El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Cuevana perdió a dos grandes aliados

Cuevana perdió a dos grandes aliados

Wup--loady FileServe, los servicios donde se alojaba la mayoría de las películas y series de la cuestionada web argentina, decidieron modificar su modelo de negocios. Fue en respuesta a un cuestionamiento de Paramount Pictures.

“FileServe se puede usar únicamente para descargar y recuperar archivos que hayas subido personalmente. Si este archivo te pertenece, por favor logueate para descargarlo directamente desde tu administrador de archivos.”

El mensaje es claro y no deja lugar a dudas: FileServe abandonó el negocio de compartir archivos. Desde ayer, se puede utilizar exclusivamente para alojar y recuperar archivos personales. Ya no es posible descargar documentos subidos por terceros.

En wup--load la situación es idéntica y puede leerse claramente en su página de inicio: “Aviso: Todas las opciones para compartir archivos fueron deshabilitadas. *** no es un sitio para compartir archivos. Si subiste un archivo, solamente vos podrás descargarlo y no vas a poder compartirlo con nadie más.”

Paramount vs. cinco “delincuentes”

El cambio drástico en el núcleo del negocio de *** y FileServe, dos de los prestadores favoritos de Cuevana luego del cierre de Megaupload en enero, no es casualidad. El viernes pasado, Alfred Perry, de Paramount Pictures, durante su exposición en la conferencia “Sobre Copyright”, en Nueva York, destacó a cinco webs que provocan pérdidas financieras a la industria cinematográfica por su servicio de alojamiento y posibilidad de compartir archivos audiovisuales.

Los sitios en cuestión, a los que Perry calificó como “delincuentes”, son Fileserve, MediaFire, ***, Putlocker y Depositfiles.

Durante su disertación, en la que los mostró junto a un logo de Megaupload tachado, destacó que en total reciben 41 mil millones de visitas al año, lo que implica “cinco visualizaciones por cada ser humano sobre el planeta”.

“Los sitios delincuentes que comparten archivos no sólo son canales de distribución de películas y programas de TV robados – tanto los usuarios que suben el contenido como los responsables de mantener los sitios pueden ganar dinero con su accionar. A medida que el tráfico de video por internet crece, la amenaza de los sitios delincuentes que se benefician del contenido robado crece rápidamente,” ya había expresado la Motion Picture Association of America (MPAA) en un documento presentado en noviembre del año pasado al Departamento de Justicia de Estados Unidos.

La MPAA fue la principal promotora ante la justicia estadounidense de la baja definitiva de Megaupload y el arresto y enjuiciamiento de seis de sus responsables, entre ellos su creador, el multimillonario empresario Kim “Dotcom” Schmitz.

Otra baja para Cuevana

Siguiendo el cierre de Megaupload, principal fuente de contenidos de Cuevana, el portal dirigido por Tomás Escobar debió recurrir a nuevos proveedores para volver a subir gran parte de su enorme catálogo de películas y series de TV.

Cuevana está en el ojo de la tormenta desde 2011, cuando comenzó a recibir demandas judiciales de entidades y empresas argentinas e internacionales, como HBO, Telefé Contenidos, Turner Argentina y la Unión Argentina de Videoeditores, por ofrecer material sin haber pagado la licencia correspondiente por copyright.

Mientras el caso seguía en la justicia argentina, con una participación de la justicia chilena que detuvo a un socio de Escobar en ese país, Wup--load se convirtió en la alternativa preferida del megaportal de videos, que comenzó a alojar su catálogo allí.

La baja de Wup--load se convierte en un problema más en la complicada trayectoria de una de las webs más visitadas de Argentina y Latinoamérica.

2 comentarios - Cuevana perdió a dos grandes aliados

ellocopro99 +1
Hay que cuidar Mediafire por como viene esto