El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Once: los funcionarios no se hacen cargo y se echan culpas e

Anuncios

Política Tragedia de Once
Once: los funcionarios no se hacen cargo y se echan culpas entre ellos
Por Antonio Rossi
Ante el juez, niegan su responsabilidad en el control de los trenes y los subsidios.
11/06/12

Las presentaciones de los actuales y ex funcionarios del área de Transporte en la causa judicial de la tragedia de Once dejaron al descubierto una serie de insólitas y contradictorias afirmaciones que pintan un panorama donde nadie del Gobierno parece haber tenido responsabilidades sobre la operación e inspección de los servicios ferroviarios.

Pedro Ochoa Romero (ex interventor de la CNRT), Antonio Luna (subsecretario de Transporte Ferroviario), Ricardo Jaime (ex secretario de Transporte), Juan Pablo Schiavi (ex secretario de Transporte) y Eduardo Sicaro (actual interventor de la CNRT) desconocieron sus funciones básicas y se desentendieron de los controles y del pago de los subsidios, que de una u otra manera, estuvieron aprobando en los últimos años.

En los escritos que entregaron en la última semana al juez Cladio Bonadio, todos rechazaron tener alguna culpa o haber provocado con sus acciones el choque que terminó con la vida de 51 personas. Además, se acusaron entre ellos de ser los responsables y hubo uno que señaló al Banco Nación como el encargado de los subsidios.

El ex interventor de la CNRT hasta 2009, Pedro Ochoa Romero, señaló a sus superiores --el secretario y subsecretario de Transporte Ferroviario--por la falta de aplicación de las multas efectuadas a TBA . Según Ochoa Romero, durante su gestión “se elevaron al subsecretario 217 expedientes con multas e incumplimientos relevados por la CNRT que no derivaron en la aplicación efectiva de penalidades a TBA”.

Tras endilgarle al ministro de Planificación, Julio De Vido, la decisión de no haber rescindido antes la concesión de TBA, el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime negó cualquier responsabilidad en la tragedia y sostuvo que no estaba a su cargo el pago de los subsidios ni el control del estado de los trenes. Según la particular visión de Jaime, la CNRT tenía que sancionar a TBA y el encargado de gestionar y pagar los subsidios era un fondo fiduciario del Nación.

Por su parte, el subsecretario Antonio Luna destacó que su función principal era “el diseño de políticas de transporte ferroviario” y que no tenía a cargo las tareas de control y de sanción que le corresponde a la CNRT y a la Secretaría. En el pago de los subsidios, Luna adujo tener una “actuación meramente formal” ya que todo venía impuesto y definido por el secretario de Transporte. Pese a autoexcluirse de cualquier responsabilidad, Luna reconoció algo que hasta ahora el Gobierno negaba sistemáticamente: los retrasos en las obras del Sarmiento por la falta de fondos y las demoras en la redeterminación de precios de los contratos que “repercuten negativamente en la infraestructura y el material rodante”.

A su turno, el ex secretario Juan Pablo Schiavi también se lavó las manos y afirmó que “la seguridad y el mantenimiento de los trenes era una obligación de TBA, mientras que el control estaba cargo de la CNRT”. Indicó que la encargada de aplicar las multas era la CNRT y que Planificación era quien debía auditar los subsdios.

Por último, el actual interventor de la CNRT, Eduardo Sícaro, detalló que las funciones del ente regulador son “fiscalizar, controlar e imponer las sanciones y multas que correspondan por los incumplimientos de servicios”. Pero agregó que tanto el cobro efectivo de las penalidades, como cualquier alteración o rescisión contractual de TBA, eran medidas que debían tomar la Secretaría y el Ministerio de Planificación.

Las contradicciones expuestas se tornan más graves con sólo cotejar las normas con los objetivos y funciones que tienen la Secretaría y la Subsecretaría de Transporte Ferroviario. Según el decreto 1824/04, una de las tareas del secretario de Transporte es “supervisar el control y fiscalización de los servicios de transporte que prestan los diferentes modos, asegurando la calidad del servicio y la protección al usuario ”.

En tanto, la principal misión del subsecretario es --según el decreto 1142/2003-- “intervenir en la elaboración, ejecución y control de las políticas, planes y programas referidos al transporte ferroviario de carga y de pasajeros”.

http://www.clarin.com/politica/Once-funcionarios-hacen-echan-culpas_0_716928320.html

2 comentarios - Once: los funcionarios no se hacen cargo y se echan culpas e

@MgArg +4
Tienen que ir todos presos
@villa77
Los que tenían que controlar eran Clarín y La Nación...