El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Kevin Moore ex Dream Theater (Entrevista)

Kevin Moore ex Dream Theater (Entrevista)


Por su imborrable ciclo en Dream Theater con los importantísimos Images And Words y Awake, el mito de Kevin Moore fascina hasta hoy a muchos fanáticos del progresivo.
El sólo hecho de presentarlo entonces como personaje de una exclusiva basta para que todos los que lo siguen o recuerdan se interesen en lo que vaya a decirse. Sin embargo, para los que de verdad les gusta enterarse de detalles y al mismo tiempo conocer a la persona más allá de su aura creativa, el legendario tecladista acá no sólo habla de cómo trabaja en su música actual, sino también de cómo la siente en una entrevista rigurosa pero amena, especializada pero relajada, apuntando a lo técnico pero abriéndose a lo personal.
Y más. Comenta nada menos que evita escuchar sus propias canciones, que ha vivido en comunidades aisladas en la selva centroamericana y que ahora, de vuelta en los Estados Unidos, se siente como un extraño habitando su propio país. Así, envía sondas hacia inquietudes que se proyectan en Fire Make Thunder, el más reciente disco de OSI, entidad rockera/progresiva/electrónica que nace el 2002 tras su unión artística con líder de Fates Warning, Jim Matheos, y que ya tiene cuatro producciones incluyendo esta, editada por Metal Blade Records en marzo del 2012.
Dicho lanzamiento donde canta y programa secuencias, además de escribir todas las letras y componer a la distancia y por mail con Matheos, es la excusa perfecta para tenerlo en PowerMetal.cl hablando con una formalidad que choca con sus ráfagas de espontaneidad y humor, rompiendo aquel paradigma de genio silencioso/enigmático que siempre ha alimentado. Un lujo de invitado.


progresivo


Tres años han pasado desde que Jim Matheos y tú sacaron Blood (2009), el tercero de OSI. ¿Qué novedades trae Fire Make Thunder en comparación a los anteriores Office Of Strategic Influence (2003), Free (2006) y el que menciono?

Bueno, creo que… siempre que alguien me tira esa pregunta sólo pienso en mis partes, en mis partes de teclado (risas), y creo que el sonido global del álbum es más orgánico, ¿no?, mucho más… en lugar de ser como un sonido de alta tecnología, de alta fidelidad con una especie de programming cliché, es como más lo-fi, con todo ese tipo de sonidos como del mellotron, pads bien piolas y secuencias más sutiles, ya sabes, con más interpretación de batería en vez de programación con teclados. Hasta esas mismas secuencias incluso se mezclan más con la batería real, por lo que son más sutiles o de sonido más real o… un sonido más orgánico nomás, de alguna forma.

¿Y cuándo se dieron cuenta de que querían este sonido menos tecnológico, más “acústico” con mellotron y teclados vintage? ¿Cuándo se dieron cuenta de que querían mayor naturalidad?

Me imagino que fue durante la composición, que simplemente así ocurría en la medida que iba escribiéndolo, que simplemente no quería tener ese sonido brillante de cuerdas ni nada por el estilo. Quería que sonara… no sé, así me gustan más los sonidos y una vez que los hice en una canción continué por dicho camino y listo. No hubo ningún plan en realidad, sino que fue algo que empecé en un tema y luego seguí haciéndolo en los restantes.



Aparte de los instrumentos, ¿qué ocurre por ejemplo en la mezcla que Fire Make Thunder suena más natural? ¿Cuán importante es el proceso de mezcla para que suene así?

Considero que a esas alturas, lo más probable es que ya sea demasiado tarde. A ver, quizás puedas hacer un par de trucos si quieres que se escuche más análogo. Podrás mezclar con cintas análogas y mira, descubrirás varias maneras si en serio pretendes empezar a revolverla a esas alturas. Si de repente decides que quieres algo más lo-fi en la mezcla podrás revolverla bastante pero claro, la mayoría de aquello se hace en la grabación y la mezcla para nosotros se trata de un asunto de conseguir que los balances sean los correctos, además de colocar la batería junto con todo lo que hemos hecho.

DESDE OPETH HASTA PURCUPINE TREE APORTANDO PARA OSI: “ES UN ALIVIO PARA MÍ NO TENER QUE HACER TODO EL TRABAJO”

Lo otro de Fire Make Thunder es que no tiene ningún cantante invitado, siendo que en Office Of Strategic Influence aparecía Steven Wilson y en Blood Mikael Akerfeldt de Opeth. ¿Cuándo y por qué vieron que estas creaciones no necesitaban otro vocal, a diferencia de las producciones donde sí había uno en calidad de guest?

