradición parecen marchitarse en el olvido.

Oscar Wilde decía que la vida imita al arte mucho más que el arte a la vida. Y los porteños hacen honor a esta idea. Algunas costumbres foráneas difundidas por el cine y la TV se enraizaron en la cultura de los rioplatenses, de tal modo que nadie sabe cuándo ni cómo se instalaron, pero ahí están, seduciendo a más de uno con sus empalagosos, coloridos o convocantes eslogans, ligados al amor, a la diversión, pero fundamentalmente al consumo. Cajas de bombones con forma de corazón, tarjetas de amor, caras pintadas de verde y cervezas importadas, disfraces extraídos de una película de terror. Todo esto sucede en un mismo lugar: Buenos Aires, una ciudad que se precia de ser cosmopolita a través de un mimetismo primermundista.

Halloween, San Patricio y San Valentín, entre otras tradiciones importadas ya se instalaron y generan, en cada ocasión, un pico de consumo que tiene de parabienes a los comerciantes porteños. De hecho, la fiesta de San Patricio, celebración irlandesa que se festejó el lunes pasado en Buenos Aires, colmó con miles de jóvenes 44 pubs de la zona del Bajo. ¿Por qué los porteños veneran al santo de Dublín? Para María Rodríguez, licenciada en Ciencias de la Comunicación e investigadora de la UBA, los jóvenes de sectores medios y altos de la sociedad encontraron en San Patricio una suerte de carnaval legitimado “porque es un consumo aprobado por provenir de una zona de la cultura ligada con lo europeo”.

Otra tradición que tuvimos la dudosa suerte de ver desembarcar es la de Noche de Brujas. En Buenos Aires es una buena excusa para disfrazarse, ir a las discos y darse el gusto de encararse a una enfermera sensual, o encarnar a la propia Gatúbela. Del inocente e infantil “golosina o travesura”, nada.

“Las costumbres de los países centrales se difunden más porque son útiles a los comerciantes. Llaman la atención porque se gestan en el primer mundo”, dice Manuel Mora y Araujo, sociólogo y publicista, para quien este fenómeno está directamente relacionado con la globalización. Y ni hablar de San Valentín. Cada 14 de febrero revolotean en la metrópoli cientos y cientos de parejas de enamorados que se abalanzan en bares y restaurantes aggiornados para la ocasión, mientras que las florerías venden en un sólo día más ramos que en todo un año.

“Hay que pensar que los nenes se enteran de Halloween en los dibujos animados”, comenta Mora y Araujo. Bajo este panorama, donde ya hasta se practica el “Family Day” en algunos colegios de elite, o el Babyshower, no sería muy disparatado que en unos pocos años los porteños se encuentren cenando pavo para celebrar el Día de Acción de Gracias, agasajando al dragón que marca el Año Nuevo chino o armando calaveras que rememoren a los difuntos en el Día de los Muertos.

Más allá de la importación de costumbres extranjeras, cabe preguntarse por varios rituales que, sin motivo aparente, se han dejado de celebrar. Esto es aún más notorio en la capital, ya que en el interior del país e incluso en el Gran Buenos Aires, todavía muchas se conservan y festejan. Para Rodríguez, las festividades locales que serían propias de la Argentina han sufrido un proceso de degradación cultural ya que hay un imaginario que liga lo nacional a la intervención de gobiernos autoritarios y/o dictatoriales. Por su parte, Mora y Araujo también adhiere a esta teoría: “Están muy degradadas las fechas patrias porque la educación y el Estado argentino están en decadencia y la asociación es inevitable”, dice. Entre las prácticas cuasi olvidadas, algunos recuerdan cuando se homenajeaba al patrono de Buenos Aires San Martín de Tours, al Día de la Escarapela y al Día de la Tradición. Y ni hablar del chocolate del 9 de julio, las empanadas del 25 de mayo o la olvidada Fogata de San Pedro y San Pablo.

