El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Mitomanías x Eliaschev

Anuncios


Mitomanías


Por Pepe Eliaschev




Una parte fundamental de lo que se enuncia hoy desde el poder en la Argentina es producto de que el Gobierno apela a la mentira más descarada para amasar y preservar su hegemonía. Tamaño apego a la falsedad suele desembocar en alucinaciones, como resultado de las cuales los pregoneros de la patraña son, a la vez, primeros voceros de esas no-verdades. El 7 de junio, por ejemplo, el diario gubernamental Tiempo Argentino aseguró que el multibillonario Carlos Slim “compró, invirtió, y se arriesgó” al quedarse con el 8,4% de las acciones que tenía en YPF el grupo Eskenazi, del que era prestamista. Como los Eskenazi no pudieron pagar, las acciones se las quedó su acreedor Slim.

Ese ingreso de Slim, definido por el diario oficial como “el hombre más rico del mundo”, lleva al redactor a concluir que “ningún hombre de negocios invertiría su plata allí donde puede perderla”. Slim no es cualquiera, comenta: “Es el más rico del mundo, es decir, traducido al lenguaje del poder y del dinero, el más capaz entre los suyos”. O sea, llegó a superbillonario por mera primacía evolutiva. Conclusión ultraliberal: los más ricos son los más capaces, deduce el arrobado articulista. Slim no compró nada, al contrario; sólo monetizó la deuda impaga de los Eskenazi.

Para el poder seductor y su mentira alucinatoria, Slim es bueno porque el papá del jefe de Gabinete se declara amigo del poderoso híper-rico mexicano. Entrevistado por el mismo diario oficial, Juan Manuel Abal Medina padre es presentado como el secretario general del Movimiento Nacional Justicialista que “comandó el Operativo Retorno que trajo a Perón a la Argentina, después de 18 años de proscripción y exilio, haciendo equilibrio (sic) entre las organizaciones armadas y el sindicalismo ortodoxo”. Transpiración amorosa: “Su solo nombre exuda peronismo y militancia”. Pero el peronismo que Abal Medina padre exudaba en 1972 no tenía más de dos años de historia. Abogado y ex alumno del Colegio Nacional de Buenos Aires, JMAM fue un falangista de extrema derecha durante toda la década del 60. Desde ese nacionalismo ultramontano, tras fundar en el Nacional Buenos Aires la agrupación Tradición, junto a quienes serían animadores decisivos de la revista nazi Cabildo, a Abal Medina lo revolcó la historia. Su hermano Fernando Luis dirigió el secuestro y asesinato de Pedro E. Aramburu en 1970 y murió en un enfrentamiento con la policía bonaerense en 1971. Su hermano mayor fue ladero de Marcelo Sánchez Sorondo y secretario de redacción de su periódico Azul y Blanco. De ese nacionalismo falangista que veneraba a Mussolini y Franco a la secretaría general del movimiento no pasaron más de tres años. Perón, con más de una década en la España franquista, mete a Sánchez Sorondo en el frente electoral de 1973. Viejos admiradores del pensamiento corporativo, ambos creían en sinarquías y conspiraciones. Perón lo hizo candidato a senador nacional en marzo de 1973, pero al mes siguiente perdió en la Capital a manos del radical Fernando de la Rúa.

Dice hoy Abal Medina padre que con Slim “somos amigos y tenemos una relación cercana”. Lo pinta como creador de “uno de los grupos que se presentan a la licitación cuando se decide la privatización del sistema telefónico mexicano, en 1990. Gana esa licitación y a partir de allí inicia una enorme expansión”. Léase: Slim es un privatizador bueno, que se quedó con la telefonía estatal mexicana cuando los neoliberales la privatizaron, exactamente al mismo tiempo que Carlos Menem privatizaba Entel y ponía al frente del desguace a María Julia Alsogaray. Slim “es de una enorme fortuna, es un gran inversor y ha manifestado una clara confianza en la economía argentina, no de hoy, sino desde hace tiempo”, dice. Agrega sin eufemismos: “Carlos no hace malos negocios”. ¡Qué va a hacer malos negocios! Epifanía de admirado asombro del diario oficial: “De repente el hombre más rico del mundo decide invertir en la Argentina”. ¡Qué bueno que es Carlos Slim, alguien que sabe hacer negocios y “de repente” descubre su amor por el modelo argentino!

Empapado en sus propias fantasmagorías, el gacetillero oficial quiere saber qué opina Abal Medina padre sobre el Grupo Clarín. Aunque ha vivido la mitad de su vida fuera de la Argentina y durante los 29 años de estado de derecho ha preferido el Distrito Federal, Abal padre no se priva de dar lecciones a los argentinos. Como en su recalcitrante era de Azul y Blanco, cuando admiraba a la Guardia Restauradora Nacionalista, se despacha sin pudores: “Argentina tiene un problema serio con la presencia del grupo mafioso Clarín, problema viejo, desde que se creó, en la segunda mitad de los 40. Un grupo de extorsionadores, que en su nueva edición maneja este pobre hombre de Magnetto, con periodistas venales a su servicio. ¿Cuándo los argentinos haremos algo para sacarnos este problema de encima?”. ¿“Haremos”? Desde 1983, cuando el país recuperó la democracia, prefirió quedarse como operador de la inteligencia interior en México antes que venir a hacer política a su país. Insta a “sacarnos este problema de encima”. ¿Cómo sería?

¿Bombardear Clarín? ¿Liquidar a sus redactores “venales”? Cristina Kirchner es “una gran compañera, una gran presidenta, con el mejor nivel intelectual que hemos tenido, admirable en muchos sentidos, un lujo para la Argentina”. Finalmente, el amigo de Slim no oculta su orgullo por la prole, Juan Manuel hijo incluido, a quien ve “muy bien”. Confiesa que la actuación de sus hijos, en especial la de Juan Manuel, “no lo voy a negar, me provoca orgullo”. Juan Manuel hijo ha contado que iba a las reuniones de los Montoneros, llevado por su tío Fernando, cuando era tan sólo un bebé de dos años. El 3 de septiembre de 2006 dijo a La Nación que “de bebé, mi tío me llevaba a las reuniones, sin que se enterara mi viejo”. Actual jefe de Gabinete de Cristina, Abal hijo nació el 5 de mayo de 1968. Su tío Fernando murió el 7 de septiembre de 1970 en William Morris, a los 23 años. Había nacido en 1947. ¿El guerrillero llevaba a reuniones revolucionarias al sobrino de dos años? Pueril falsedad. La mentira, moneda legítima en la Argentina, es el núcleo del relato, el nombre de una impostura.

Comentarios que se limiten a insultar o a descalificar al autor de la nota o al medio serán eliminados

Anuncios

2 comentarios - Mitomanías x Eliaschev

@chtr600 +2
Slim no compró nada, al contrario; sólo monetizó la deuda impaga de los Eskenazi.

claro, seguro que slim nunca analizo la garantía que ofrecía eskenazi, le presto guita porque es bueno, ejecutar la garantía y quedarse con acciones de YPF fue una sorpresa inesperada, por favor...
@AEROhop +2
chtr600 dijo:
Slim no compró nada, al contrario; sólo monetizó la deuda impaga de los Eskenazi.

claro, seguro que slim nunca analizo la garantía que ofrecía eskenazi, le presto guita porque es bueno, ejecutar la garantía y quedarse con acciones de YPF fue una sorpresa inesperada, por favor...


ademas que no solamente ejecuto la garantia, compro las acciones que le faltaban para poner un director. siiiiga """informando""" pepe, siga