El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¿Es inconstitucional la Ley Sinde?.

Anuncios

En Bitelia podemos leer este interesantisimo artículo.

"¿Vulnera la Ley Sinde la directiva europea? ¿es inconstitucional? ¿puede una Comisión sin facultades de abogacía dictar una sentencia? ¿Cómo se valora el daño patrimonial? ¿quiénes podrían ser esos miembros de la Comisión? Son muchas las preguntas que aún hoy, pasados dos días, seguimos preguntándonos. Tras el pacto del PP y PSOE con CIU, el ciudadano sigue sin saber exactamente qué ocurrirá en la red y cómo se dirimirán los derechos y restricciones de un usuario sobre los derechos que esta comisión crea oportuno. Desde diferentes asociaciones de Internet están llevando a cabo un análisis sobre la posible inconstitucionalidad en la que puede estar incurriendo la disposición final segunda, la Ley Sinde. El punto más espinoso tiene que ver con la “probabilidad de/susceptible a daño”, un concepto que no se considera ni explica en la Constitución y por el que claramente y en base a una generalización de los términos, cualquier usuario podría incurrir si la “comisión” lo viera oportuno. La parte del texto más inconclusa dice así:


Se podrá adoptar las medidas para que se interrumpa la prestación de un servicio que vulnere derechos de propiedad intelectual o para retirar los contenidos que vulneren los citados derechos siempre que el prestador, directa o indirectamente, actúe con ánimo de lucro o haya causado o sea susceptible de causar un daño patrimonial


Varios de los representantes de diferentes asociaciones de Internet se están reuniendo para poner en marcha en los próximos días diferentes acciones. Estos son los últimos testimonios de quienes están dispuestos a llevar a los Tribunales el texto pactado entre el PSOE, PP y CIU:

Miguel Pérez, presidente de la Asociación de Usuarios de Internet, habla de una propuesta en la que están en marcha más de treinta organizaciones con el fin de desarrollar una acción conjunta:

No queremos que nadie se aproveche del trabajo de los demás, pero esta es una ley para criminalizar al enlazador, y de esta manera se tendría que cerrar Internet. Hay que cambiar el modelo de negocio porque el futuro no pasa por lo que nos quieren imponer los que han triunfado con el modelo anterior. No es un problema de piratería, ya que se pueden prohibir todas las descargas, pero no va a servir de nada si la Industria no se adapta a los nuevos tiempos. Hace falta una reforma a fondo de la Ley de Propiedad Intelectual y la eliminación del canon, pues perjudica al creador y al usuario y sólo beneficia al intermediario. Hay soluciones, pero no pasan por criminalizar al usuario

Para Santiago Ureta, presidente de la Asociación de Música e Internet (AMI):

La Ley Sinde es una medida cautelar sin precedentes con una capacidad inquisidora tremenda

Víctor Domingo, de la Asociación de Internautas (AI), va más allá al referirse:

Han llevado al BOE una Comisión que es de antes de 1975. Nosotros ya presentamos todos juntos una petición en el Senado para que no sacara adelante la Ley Sinde. La enmienda pactada es una chapuza y no tiene garantías judiciales. Con ellas se da más facultades a la Comisión de Propiedad Intelectual y se pasa a los jueces a la categoría de notarios. Se está potenciando la Comisión sin una tutela judicial efectiva, se baja a los jueces a certificadores, ya que todo lo llevaría una Comisión política, convirtiendo además a los proveedores en la policía, pues ellos tienen los números IP de los usuarios

Miguel Errasti, presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Internet (ANEI), recordaba que:

La mayor parte de los alojadores webs (más del 90 por ciento) no están en España, por lo que esta ley es ineficaz. La ley puede además crear inseguridad jurídica y una migración hacia otros países del sector del hosting, lo cual provocaría cuantiosas pérdidas económicas

En cualquier caso veo difícil que se pueda conseguir algo por la terminología utilizada para redactar la ley, si acaso lo modifican y listo. Lo más grave de esta disposición tiene que ver con el fin de uno de los derechos fundamentales de cualquier sociedad. Sin libertad de expresión, el ciudadano puede ser sometido a una comisión que, en un movimiento sin precedentes, toma posesión de juez, por encima de los propios jueces, quienes adquieren un papel de “funcionario”, para decidir quién es infractor y quién no sobre unos términos injustificados.

