El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

levantando acta eeuu no se detiene

levantando acta eeuu no se detiene

Con este nuevo artículo, quiero informarles sobre un hecho inesperado. No por mí – que ya casi me creo cualquier cosa (y esto entiéndase bien) – sino por el gobierno de EEUU.


ACTA: “Anti-Counterfeiting Trade Agreement.

Para el que no lo sepa, ACTA es una propuesta para un acuerdo comercial multilateral – y multiliberal o ultraliberal, si se prefiere - cuyas negociaciones y aspectos, en origen, se estaban llevando en el momento de su confección en el más absoluto secreto. Y como de costumbre: “Quien teme es que algo debe”.

El 21 de febrero del año 2010 (hace casi dos años), se filtró el capítulo de ACTA referente a Internet (aunque ACTA no sólo se aplica a tal ámbito, también a medicamentos y otra serie de cosas), demostrándose que todos los temores con respecto de ACTA estaban plenamente justificados, ya que ACTA es el mayor ataque a la libertad de la red jamás concebido, con provisiones – y previsiones – para convertir a Internet en un auténtico estado represivo, policial y autovigilado, pasando por un acuerdo multilateral de comercio que los países se verán obligados a ratificar siempre y cuando no quieran ser objeto de amonestaciones comerciales, cifrazas en términos tan bíblicos como astronómicos.

En la documentación que hace dos años se filtro (y que usted puede consultar, por ejemplo aquí) aparecen provisiones destinadas a forzar a cualquier actor en la red o fuera de ella – desde empresas proveedoras de tecnología hasta proveedores de acceso, pasando por empresas de hosting, operadores móviles, universidades, etc. – a detener la actividad de todo aquel que se estime pueda estar tomando parte en infracciones de cualquier tipo a la propiedad intelectual o las marcas registradas, en lo que se constituye como un auténtico cajón de sastre susceptible de ser utilizado contra absolutamente cualquier cosa, sobre todo por no ser necesaria una demostración de los hechos. Primero actuar y luego preguntar.

ACTA también incluye sanciones contra quienes desactiven medidas anti-copia, o la extensión de la política de desconexión de Internet de usuarios que sean tenidos, o acusados, como infractores. Lo cual convierte a ACTA en el mayor intento hecho hasta el momento de ejercer un control sobre Internet, así como de perpetuar los conceptos – y preceptos - relacionados con la propiedad intelectual y el copyright.

En España, por si tuvieramos poco con el tinglado que es la Sociedad General de Autores Españoles (SGAE), hemos padecido, además, la ley Sinde ( “Sinde-recho”, añado ), que no explicaré por no alargar, pero que fue amparada bajo el beneplácito de los partidos PSOE, PP y CIU. Sí, ha leído bien: PSOE y PP de acuerdo. De acuerdo en el trinque. Ya que el PSOE, en lugar de buscar una persona equilibrada, moderna, capaz de entender el nuevo escenario tecnológico en el que se desarrolla la creación cultural, decidió optar por una persona radical, retrógrada, incapaz de entender algo como la red (o el simple hecho de compartir), obsesionada por la criminalización de las descargas y por obtener prebendas de las empresas de telecomunicaciones. Una persona que califica el “canon digital” como claramente insuficiente, cuya designación destruye cualquier posibilidad de alcanzar un equilibrio entre los derechos de los internautas y de los ciudadanos en general y los de esos creadores aferrados a modelos de negocio imposibles hoy en día y que están dispuestos a llevar a presidio – o condenar a galeras – a todo aquel que sea visto como una amenaza un modus vivendi que se basa en cobrar a todos por un trabajo realizado en un tiempo pretérito. A todos los efectos, bien podían haber puesto a Teddy Bautista y llamar a la cartera: “Ministerio de la SGAE”.

ACTA, como SOPA, PIPA y derivados (que curiosamente los acrósnimos parecen tener significado en castellano), se pretende convencer a la opinión pública de que se trata de acciones contra las grandes redes de piratería o contra organizaciones criminales internacionales, por ejmplo el caso de megaupload. En lugar de presentarse como lo que son, ya que actúan en contra los ciudadanos que, en última estancia (y en definitiva también), son los que suben, comparten y se benefician de tales materiales. La filtración de hace dos años, lo confirma y revela.

desconocido

Figura 1.- Quizás así se entienda el motivo de que megaupload radicase en Nueva Zelanda.

Dicho esto decirles lo siguiente. Aunque con ACTA se buscaba de alguna manera frenar las descargas de manera internacional (SOPA y PIPA también), parece que al final a EEUU le ha salido el tiro por la culata.

Alemania, ha decidido no firmarla. Pero mucho más allá está yendo Holanda, que ha decidido empezar a crear una legislación propia justa para que los particulares, artistas y gente sin ánimo de lucro esté protegida de las grandes productoras y multinacionales que esperan se les pague dos, tres y hasta infinitas veces por productos que en la mayoría de los casos, dejaron de fabricar. Y creanme si les digo que yo pagaría dinero por filmes o grabaciones de audio que ya no producen y que no se van a volver a producir (los masters no existen).

Viendo que en Europa y el resto del mundo no se aclaran, parece que Holanda se quiere quitar la polémica de encima y dar ejemplo al resto del mundo de que la prohibición no es la respuesta, entendiendo a los usuarios.

Todavía no está claro como lo van a hacer, pero su representación en Europa ha dejado clara su postura: proteger el libre mercado pero también la creatividad, eliminando leyes desfasadas y rediseñando el sistema.

Quizás con el actual desmembramiento de Europa por la crisis no sea el momento más adecuado, pero está claro que alguien tendrá que ser el que de el primer paso para solucionar realmente el problema. Excluídos los españolas por cosas tales como SGAE y Sinde.

No es la primera vez que la política holandesa se plantea desvincularse del resto para crear leyes más acordes con lo que la población pide, como ya ha pasado con las drogas y la prostitución, así que puede que sean los mas indicados para mostrar al resto del mundo que siempre hay una manera alternativa y legal.

Aunque – y esto lo digo yo – quizás no fuera tan malo el abandonar los folklores plastificados, preparados para ser vendidos y consumidos que generalmente provienen de EEUU (desde la música rock a las hamburguesas, las bandas callejeras y toda la basura que creemos nuestra y que es de ellos).

Quizás otro día les hable de cómo nos hemos vuelto americanos. Pero por hoy, baste, que en Europa ACTA no cuaja.

1 comentario - levantando acta eeuu no se detiene