El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Análisis de Halo: Combat Evolved Anniversary para Xbox 360

Regresamos a los orígenes en el décimo aniversario de la saga que situó a Xbox en la industria del videojuego.



Análisis de Halo: Combat Evolved Anniversary para Xbox 360



Cuando Microsoft anunció su entrada en el mercado de las consolas, surgieron muchas voces escépticas. Hubo más cuando se supo que la consola contaría con un disco duro (algo entonces propio de ordenadores y que es ya casi obligado), y no mucha gente tenía fe en que la consola fuera capaz de atraer al público y generar su propia imagen de marca, con sagas que la identificaran. Quizás muchos veían en este proyecto una nueva 3DO o cualquier otro fracaso de los que ha dado la historia de los videojuegos de mano de grandes corporaciones occidentales.




link: http://www.youtube.com/watch?v=zMb4XshTno0




Eso sucedía hace unos diez años, y está claro que a Microsoft le ha ido muy bien en el sector y Halo se ha convertido en una saga capaz de mover a millones de aficionados por todo el mundo y, desde luego, es el gran estandarte de la compañía. Ahora la serie se enfrenta a su primer título sin sus padres, Bungie, pero lo hace celebrando su décimo aniversario revisitando el juego fundacional.

Halo: Combat Evolved Anniversary es un juego que aporta una serie de novedades comedidas, pero muy importantes, ya que la calidad de las mismas se impone a la cantidad. Así, por ejemplo, los jugadores podrán disfrutar de multijugador en línea en este título, una de las grandes ausencias del original consecuencia de que cuando se lanzó el título en la primera Xbox Microsoft todavía no había inaugurado el servicio Xbox Live, algo que hizo que la saga se estrenara en este terreno en Halo 2. Del mismo modo, se incorpora también la presencia de calaveras, esos "tesoros" que están escondidísimos en los escenarios y que ahora los aficionados ya esperan en cada título.

Eso nos lleva a pensar también en cómo la saga ha conseguido evolucionar en tan poco tiempo más allá de lo increíblemente obvio, como la posibilidad de llevar dos pistolas al mismo tiempo. Son cambios sutiles que van mejorando la jugabilidad y toda la experiencia de juego que hacen que cuando volvemos a títulos antiguos se sientan anquilosados o torpones. Una de las grandes virtudes de este remake es que la jugabilidad se ha revisado para eliminar ese fantasma y ofrecer una experiencia adaptada a lo que ya conocemos hoy en día sin dejarse por el camino ni un ápice del espíritu original.



analisis



Los jugadores más nostálgicos podrán recuperar el aspecto visual original pulsando un simple botón del mando (Back), o volver a la versión actualizada volviendo a pulsar ese mismo botón, en una transición absolutamente suave y sorprendente. Eso sí, hay un efecto de oscurecimiento y reiluminación de la imagen que lo hace poco o nada aconsejable para los momentos de combate más intensos. Eso sí, el cambio no puede hacerse mientras están en marcha las secuencia cinemáticas.



Es una buena manera de presentar al jugador la opción de escoger entre los dos estilos y permitirnos ver los cambios, que son absolutamente abrumadores. La iluminación, los reflejos, las texturas… el progreso dado en estos años es impactante cuando deja el espacio de la memoria para presentarse así, descarnado, en comparación directa ante el jugador.





link: http://www.youtube.com/watch?v=f1PkUrEggu4&feature=related




Un aspecto importante es que los diseños de los personajes son los originales, es decir, no se han reutilizados los modelos de las entregas más recientes, sino que se han retomado los clásicos y preparado para las texturas y resolución actuales, lo que le ayuda a mantener ese toque clásico también en la versión con gráficos actualizados. Eso tiene un coste, y es que el juego no llega a alcanzar la cima visual de Halo Reach, pues los diseños son muy importantes para el conjunto, pero brilla con una intensidad que no puede negarse.

En el modo para un jugador podemos revivir la campaña del juego original destacando como principal la inclusión de unos terminales repartidos por el escenario que nos permiten acceder a elementos adicionales de la historia que nos desvelan algunas claves del trasfondo de este universo, como los Forerunners. Además, desde Microsoft y 343 Industries (la división encargada de la saga) se ha dicho que esta información puede dar claves importantes para el venidero Halo 4, así que los seguidores no necesitarán más incentivos para rastrearlas y analizar en profundidad la información que desvelan. Además, algunos niveles han sido revisados para mejorar la experiencia de juego en cuanto al diseño del mapeado, haciéndolos menos laberínticos y repetitivos, algo que sucedía en especialmente en el tramo final del original.

El concepto de los terminales es muy similar aquí al que ya vimos en Halo 3, aunque la sensación general es que están bastante escondidas y que en parte esto se hace para recompensar al jugador que explore a fondo y para no interferir en exceso en el flujo del juego. El contenido de estos terminales es diverso, pero está claro que el estudio ha evitado sumergirse en largas secuencias que saquen al jugador de la partida, apostando por contenidos más breves y concisos que ayudan a tener una visión global de lo que va a suceder en algunos momentos del juego y a comprender algunos otros elementos adicionales de la ya muy elaborada mitología de la serie.







halo




El título cuenta con la posibilidad de jugar la campaña principal en modo cooperativo para dos jugadores, tanto a pantalla partida como en línea a través de Xbox Live, lo que permite disfrutar de la historia de modo compartido, algo que ya hemos podido disfrutar en la serie pero que faltaba en el título original. Por supuesto, el juego hace especial énfasis en el multijugador competitivo en línea, que se ha convertido en uno de los emblemas de la saga, pese a lo muy competido de este terreno.



