El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Se viene la segunda, ahora folclore!

Anuncios

El 20 de octubre se viene la segunda charla de Suban el Volumen, el ciclo organizado por Matices y la editorial Recovecos. Claudio Díaz, Mario Díaz y el folclore, todo en una misma tarde y en Rafael Núñez al 3900.

Claudio Díaz será el responsable del segundo encuentro de Suban el Volumen, que se realizará el 20 de octubre en The Roxy, con el eje: Folclore e identidad nacional. El autor nos contará cómo el folclore nos hizo argentinos.
Nacido en Misiones, Díaz es Licenciado y Profesor en Letras Modernas por la Universidad Nacional de Córdoba, Magister en Sociosemiótica y Doctor en Letras por la misma Universidad. Además se desempeña como Director del Centro de Investigaciones de la Facultad de Filosofía y Humanidades y es miembro fundador de la Rama Latinoamericana de IASPM (International Association for the Study of Popular Music).

Díaz estará acompañado del integralísimo músico Mario Díaz -Nebbiero es su último disco presentado-, cuyas composiciones e interpretaciones, de cualidades únicas en Córdoba, nos llevarán de las riendas del folclore.

Todo será coordinado por el periodista y sociólogo Mariano Barbieri.

QUE ES SUBAN EL VOLUMEN
Tango, jazz, rock, cuarteto, folclore, cumbia y otros, cada uno a su manera, expresan los sentimientos de una época y recrea un espacio social y político determinado. ¿Cuál es el misterio de las canciones? ¿Qué cosas se ponen en juego al elegir tal o cual tipo música? ¿Qué consumo hacemos en la actualidad?
Tres autores, tres libros y tres músicos: los encargados de hacernos ver las otras caras posibles de la música.

La consigna está planteada. Tres charlas, tres géneros musicales, un lugar: The Roxy, en la Av. Rafael Núñez al 3900. Saquen las agendas. Y suban el volumen.

En octubre, como se señaló, Claudio y Mario Díaz y el folclore. Para noviembre, Sergio Pujol recorrerá la historia y las mejores letras del rock nacional con la banda cordobesa Upa Uque, quienes harán una muestra de lo que mejor saben hacer: tocar.

MÁS INFORMACIÓN www.subanelvolumen-2011.blogspot.com

Claudio Díaz es un estudioso de los discursos que se esconden y se manifiestan detrás de las músicas populares. Autor de dos libros que indagan a través del análisis sociológico al rock y al folklore, Diaz será también quien tenga a cargo la segunda charla de.

La patria es una idea difusa que genera consensos masivos. En su etapa primaria de constitución, la búsqueda de algo que pudiera significar las raíces, lo innato, lo genéticamente argentino, desvelaba a los intelectuales de la época que buscaban dar con esa identidad nacional única. Así, la construcción de la idea de folclore -entre otras cosas- proviene de ese proceso que Claudio Díaz describe a través de la sociología del discurso.
Pero antes que nada: el folclore no es un género sino un sistema de relaciones sociales: Díaz no permitiría continuar esta entrevista sin antes aclarar el tema de discusión. El autor de Variaciones sobre el ser Nacional de Editorial Recovecos y del Libro de viajes y extravíos es algo así como un músico de la lapicera que no accedería a que la banda empiece a tocar con ese ruido de fondo.

NO HAY PAGO COMO MI PAGO
El mito del origen y el pago perdido y los componentes rítmicos y culturales de la música popular y la voluntad nacionalizadora de un grupo de intelectuales, son algunos de los ejes centrales que rodean las explicaciones sobre el concepto de folclore o de música del pueblo.

_ El folclore tiene en nuestro imaginario un vínculo muy cercano a la idea de nación, a lo patriótico. ¿A qué responde ese nexo?
_ Una cosa que es muy importante en el folclore y que es muy diferente de otras músicas populares, es justamente esa vinculación que se les ha querido dar siempre -no sólo en Argentina- a las músicas folclóricas con esta cuestión de la patria, con la esencia nacional y demás orígenes de lo argentino. Lo curioso es que con otros géneros esto no pasa: a nadie se le ocurrió pensar que el cuarteto o el rock tenían que ser la esencia de la patria. Bueno, con el folclore sí, y eso tiene que ver con su proceso de constitución. Entonces, para empezar, vale la pena aclarar: para mí el folclore no es un género musical, ni una esencia de nada, sino que es un sistema de relaciones sociales. El rock y el cuarteto también lo son, pero para poder entender las características que tienen esas producciones que nosotros llamamos músicas folclóricas, lo que hay que tratar de entender primero es ese sistema de relaciones en el marco del cual se produce esa variedad de músicas aglutinadas bajo ese concepto. Entonces la pregunta es, ¿en el marco de qué procesos sociales e históricos fue creado ese folclore que nosotros conocemos? Porque sí, está claro que ese conjunto de ritmos y danzas tienen orígenes diversos y antiguos, pero cuando alguien bailaba una zambacueca en un salón de una casa de familia en 1850, estaba bailando igual que vos y yo cuando vamos a algún lugar, el tipo pensaba en seducir una chica y no en que estaba bailando la patria.