Supongo que sólo… en los demás discos siempre teníamos una pista donde nos dábamos cuenta de que sí necesitaríamos un vocalista, o que sí queríamos que otro probara y cantara encima, ¿no?, entonces jamás fue planeado ni tampoco lo planeamos ahora, sin embargo en los demás discos siempre habría una pista en la que trabajaríamos y yo diría ‘viejo, no se me ocurren ideas vocales para el tema, o las voces aquí deberían estar en un rango más alto, ¿cierto?’. Yo soy como de un rango más medio por lo que acordábamos en empezar a hablar de otros vocalistas y ver si alguno se interesaba cantar encima. Ahora en cambio, mira, nunca surgió la necesidad porque no teníamos ningún corte así. Todas las ideas, todas las ideas que trabajamos eran bastante directas para mí a la hora de cantarlas. Tenía ideas de melodías dentro de mi rango y todo eso por lo que, ya sabes, simplemente continuamos trabajando.

metal


No obstante, ahora Gavin Harrison de Porcupine Tree no sólo se encarga de nuevo de la batería sino que escribe uno de los números de FMT. ¿Cuál es ese y cuán especial es dentro del material para ustedes?

Me parece que era Enemy Prayer, la instrumental, y comenzó debido a que le pedimos a Gavin que nos mandara cualquier idea para batería que tuviera, cualquiera que deseara ocupar o algo parecido y nos envió un puñado de pequeñas ideas. Jim de hecho tomó una de ellas y… bueno, una sección apenas, una suerte de “patrón” que estaba en un tempo raro y Jim le escribió como la parte para la guitarra. Me la presentó, construí a partir de allí y de ahí seguimos desarrollándola ida y vuelta. Sí, todo se originó con su aporte, ¡fue muy entretenido! O sea, sin dudas es la primera vez que alguien más aparte de mí y de Jim da partida a una composición, por lo que uno lo pasa bien haciéndolo de ese modo.

¿Y por qué Enemy Prayer terminó siendo una instrumental y no le colocaron voces?

Aha… no lo recuerdo (risas). Creo que a veces… no lo sé, ¿sabes?, me imagino que así se sintió nomás, que siempre fue un instrumental durante todo el tiempo que la estuvimos trabajando por más que… claro, hayan algunas partes quietas en las que no hay melodías ni nada parecido, aunque que se sustentan en el groove y ese viene en su mayoría de las partes de batería. Pensamos que aquello funcionaría para una canción.

Y en Blood por ejemplo, Mikael Akerfeldt armó las letras y líneas vocales de Stockholm, y ahora Gavin los ayuda en Enemy Prayer. ¿Cuán cómodos se sienten cuando alguien fuera de OSI llega y coloca sus ideas en uno de los tracks?

Oh, ¡muy cómodos de hecho! O sea, los músicos que hemos usado hasta ahora, nosotros sabemos que funcionan y confiamos harto en que realizarán una labor bastante buena. Es un alivio para mí no tener que hacer todo el trabajo (risas) en ese instante y me pone contento que otro llegue y haga un intento. Siempre será genial ver lo que se le puede ocurrir a alguien más pues nunca es lo que esperaríamos, esas partes de canto y secciones de temas que nunca habríamos esperado, probando distintas melodías o fraseos completamente imprevisibles. Es divertido trabajar de esa forma, cierto.

Dream Theater


FATES WARNING. OSI. CHROMA KEY. ¿QUÉ ESCUCHAR?

Sucede que cuando un conjunto invita a otros músicos a una placa, por lo general es para colocar esas típicas etiquetas en la portada que dicen “OSI con Mikael Akerfeldt de Opeth”, “OSI con Steven Wilson de Porcupine Tree” y esos ganchos publicitarios. Ahora que no pueden jugar con ese elemento, ¿cuáles crees tú que son los principales “ganchos” de Fire Make Thunder?

¿Te refieres a trucos (risas)? No hay ardides en este, sólo estamos nosotros así que quizás ese sea el truco publicitario de este. ¿Los principales ganchos del disco? (Titubeos) no sé. ¿Qué crees tú (risas)?, ¿tienes alguna idea (risas)? No hay ningún hook principal en el que pueda pensar ahora, ¿te refieres como a themes en el transcurso del álbum entero o los que son más memorables? De verdad que no sé, no sabría decirte, ¿podrías darme alguna idea? Quizá sea capaz de contarte de aquí a un par de años más. Debo distanciarme un poco de él encuentro yo.

(Risas) a propósito Kevin, Jim ha dicho que OSI es el único proyecto suyo que puede disfrutar mientras lo escucha. Por lo mismo, ¿cuánto disfrutas tú escuchando OSI o tus propias composiciones?