El modo multijugador se ha construido sobre el mismo motor empleado para esta función en Halo: Reach y lo cierto es que no aporta grandes novedades en este terreno. Se recupera el sistema de escudos que ya vimos desarrollado plenamente en el último juego que firmó Bungie, lo que implica una gran novedad con respecto al original, por supuesto. Para esta vertiente se ha optado por ofrecer siete mapas revisados que, por cierto, se instalan en el disco duro para ser accesibles en Reach (la otra posibilidad es descargarlos desde Xbox Live previo pago). Con el juego se incluye un código de descarga que nos permite descargar los contenidos multijugador para ese título. De hecho, el componente multijugador se presenta directamente en la pantalla de título bajo el nombre "Halo: Reach Anniversary Multijugador", pues es el mismo.




link: http://www.youtube.com/watch?v=_Y1_AS0aHYM



Cada uno de los mapas se presentan en dos versiones: la original y la actualizada, algo importante porque en su concepción inicial no se habían diseñado para el volumen de jugadores de las partidas en línea. Esto todavía se percibe en las partidas, pero no representa ningún gran problema. Es una simple cuestión de que de acuerdo a los estándares actuales los mapeados multijugador suelen ser más grandes. Por supuesto está disponible también el modo Firefight, preparado para dar dosis de acción cooperativa contra hordas de enemigos. Así pues, los mapas se dividen en 6 escenarios multijugador y una misión adicional para Firefight.

En el terreno visual, además del aspecto revisado se presenta la opción de jugarlo en imagen 3D, aunque esta novedad quizás no sea tan interesante para el grueso de jugadores como el salto a la resolución 1080p, que es algo que cuenta con mucha más penetración en el mercado. Lo que más se beneficia del remozado visual es el diseño de los rostros de los personajes humanos, algo que se aprecia sobre todo en los primeros momentos del juego, durante la secuencia de introducción, y otros momentos en los que la cámara se da el lujo de acercarse a los mismos.

No está exento de fallos, pues ocasionalmente podemos ver algunos objetos que no proyectan sombra, o ligeras inconsistencias en el comportamiento de la luz y cómo se refleja, pero son cuestiones absolutamente menores que solo percibirán los más apasionados por los detalles. Esto no afecta negativamente de manera sensible al conjunto global, y ni siquiera son cuestiones generalizadas.



anniversary



El aspecto visual es muy sólido, insistimos en ello, y mientras uno está jugando difícilmente se dará cuenta de que el juego no presenta un nivel de detalle tan alto como Halo: Reach. Además, el hecho de que toda la acción vaya ejecutándose sobre el motor gráfico del original y el moderno, pudiendo cambiar sobre la marcha de uno a otro, aunque no deja de ser una "curiosidad" acaba siendo muy atractiva que disfrutarán sobre todo los jugadores veteranos echando la vista a atrás cuando lleguen a los puntos más emblemáticos del título.


La música del original, con algunas melodías que seguramente estarán resonando ya en la mente de los aficionados, han vuelto a ser grabadas para conseguir una mayor calidad. De la misma manera, se han regrabado los efectos de sonido, por lo que se mejora la calidad ofrecida en el original. En cualquier caso, desde las opciones se puede optar por la música original, recuperando así la experiencia completa audiovisual del juego fundacional de la saga.



combat



Las voces se presentan en castellano. Las interpretaciones en español, sin embargo, son por lo general frías y muy lejos de la calidad de las originales, aunque para poder disfrutarlas hay que configurar el idioma de la consola, pues el juego no cuenta con opción integrada (pero sí para ver subtítulos en pantalla) desde los menús. Por eso la mejor opción, salvo insalvable barrera idiomática, es ponerlas en inglés (pero teniendo en cuenta que los subtítulos aparecerán también en inglés).

No se trata de que el doblaje sea malo o tenga fallos, pero desde el primer instante uno se da cuenta de que no es vívido. Eso fue lo que nos llevó a comprobar cómo sonaba en la versión original inglesa y comprobar que hay un mundo de diferencia. El problema seguramente está en la dirección de los actores y en que no se ha puesto suficiente atención para conseguir un doblaje a la altura de las circunstancias. Sigue siendo la mejor opción para quienes no dominen el inglés y quieran enterarse de qué va, sobre todo porque no hay posibilidad de combinar audio en un idioma y subtítulos en otro, y eso es una pena dadas las circunstancias.



Análisis de Halo: Combat Evolved Anniversary para Xbox 360



Conclusiones

Fue un juego sobresaliente hace diez años y sigue siéndolo hoy en día con un trabajo muy sencillo de revisión de su jugabilidad y un buen lavado de cara para ofrecer un estilo visual sólido, aunque dentro del componente técnico y artístico lo que más destaca es el acompañamiento audiovisual (y las voces, si son en inglés; en español, cumplen). La integración el componente multijugador es un gran añadido, pero sobre todo por las opciones de campaña cooperativa, ya que el multijugador estándar, competitivo, es bueno pero algo falto de carne fresca que, presuponemos, irá sumando más mapas mediante contenidos descargables. De todos modos, la posibilidad de integrar los mapas recuperados en Reach es bienvenida, y el total de los mapas de ese juego, más los contenidos descargables ya disponibles, y los mapas adicionales de este remake ofrecen una grandísima variedad… pero eso es ya cosa de otro juego, en realidad.



Espero que le haiga gustado comenten y dejen puntos ayuden a un novato

0 comentarios - Análisis de Halo: Combat Evolved Anniversary para Xbox 360