El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

"El Reino Unido tiene que dialogar ahora para acabar co

Anuncios

"El Reino Unido tiene que dialogar ahora para acabar con esta resaca imperial del siglo XIX"

El canciller argentino escribió una columna de opinión sobre la soberanía de las Islas Malvinas que fue publicado hoy en el diario británico The Times

La siguiente es la columna de opinión, completa y textual según el comunicado de Cancillería enviado a los medios, escrita por el canciller Héctor Timerman y publicada en la edición de hoy del diario británico The Times . La misma acompaña la nota principal de Simon Winchester titulada "Al problema de Malvinas, una solución civilizada".

En 1833 una corbeta de la Marina Real arrebató por la fuerza las Islas Malvinas a la Argentina, en tiempo de paz, sin que mediara comunicación previa alguna. Desde entonces, la Argentina y el Reino Unido mantienen una disputa sobre estas islas ubicadas frente a las costas argentinas y a 14 mil kilómetros de Londres.

En 1965 las Naciones Unidas, a través de la Resolución 2065 (XX) definió la pretensión británica como una forma de colonialismo y reconoció la existencia entre ambos países de una disputa de soberanía e instó a ambos gobiernos a resolverla a través de negociaciones.

Al año siguiente de la adopción de la referida resolución se inició un proceso de negociación sobre la soberanía de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur entre la Argentina y el Reino Unido, que se extendió a lo largo de la década del 70 e inicios del 80, cuando se manejaron diversas fórmulas de traspaso de la soberanía a la Argentina, algunas de ellas plasmadas en un memorándum de entendimiento.

El mandato de la ONU, refrendado por nueve resoluciones subsiguientes de la Asamblea General y renovado anualmente hasta la fecha, por el Comité Especial de Descolonización, sigue vigente y aún no ha sido cumplimentado por decisión unilateral del Reino Unido.

Tanto la Argentina como el Reino Unido son democracias y la calidad de las mismas se mide, en nuestros tiempos, por su capacidad de diálogo y negociación para resolver disputas. Ese deseo de democracias más abiertas inspiró a miles de jóvenes en las manifestaciones que poblaron las calles de Europa en 2010.

Hoy ya no hay espacio para la negativa al diálogo.

Mi país se ha comprometido a alcanzar una solución pacífica de la controversia respetando el modo de vida de los isleños, compromiso que ha sido plasmado en nuestra Constitución Nacional.

A esta obligación democrática se suma la de contribuir con uno de los principales objetivos de las Naciones Unidas, finalizar con el colonialismo. Hay que recalcar que de los 16 conflictos coloniales y de soberanía registrados en las Naciones Unidas diez tienen a Gran Bretaña como el poder colonial.

Es imperante que el Reino Unido desista de acciones -tales como los inexplicables ejercicios militares y la explotación de recursos naturales que violan resoluciones de Naciones Unidas- que agravan la situación en las Islas Malvinas.

Esta preocupación por la falta de resolución de la Cuestión Malvinas es compartida por una vasta mayoría de la comunidad internacional. En particular, nuestros dos países han sido instados a reiniciar las negociaciones por los organismos regionales más importantes - Mercosur, la Unión de Naciones Suramericanas, la Comunidad de Países Latinoamericanos y Caribeños, así como la Organización de Estados Americanos.

En el escenario global tanto la Argentina como el Reino Unido bregan por el diálogo y el respeto del derecho internacional como principio de solución de controversias alrededor del mundo.

¿Por qué entonces este principio no es aplicado por el Reino Unido a la Cuestión Malvinas?

Los desafíos que nos impone el siglo XXI al Reino Unido y a la Argentina exigen a ambas naciones la resolución de un conflicto colonial del siglo XIX. La Argentina está decidida a resolverlo mediante el diálogo. Sólo el Reino Unido falta en la mesa de negociaciones.

Anuncios

0 comentarios - "El Reino Unido tiene que dialogar ahora para acabar co

Los comentarios se encuentran cerrados