El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¿Hará Intel la competencia al Windows de Microsoft?

Anuncios

El campo del software nunca ha sido un punto fuerte de Intel, evidentemente siendo la empresa que creó el concepto de microchip moderno y que se dedica en cuerpo y alma a la producción de diversas soluciones de hardware junto a los microprocesadores, como por ejemplo chipsets, módulos de conexión WiFi, WiMAX o tarjetas gráficas. No obstante, esto no ha sido óbice para que la multinacional californiana haya hecho sus “pinitos” en dicho sector, habitualmente con herramientas vinculadas directamente con el hardware. Moblin es un cambio al respecto.

Moblin es una distribución GNU/Linux basada en Fedora e impulsada por Intel para su arquitectura Atom. Está optimizada para un rápido arranque y un funcionamiento y rendimiento óptimos en máquinas con un hardware poco potente, propio de netbooks y MIDs (Mobile Internet Device). La última versión disponible es la 2.0 beta.

El principal cambio en la distribución se ve en su aspecto. La interfaz gráfica ha sido trabajada para asemejarse mucho más a aquella clásica de un netbook y no tanto a un escritorio tradicional como el que nos podemos encontrar en una máquina de sobremesa. Así, se asemeja mucho más a una Ubuntu Netbook Remix, por poner un ejemplo, que a un Windows XP. Una barra de tareas situada en la parte superior del escritorio nos despliega hojas con las diferentes aplicaciones a las que podemos acceder o acciones para llevar a cabo.

Desde esta barra de tareas, y cada vez que entramos en una sección que agrupa diferentes opciones relacionadas, estas se nos presentan en forma de paneles, siendo de esperar que más adelante se vayan publicando plug-ins que añadan nuevos paneles y, por lo tanto, funcionalidades al sistema. El cometido de la distribución se ha orientado a la reproducción de contenidos digitales audiovisuales, la navegación por Internet y el uso de redes sociales y servicios 2.0 principalmente.

Moblin es, hasta la fecha, una de las distribuciones GNU/Linux que presenta una interfaz de usuario más pulida en cuanto a aspecto, aunque en funcionalidad y sencillez no dista mucho de una Ubuntu Netbook Remix entre otras. La cuestión principal es que va a hacer Intel con ella, si va a promocionarla como sistema operativo low cost para sus procesadores, o bien la va a dejar como una opción para los más linuxeros.

Promover esta distribución como sistema operativo llevaría a Intel a un enfrentamiento con Microsoft, que domina ya el segmento de los netbooks gracias a haber permitido a los fabricantes e integradores la adquisición y uso de licencias de Windows XP, un sistema operativo teóricamente descatalogado para las máquinas de escritorio pero que debido a las insuficiencias de Vista, aún triunfa en ellas y es muy buscado por los usuarios. Con un Windows 7 próximo a estrenarse y que dispondrá de versiones optimizadas para netbooks, la compañía de Redmond parece tenerlo todo ganado en este segmento de máquinas ultraligeras, pese a que éste es aún lo suficientemente joven para ser permeable a cambios.

Imaginemos una Intel persiguiendo acuerdos con los fabricantes que integran sus procesadores para que utilicen Moblin en sus netbooks. Sin dudas, esta distribución conseguiría un hueco importante entre los netbooks con Linux, y sería incluso capaz de robarle una parte significativa del pastel a Windows en dicho segmento. Algo por lo que Microsoft tal vez no debe preocuparse, pero que sin lugar a dudas le sería molesto.

Por su parte, a Intel le interesa no depender de la compañía capitaneada por Steve Ballmer, continuar siendo la plataforma hardware de referencia sea cual sea el sistema operativo utilizado. Su verdadero rival aquí podrían ser los netbooks basados en chips ARM con Android, que han empezado a hacer su aparición tímidamente en el mercado y de los cuales se espera un desembarco mucho más masivo en fechas próximas.

Con Moblin, la multinacional californiana perseguiría ofrecer una alternativa de bajo coste a estos portátiles (ahorrando el importe de la licencia de Windows) para ocupar su nicho de mercado y asfixiar su comercialización. Por lo menos, este es mi punto de vista.

¿Y Microsoft? va a hacer la vista gorda. Le interesa, pues por el momento no va a adaptar su Windows a la arquitectura ARM, con lo que esta maniobra junto al bloqueo que Intel va a llevar a cabo respecto a ARM, va a dejar el mercado de los netbooks más o menos tal y como está ahora mismo.

No es el único proyecto libre en el que está metida Intel. Junto a Nokia, hace poco han lanzado oFono, orientado a la creación de aplicaciones para telefonía GSM/UMTS en modalidad de software libre. ¿Otro misil teledirigido contra Android?

Fuente: http://www.imatica.org/bloges/2009/05/220537342009.html

Anuncios

0 comentarios - ¿Hará Intel la competencia al Windows de Microsoft?

Los comentarios se encuentran cerrados