_ ¿Cuál fue el rol de los intelectuales en este proceso?
_ El momento clave de este proceso es cuando un conjunto de intelectuales en nuestro país empezaron a desarrollar los primeros pasos de algo que se proponía como la ciencia del folclore que tenía mucho que ver con un proceso que se había iniciado en Europa, el romanticismo filosófico y literario. Estamos hablando de la época de formación de las naciones modernas. Hubo intelectuales que iban a buscar en los sectores populares campesinos ciertos saberes, músicas, ideas, en las que ellos consideraban que estaba lo esencial de las naciones porque no lo encontraban en las ciudades. Por eso se inventó esa palabra Folk (gente, pueblo) + Lore (conocimiento, saberes) que significa el conocimiento del pueblo. Entonces empezaron a recopilar adivinanzas, narraciones, usos y costumbres donde les parecía a ellos que estaba conservado ese espíritu, esa esencia de la nación. En nuestro país esto llega también a finales del Siglo XIX: esto que empezaba a llamarse Argentina, después de 50 años de guerras civiles, generaba una enorme preocupación por consolidar una especificidad de lo argentino como nación. Y en la búsqueda de esta fisonomía propia, el ejemplo europeo cuaja perfectamente. Pero con una particularidad, acá, la oligarquía ganadera portuaria, había liquidado a ese proletariado rural. Y lo llamativo es que, aquellos intelectuales de finales de siglo diecinueve y principios de siglo veinte, son los primeros en desarrollar una idea nacionalista que toma como enemigos de clase a los inmigrantes anarquistas, revolucionarios y demás. Leopoldo Lugones, Ricardo Rojas, Manuel Ugarte, son algunos de los nombres más significativos de estos intelectuales. Ellos empiezan a vincular así, todos esos saberes que venían del gaucho y del mundo rural del gaucho con la esencia de la patria misma porque es la mejor manera que encuentran para dejar afuera de la identidad nacional a todos los recién llegados. Así, las recopilaciones de cancioneros del año 1910, 1915, ya están embuidos de ese espíritu nacionalista. En el campo estaban las leyendas y los mitos que representaban a la patria. En la tradición del folclore el elemento indígena no aparece cuando en otros países es esencial, acá no, acá se asienta sobre la herencia criolla, y así se iba reduciendo la gran diversidad de saberes y ritmos populares a un conjunto que encajara con esa idea.

LA INDUSTRIA CULTURAL
-¿Qué efecto tuvo la industria cultural, la puesta en escena, la difusión masiva y la reproducción en escala del folklore?
-Es ahí cuando el proceso se completa, cuando aparece la industria cultural. Específicamente la radio, la industria discográfica. Se empiezan a producir un cierto tipo de mercancías donde lo que se ofrece es una música cargada de estos valores nacionalistas cuyo gran ensamblador fue Andrés Chazarreta. Fue el primero en constituir una compañía de danzas tradicionales y criollas. Eso que antes se bailaba para seducir, ahora ya se ponía sobre el escenario como un espectáculo que vale una entrada. Eso después son discos, programas de radio, de televisión, festivales. La forma mercancía quedaconsolidada. Así es que rastreando el proceso de cómo esto se fue conformando es que uno puede entender por qué al hecho de que alguien cante una chacarera se lo puede vincular con la patria y cuando alguien canta un rocanrol o un cuarteto no.

_ Retomando la cuestión de la mercancía. Si el rock es la banda de sonido del capitalismo tardío, como dijiste alguna vez, ¿qué lugar ocupa el folclore como universo de sentidos y como producto de consumo cultural?
_ El caso del folclore tiene la particularidad de que los desarrollos nacionales han sido muy distintos en todas partes, a diferencia del rock que tiene un componente global muy claro. Hay cosas sumamente distintas bajo el nombre de folclore con un desarrollo nacional muy distinto. Ahora, en el mercado argentino nunca dejó de ocupar un lugar importante. Nunca es correcto decir: el folclore es tal cosa. El folclore es un ámbito en el cual muchos actores distintos (músicos, productores, públicos, etc.) disputan permanentemente acerca de qué es el folclore. Qué es bueno y qué es malo. Qué es verdaderamente auténtico, y qué es meramente comercial. Todo esto está en discusión permanente donde cabe lo tradicional y lo renovador.
_ Qué hay de cierto en esto: presiento que en el imaginario, el rock es una búsqueda de lo extraordinario de la vida y un género esencialmente contracultural, mientras que el folclore recupera lo mínimo, lo pequeño, la magia de lo cotidiano y de lo paisajístico y tiene además una fuerte raíz conservadora.
_ Ahí hay mucho prejuicio. En los años sesenta, por ejemplo, había propuestas que estaban más ancladas en un estereotipo tradicional. Por ejemplo, Los Chalchaleros. Ahora, en los mismos años sesenta, el Cuchi Leguizamón componía obras, zambas, vidalas, chacareras, que tenían muchos elementos de música erudita y de vanguardia. Pero ojo, otro tema interesante sería determinar qué es lo innovador y qué no. Mucho de lo que aparenta ser innovador, en realidad recupera tradiciones olvidadas, pero esa ya es otra discusión.

Anuncios

Fuentes de Información - Se viene la segunda, ahora folclore!

¿Te gustó lo que viste?

Inscríbete en el newsletter de Taringa! para recibir más artículos como este.

¡Gracias por suscribirte al newsletter!

Periódicamente recibirás en tu correo más artículos de Taringa!

1 comentario - Se viene la segunda, ahora folclore!