Los “ajustes” de los que se habla donde se amplían las garantías judiciales son una cortina de humo, ya que sólo en un caso no se acabaría con el cierre de una web que haya requerido este nuevo órgano de “agentes secretos” o Comisión de Propiedad Intelectual. Las nuevas “garantías” pasan por que el juez estará desde el principio, en conjunto con la Comisión, pero nada más. ¿Hay algo más inconstitucional que un juzgado popular sin juez ni juicio ordinario? Parece que en España no."

La Ley Sinde es el nombre informal con el cual se conoce a un apartado particular de la Ley de Economía Sostenible llamado “Disposición Final Segunda”, en que el Gobierno de Rodríguez-Zapatero intenta enfrentar la crisis que atraviesa España actualmente. Fue propuesta en mayo de 2009.

Dicha Disposición Final Segunda consiste en una serie de cambios que afectan a:

* La Ley de Servicios de la Sociedad de la Información (más conocida como LSSI).
* La Ley de Propiedad Intelectual.
* Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa, (que se centra en la protección de la propiedad intelectual en el ámbito de la sociedad de la información y de comercio electrónico).

El objetivo de modificar estas leyes es permitir que un grupo de personas dependientes del Ministerio de Cultura (una comisión cultural o comisión de propiedad intelectual), tengan la potestad de cerrar páginas web que, de acuerdo a su propio criterio, vulnere los derechos propiedad intelectual previa autorización de los Juzgados Centrales de lo Contencioso Administrativo

Los cambios, como es de suponerse, vienen propuestos por la Ministra de Cultura, Ángeles Gonzales-Sinde, motivo por el cual se ganó el nombre de Ley Sinde.

Con las modificaciones hechas para lograr el acuerdo pactado entre los partidos PP, PSOE y CIU para hacer pasar la ley, la Ley Sinde es y funcionan de la siguiente manera:

Para que la Comisión de Propiedad Intelectual actue, debe recibir una denuncia (puede ser de particulares, cantantes, bandas, directores, como de una discográfica, estudio de cine, televisión, o sus respectivos representantes) ellos tendrán la potestad de determinar si hay falta o no; cuando determinan que sí, hay dos vías a recorrer:

1.

El responsable de los contenidos que supuestamente vulneran la propiedad intelectual o aquellos que hospedan el contenido o aquel proveedor de acceso al que está conectado un servidor que hospeda los contenidos, inclusive quien los publicó tiene 48 horas para que, voluntariamente, retire el contenido en cuestión. Esto se hace por medio de una petición en la que no intercede ningún organismo jurídico. En caso de no retirarse ocurre lo siguiente:
1. Plazo de 2 días para que se presenten las pruebas del lado de quien demanda y del lado de quien es demandado, que se niega a retirar el contenido.
2. Plazo de 5 días para presentar las conclusiones de las pruebas introducidas por las partes.
3. La Comisión de Propiedad Intelectual tiene un plazo de 3 días para dictar resolución.

Tal resolución se presenta nuevamente a un juez quien la autoriza o no. Pero este juez no participa en el proceso mismo de determinación de culpabilidad (o no), simplemente ratifica o niega la conclusión.
2.

Acudir a un juez para obtener una orden judicial por medio de la cual se piden los datos de aquel o aquellos que cometen la infracción al proveedor de servicios (generalmente será una empresa de hosting que opere dentro de España) y para que se retire el contenido que vulnera los derechos de propiedad intelectual (el Copyright, pues). Los Juzgados Centrales de lo Contencioso Administrativo tienen apenas 24 horas para autorizar o no. (como se explica en el inciso 7 del documento de acuerdo entre los partidos). El juez puede negarse si afecta al Artículo 18 apartados 1 y 3 de la Constitución Española. (No olvidemos que la primera versión de la Ley Sinde que se dio a conocer a finales de 2009 permitía este proceso sin la necesidad de intervención de un juez)

Los problemas de la Ley Sinde

Aunque un juez intervienga en varios puntos del proceso de actuación de la Comisión de Propiedad Intelectual, es justamente ese el primer y mayor problema: la denuncia y el propio hecho de determinar si hay falta se hace por una vía administrativa (es decir, un organismo del gobierno) y no por la vía judicial (es decir, una decisión hecha en juzgado, por jueces). ¿Por qué es este el mayor problema?:

1.

Porque se vulnera un derecho y liberatad fundamental en España: la libertad de expresión. Que un organismo administrativo designado por un Ministerio (en este caso, el de Cultura) formado por personas que no conocemos, con facultades que desconocemos, se les otorgue tal poder y tal responsabilidad no solo es una falta de respeto a la ciudadanía, es darle una bofetada al sistema jurídico español.
2.

