El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Schoklender responsabilizó a Hebe de Bonafini

Pablo Shocklender asegura que Hebe de Bonafini tomaba todas las decisiones en la fundación de las Madres

Pablo Schoklender, ex apoderado de la Fundación Madres de Plaza de Mayo, responsabilizó a Hebe de Bonafini de tomar las decisiones en la entidad, entre ellas la de echar a su hermano, Sergio Schoklender, ambos detenidos y acusados de desviar millonarios fondos públicos destinados a la construcción de viviendas sociales.

Precisamente, los hermanos Schoklender y Alejandro Gotkin seguirán detenidos luego de que el juez federal Norberto Oyarbide rechazó excarcelarlos, al considerar que en libertad podrían entorpecer la causa, y Pablo pidió quedar preso en la cárcel de Devoto para no estar en el mismo penal que Sergio, alojado en Ezeiza, informaron a DyN fuentes judiciales.

Pablo Schoklender declaró solo media hora -en el juzgado le informaron que a las 18 debía concluir la audiencia- y relató que Bonafini era quien tomaba las decisiones en la entidad y que tenía conocimientos puntuales.

Entre ellas recordó una reunión en la que la titular de Madres ordenó echar a Sergio, que se le prohíba el ingreso a la entidad y que dispuso pagos a empleados.

Inclusive, memoró que hubo unas 10 personas, entre ellas otras dos madres, y que Hebe propuso un brindis por el despido de Sergio, sobre quien pidió que le entregaran un terreno en la localidad de Barranquera, en Chaco, tras la cesantía.

Hebe de Bonafini no está imputada en la causa -la Justicia consideró que la Fundación fue víctima-, pero la declaración de Pablo buscar ligar a titular de la entidad con su manejo diario, aunque no la responsabilizó de ninguna irregularidad.

Pablo Schoklender, quien entregó un escrito, negó ser el organizador de una asociación ilícita que junto con su hermano y Gotkin, titular de la empresa Meldorek, habría desviado fondos que ingresaban a la Fundación, tal como le imputa la Justicia.

Sobre una de las principales imputaciones -la de recibir más de seis millones de pesos en cheques en su cuenta de otra cuenta de la Fundación-, Pablo dijo que la ONG estaba impedida de librar cheques, por lo que la entidad operaba desde su cuenta.

Pablo y Gotkin están acusados de ser los organizadores de una asociación ilícita de la que Sergio está señalado como su jefe. Los tres quedaron detenidos el martes pasado, cuando se inició la ronda de una treintena de indagatorias, que incluye a Alejandra Bonafini, hija de Hebe, quien deberá declarar el 31 de mayo.

Sergio quedó detenido en el juzgado de Oyarbide cuando iba a declarar, mientras que Pablo se entregó por la tarde en la comisaría 23 y Gotkin fue apresado en su casa.

En su indagatoria Pablo no responsabilizó a Sergio por las imputaciones pero dejó en claro sus diferencias y la pelea que mantiene, por lo que pidió quedar detenido en Devoto.

Quien sí responsabilizó a Sergio fue Gotkin, presidente de Meldorek, empresa de la que Schoklender era dueño y por la cual se sospecha se desviaron parte de los fondos.

Gotkin dijo que él ejecutaba "técnicamente" las órdenes que le daba Sergio y que no tenía un manejo independiente.

Pablo también recordó en su indagatoria que en la Fundación no solo recibía fondos del Estado, sino que también tenía ingresos por el bar de la entidad, donaciones, congresos, la universidad de las Madres y publicidad por la radio de las Madres.

También sostuvo que el dinero del Estado lo recibía una vez que las obras estaban concluidas con presentación de certificado de finalización, y puso como ejemplo un municipio que requería la firma de 10 inspectores para dar por aprobada la obra.

Pablo estuvo con el juez Oyarbide y le mostró su enojo por lo que consideró "imputaciones genéricas y contradictorias" y la falta de acceso a toda la causa y de tiempo para declarar, por lo que pidió volver a hacerlo antes que se resuelva si lo procesan a no.

Sus abogados, Pablo Slonimsqui y Ramiro Rubinska, apelarán mañana el rechazo de la excarcelación ante la Cámara Federal y presentaran medidas de prueba.

Pablo Schoklender fue acompañado por un grupo de amigos que lo esperaron en el tercer piso de los tribunales de Comodoro Py 2002 pero solo lo pudo ver su novia, quien fue autorizada por Oyarbide para ingresar al juzgado a saludarlo cuando finalizó la indagatoria.

Oyarbide rechazó las excarcelaciones de los Schoklender y de Gotkin al considerar que "no es posible descartar el grado de influencia que podían ejercer todos ellos, en caso de recuperar su libertad, sobre aquellas personas cuyo testimonio resultaría esencial a los efectos de la presente investigación".

El juez valoró el testimonio de varias personas que declararon tenerle miedo a los imputados porque eran "agresivos" y se movían "en patota y con personas armadas".

Respecto a Sergio Schoklender el juez señaló "de escuchas telefónicas se advierte que ya del curso de las presentes actuaciones y ya no ejerciendo el rol de apoderado de la Fundación, tendría acceso y manejo de las cuentas de la Fundación pudiendo perjudicar así el curso de la presente investigación".

En la causa se investiga el desvío de millonarios fondos públicos -más de 260 millones- que los acusados habrían realizado a través de cuentas bancarias y empresas con las que compraron distintos bienes.

Anuncios

0 comentarios - Schoklender responsabilizó a Hebe de Bonafini