Pymes: Motor del Pais.

Anuncios

Informacion relevada del Suplemento Cash Pagina 12.

Pocas veces en la historia económica argentina se conjugaron altos niveles de crecimiento económico con una mejora sustancial de la matriz productiva. En los últimos años, se exhibe un escenario novedoso: aumento record de la actividad, tanto en porcentaje como en permanencia, y recuperación del aparato productivo. En este marco, la protección de la pequeña y mediana empresa dejó de ser un discurso para ser el centro de las políticas oficiales. Este segmento es vital en el desarrollo económico, lo que puede verificarse en su participación en los países desarrollados. Las pymes constituyen las organizaciones con mayor capacidad de adaptación a los cambios tecnológicos y de generación de empleo, con lo que representan un importante factor de política de distribución de ingresos a las clases media y baja. .
Historicamente uno de los principales problemas es la dificultad para conseguir creditos bancarios. En un relevamiento realizado por Cash se observa que el Gobierno destinó más de 21 mil millones de pesos en distintas formas de financiamiento y acceso a préstamos.
Las PYMES habian sido tomadas muy en cuenta como motor del pais durante las decadas del 50 y 60, con el modelo de sustitucion de importaciones. Aunque durante las 3 decadas posteriores, fueron dejadas de lado. Luego de la crisis de 2001, se inicio de nuevo ese proceso.
Segun Debora Giorgi (ministra de industria: “La sustentabilidad de las variables macroeconómicas, el fortalecimiento del mercado interno, el fomento del consumo, en el marco de un modelo que generó 5 millones de puestos de trabajo, las moratorias impositivas que desendeudaron al sector y la defensa de la industria nacional de la competencia desleal permitieron reindustrializar al país y proyectar nuestras pymes a la exportación”
En los últimos años se crearon 140 mil empresas y 2400 exportadoras, lo que equivale a un crecimiento del 71 por ciento respecto de 2003.
El crecimiento de los últimos años, que se acerca a una década ininterrumpida, permitió no sólo la creación de nuevas pymes, sino una mejora en la situación de las existentes. Un poco por costumbre y otro por falta de alternativas, las pymes aprendieron a autofinanciarse. Esta lógica, que sirvió en procesos breves de crecimiento de la actividad, no pudo sostenerse en el actual ciclo de expansión. Entonces intentaron buscar financiamiento en el mercado. Pero los bancos no respondieron a esa demanda. Luego de la debacle de 2001-2002, las entidades focalizaron sus negocios en las operaciones transaccionales. La excusa fue que el tiempo de permanencia promedio de los depósitos, entre treinta y sesenta días, no permite prestar a largo plazo. Mientras que otros bancos como el Nacion decidieron incrementar la participacion de las PYMES en sus prestamos.
En 2003 el banco Nacion incremento la participacion de las PYMES en sus prestamos del 8% a el 52%. Y luego de la nefasta decada de los ´90 en la que habia llegado a perder 1540 millones de pesos, en 2010 reporto ganancias por 2333 millones de pesos.
Con estructuras eminentemente familiares, las pymes enfrentan en muchos casos problemas que van más allá de lo financiero, como la necesidad de capacitación. La globalización de los negocios obliga a las empresas a ser rigurosas en el managment y requieren para ello de asesoría que, en muchos casos, es difícil de costear. “Tenemos un abordaje sistémico de las pymes. Sólo en la Sepyme tenemos 30 instrumentos de asistencia en plena vigencia: crédito blando, mejora de la productividad mediante la consultoría y la capacitación, y herramientas de promoción de las exportaciones”, señaló Débora Giorgi.
A todo esto se suma el Programa del Financiamiento Productivo del Bicentenario, donde el 60 por ciento de las empresas que accedieron fueron pymes, por 856 millones de pesos desde su implementación el año pasado. Estos créditos se canalizan, con redescuentos del Banco Central, a través de bancos públicos y privados.

1 comentario - Pymes: Motor del Pais.