Porque la actuación del juez en todo el proceso se limita al derecho de autorizar o no aquello que la comisión determinó. El juez no se ve involucrado ni tiene voz durante el desarrollo del proceso mismo. Por definición, la ausencia judicial en el proceso no garantiza que las decisiones de la comisión sean justas.

El segundo gran problema de la Ley Sinde es su origen. En diciembre se reveló por medio de las filtraciones de Wikileaks que la Disposición Final Segunda se gestó y redactó a partir de fuertes presiones de lobbys estadounidenses representantes de las industrias audiovisuales (es decir, los estudios y las discográficas). Toda la ley está “manchada” de las intervenciones de estas grandes empresas, al defender a toda costa sus intereses y arrastrar los derechos fundamentales de los ciudadanos españoles.

El tercer gran problema de la Ley Sinde es su tremenda falta de claridad con respecto a sus límites. Gran parte de la discusión (para bien y para mal) se ha centrado en la necesidad de regulaciones que impidan que, por medio del internet, algunas personas se lucren con el trabajo ajeno. El problema es que no es claro qué se penalizará y qué no. Aún más grave es que no necesariamente se tiene que probar el daño, sino que hay una posibilidad de causar daño (la existencia de enlaces a contenido con Copyright, por ejemplo).

El cuarto gran problema es la existencia de un blacklist o una lista negra controlada por la Comisión de la Propiedad Intelectual. En caso que los contenidos “infractores” no se encuentren dentro de España (ya sea que la empresa de hosting sea extranjera, o los servidores están en otro país o la persona en cuestión no viva en España) entonces podrán pedir que el IP o el dominio en cuestión sea bloqueado.

No creo que sea necesario explicar los peligros que la lista negra de sitios y direcciones IP que no pueden ser accedidos mientras estás dentro de España esté en control de unas cuantas personas. Esto es una muralla digital China en potencia.
Las acciones, las protestas

Al conocerse la existencia de la Disposición Final Segunda y sus intenciones por parte del Ministerio de Cultura y su ministra Ángeles González-Sinde, un gran grupo de personas nos pusimos de acuerdo y lanzamos, el 2 de diciembre de 2009, a las 9 de la mañana un Manifiesto en defensa de los derechos fundamentales en internet. Aquel manifiesto fue publicada en miles de webs y fue leída por millones de personas. Causando un impacto real en la sociedad de entendimiento de los peligros de la aprobación de estas medidas.

A partir de esa fecha y hasta el día de hoy se ha mantenido una larguísima discusión de todo tipo de temas relacionados con la propiedad intelectual, con las medidas que se deben tomar o no. Una cosa es clara: la Ley Sinde existe porque el proceso judicial español simplemente no ha dado la razón a la industria audiovisual cuando intentan demandar a personas por simplemente enlazar contenido. ¿Solución? saltarse por completo el proceso y entregárselo a una comisión designada por un ministerio presidido por una persona que tiene fuertes lazos con la industria.

El pasado 21 de diciembre el gobierno español intentó pasar la ley por un proceso express que al final falló. Ayer, después de intensas negociaciones entre el PP y el PSOE, unas ligeras modificaciones a la Disposición Final Segunda, se comunicó que votarán a favor de su aprobación en el senado. Así estamos hoy.

Algunos pedimos la dimisión de la Ministra de Cultura, otros renuncian a su cargo, otros lo apoyan, pero lo más importante, hoy, es hacerle saber a quienes nos gobiernan que no estamos de acuerdo con lo que nos están haciendo. ¿Cómo? en las urnas. La perdida de voto es como realmente los políticos se sienten afectados y es donde debemos de actuar como sociedad responsable que somos.


Fuente:

http://putodeb.com/index.php?option=com_content&view=article&id=195:ies-inconstitucional-la-ley-sinde&catid=56:informacion&Itemid=209

http://alt1040.com/2011/01/que-es-la-ley-sinde

Anuncios

5 comentarios - ¿Es inconstitucional la Ley Sinde?.

@capucchi
y porque pones el post en categoria GNU - Linux ?
@rafaelputaro
capucchi dijo:y porque pones el post en categoria GNU - Linux ?


Perdonemoslo por que es importante que esta porqueria de ley se divulgue de cualquiera.
@petyxxx100
rafaelputaro dijo:
capucchi dijo:y porque pones el post en categoria GNU - Linux ?


Perdonemoslo por que es importante que esta porqueria de ley se divulgue de cualquiera.

@ajvajv
Podrias poner un resumen de que se trata la ley? porque fuera de europa no tenemos idea de que estas hablando... (si, ya se, Google/Wikipedia/blablabla es tu amigo, pero seria bueno que lo hagas completo)