El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Tras su fuerte liderazgo, Silo no dejó sucesores

Anuncios

Tras su fuerte liderazgo, Silo no dejó sucesores en el humanismo

El líder dio instrucciones para que luego de su muerte, que fue en 2010, el movimiento espiritual y político funcionara sin jerarquías y sin un conductor indiscutido que decidiera en su nombre.13-07-2011

Alejandro Gamero
agamero@diariouno.net.ar
Ya lo había dicho Silo antes de morir: “El conjunto mejora a los individuos y no los individuos al conjunto”. Con esa máxima, el mendocino Mario Rodríguez Cobo, líder del Movimiento Humanista, que fundó y que se desparramó por el mundo, dejó muy claro que nadie lo sucedería tras su fallecimiento, el que ocurrió el 17 de setiembre de 2010.

Ni exégetas mesiánicos, ni discípulos preferidos, ni iluminados predicadores.

Tras su liderazgo indiscutido, por ser el orador del famoso sermón de la montaña con el que en 1969, desde Punta de Vacas, lanzó la filosofía del movimiento que luego fundó, Silo dispuso que éste se reestructurara sobre la horizontalidad, sin estamentos ni jerarquías.

Así lo reflejó ayer en diálogo con Diario UNO, Juan José Coscarelli, principal referente en Mendoza del siloismo y el humanismo.

Coscarelli resaltó que “Silo no dejó sucesores. Él, un par de años antes de su partida final, impulsó una importante reestructuración”.

“Su argumento fue –continuó– que el actual sistema sociocultural en el que vivimos se sostiene en una fuerte concentración del poder, desde el que se tiende a manipular a las personas y a los acontecimientos”.

Entonces redondeó: “Silo nos señaló en cambio que el movimiento se fortalecería en la diversidad, la descentralización y los acuerdos”.

Coscarelli precisó que “por eso no hay jerarquías. En su brazo espiritual el siloismo tiene a los maestros, que se formaron en la escuela que el propio Silo organizó en distintos países. Ellos son los encargados de llevar su mensaje en los 32 parques de conocimiento y reflexión que hay por el mundo, de los cuales el principal está aquí en Punta de Vacas, donde Silo empezó todo”.

Explicó además que “los maestros, que son unos 4.000 en todo el planeta, son los que interpretan y pregonan el mensaje de Silo pero no hay jerarquía espiritual entre ellos, ni estamentos, acá nadie tiene la suma del poder”.


Se expande
Coscarelli recalcó que lejos de deprimirse “el siloismo y el movimiento humanista experimentaron un gran fortalecimiento y una fuerte expansión”.

Puntualizó que “hoy estamos en 106 países, en toda América Latina y Europa, en África y avanzando en Asia. Hoy hay gente que está trabajando mucho en Israel, en Egipto, Mongolia, China y el Este de Europa”.

Indicó que “la libertad de creer en Dios como un acto personal, el descubrimiento de lo sagrado y la no violencia” son los principales ejes espirituales del siloismo.

Agregó que “el ser humano como valor central, la libertad de pensamiento y el derecho a elegir, la igualdad de oportunidades y la no violencia como método de acción” son los ejes sociopolíticos.


Con Cristina
Participando en la política desde hace años, hoy en día el movimiento está alineado al kirchnerismo desde el 2006 y el Partido Humanista integra el Frente para la Victoria.

“Compartimos el proyecto nacional y popular”, cerró Coscarelli.


Fuente: Diario Uno Mendoza

Anuncios

5 comentarios - Tras su fuerte liderazgo, Silo no dejó sucesores

@nendodango -1
JAjaja puta madre,al final dijo haganse anarkistas y se hicieron kirchneristas
@nendodango -1
jakuna2008 dijo:si al final lo que dice lo dice por el partido nada mas, hay muchos humanistas q no estamos de acuerdo con la alianza, pero aguantamos lo que creemos un error con fe en el futuro, sin embargo personalmente estoy de acuerdo con la politica de los kirchnes, no totalmente, pero si creo que han hecho muchas cosas buenas, de todos modos no apoyaria una alianza....

Es re triste que se volvieran kirchneristas,onda se muere Silo y hacen cualquiera