Fuente

FESTEJEMOS NUESTROS DIAS PATRIOS Y LOS DEL ACERVO NACIONAL !!


costumbres

Anuncios

20 comentarios - San Valentín y demás fechas importadas

@elsenior_x -2
Con Lo de Halloween estoy totalmente de acuerdo.
@opk0de
Halloween, el Día de San Patricio y el Día de San Valentín


cuando iba a la escuela , todo esto no existía , por lo que lo ignoro totalmente.
Pero me da medio como lástima y mucha verguenza ajena cuando veo a la pendejada festejar estas boludeces que no entienden, ademas de evidenciar nuestra debilidad de costumbres y apertura de gambas
@Aleknot -1
muy bueno, aquí en México es lo mismo, se festeja más el día de brujas que el día de muertos.
+10
@Hansom -2
¿Por qué los porteños veneran al santo de Dublín? Para María Rodríguez, licenciada en Ciencias de la Comunicación e investigadora de la UBA, los jóvenes de sectores medios y altos de la sociedad encontraron en San Patricio una suerte de carnaval legitimado “porque es un consumo aprobado por provenir de una zona de la cultura ligada con lo europeo”.


Y siempre sale un pelotudo (pelotuda en este caso) a justificar lo obvio: Que van a venerar al santo de Dublin...!!! se juntan a chupar, hermana...deja de delirar...!!!
@Birkinfishere +1
del dia de malvinas se acordara alguien?
@opk0de
Hansom dijo:
¿Por qué los porteños veneran al santo de Dublín? Para María Rodríguez, licenciada en Ciencias de la Comunicación e investigadora de la UBA, los jóvenes de sectores medios y altos de la sociedad encontraron en San Patricio una suerte de carnaval legitimado “porque es un consumo aprobado por provenir de una zona de la cultura ligada con lo europeo”.


Y siempre sale un pelotudo (pelotuda en este caso) a justificar lo obvio: Que van a venerar al santo de Dublin...!!! se juntan a chupar, hermana...deja de delirar...!!!


Che en Dublín se ¿juntan a chupar por Ceferino Namuncurá? ¿etendes ahora?
@pastiller0 -1
ARGENTAVIS dijo:
opk0de dijo:
Halloween, el Día de San Patricio y el Día de San Valentín


cuando iba a la escuela , todo esto no existía , por lo que lo ignoro totalmente.
Pero me da medio como lástima y mucha verguenza ajena cuando veo a la pendejada festejar estas boludeces que no entienden, ademas de evidenciar nuestra debilidad de costumbres y apertura de gambas


Coincido plenamente y Argentina adopta cualquier cosa que le pongan delante...no existe una personalidad y un sintir de país verdadero.
@PAPATO -2
Buena idea.Una pequeñez:Acervo, es con "c".
@vladypunkyface
Es facil identificarse con los dias que se refieran a la joda, ahora con los dias como los patrios se requiere de cierto conocimiento y cultura para festejarlos. Es decir viva la joda al cuerno la patria.

Buen post, un desastre la forma de pensar de la gente
@sonnyx_1992_
es un dia comercial ! ... dejense de joder !
@raidbolt
Si pero... y la libertad de festejar lo que queremos?
@PAPATO
ARGENTAVIS dijo:
PAPATO dijo:Buena idea.Una pequeñez:Acervo, es con "c".

Si pero lo escribí rápido....y eso tiene arreglo preocupate por la nota

Por eso dije "buena idea".Dentro de poco, vas a comer y festejar un mix de costumbres internacionales.
Aunque ciertas cosas hacen que se vayan cambiando e intercambiando costumbres, por ej la comida china, peruana, o en el mismo país se festeja localismos o se come por ej chipá en Chaco, o tortilla a la parrilla en el Norte.
@Blackiller_dark
Aleknot dijo:muy bueno, aquí en México es lo mismo, se festeja más el día de brujas que el día de muertos.

el halowwen manda MLP NO SE CREAN XD
@Neoporey
Navidad tampoco tiene origen argentino y lo festejamos todos, y los carnavales? tampoco, se fueron adoptando con el tiempo, siempre es así, es un proceso de aculturación, es inevitable, más ahora con la globalizacíón y la red.