Depende de cuánto haya tomado y… no (risas), sólo depende del tiempo. Por lo general, no me gusta en realidad escuchar nada que haya terminado por más deba hacerlo de vez en cuando por las razones que sean, escogiendo canciones para algo o… no sé, remasterizando u otra cuestión por el estilo. Pero de repente, una vez cada ciertos años me sorprendo a mí mismo (…) escuchando un puñado de tracks (risas) como de OSI por ejemplo y sí, en algunas ocasiones puedo disfrutarlo. Mira, resulta más o menos interesante ver cómo van cambiando con el tiempo y cómo de alguna manera los álbumes suenan diferentes entre sí, cosas como esas y en algunas ocasiones lo paso bien, sí. Prefiero escuchar OSI en lugar de Chroma Key. Chroma Key es demasiado personal, ¿me entiendes?, ya que ahí todo sale de mí y me imagino que lo más probable es que le suceda también a Jim. Toda la composición de Fates Warning es suya así que claro, ¡es demasiado cercano un poco!, mientras que OSI se sitúa entre nosotros dos por lo que quizás sea más entretenido de escuchar.

kevin moore


En OSI haces las voces, las letras, los teclados y las secuencias. En este y todos los lanzamientos de este proyecto, ¿cuán diferente para ti es el proceso de las letras y las voces, comparado al de los synths y el programming?

Bueno, yo me encargo de todas las voces y letras aunque Jim igual hace algo de secuencias y teclados, y yo toco incluso un poco de guitarras, ¡si es que él me deja (risas)! No soy tan bueno así que por lo general él hace mis partes. Ahora bien, el proceso continúa siendo casi el mismo siempre, ¿no? El 90 por ciento de las veces se empieza con una idea de Jim, enviándome una idea como una sección, un riff inicial o algo parecido, habitualmente con batería y yo parto de inmediato, sea con vocales, ideas de melodías o añadiendo secciones con keyboards y programming, asuntos por el estilo. Por lo general obtengo un panorama casi completo y se lo mando de vuelta, o me pide más cuestiones, ¿no?, me pide otro coro o ese tipo de cosas y lo tomamos de ahí. De esa forma ha sido siempre. Es usual que a veces coloque un “borrador” de pista vocal sin palabras, sólo la melodía con una especie de balbuceo, y que en otras de verdad trabaje en las letras hasta la conclusión del tema, o hasta cuando estamos a punto de grabar quizás. Ah, y en muchísimas ocasiones si hay como más de un verso en el corte, cuando hacemos los demos sólo escribo un verso y lo uso una y otra vez en todos los versos, para la rough mix nomás, y luego cuando llego a grabar las vocales de verdad y todo eso, escribo las letras completas de la composición. Así va más o menos.

También has señalado que como Jim y tú tienen influencias y gustos tan diversos, siempre se genera una especie de conflicto musical, pues los dos quieren colocar varias ideas al mismo tiempo, en la misma canción. ¿Cuánto cuesta trabajar así…?

(Interrumpe) eso no es verdad (risas). He dicho que existe un conflicto “entre la música”, entre lo progresivo, la música más progresiva que le gusta a él y el material más electrónico, alternativo o más basado en lo melódico que de seguro me simpatiza, esa cosa media singer-songwriting, pero no me parece que genere… no genera ningún conflicto en realidad entre nosotros porque a los dos nos agrada lo que aporta el otro. O sea, a mí me gusta lo que escribe, lo que yo no sería capaz de escribir o jamás se me ocurriría, y puedo añadirle mi estilo que a él tampoco se le ocurriría, así que es como una especie de sorpresa lo que sale de ambos. Estamos abiertos a los gustos de cada uno así que claro, sí, hay como un tipo de conflicto, un conflicto entre la música o los géneros eso sí, no un conflicto entre ambos. Sí, tenemos una relación laboral bastante buena y no existe tanto conflicto, tensión ni nada parecido a eso (risas).

OSI


Y como los dos, Jim y tú, son productores, ¿cómo intercambian y congenian ideas durante grabación o la mezcla por ejemplo?

Ahm, bueno, somos sólo yo y él con quien sea que esté mezclando en el estudio, ¿no? Ese es el único momento en el que nos juntamos en realidad dado que el resto lo hacemos a la distancia, ¿cierto?, así que cuando mezclamos el álbum sólo estamos él, yo y quien sea que se encuentre mezclando en la sala de control y vamos canción por canción nomás. Lo usual es que tratemos de equiparar… partimos desde los niveles de demo tratando de conseguir algo que se aproxime a los niveles de los demos. Tenemos tantas pistas distintas al mismo tiempo que por lo general se hace más fácil simplemente “equiparar” lo que tenemos en los demos, y después tomarlo de ahí, realizar cambios y lograr que suenen mejor. Nos sentamos nada más, hablamos de las cosas y buscamos que se oigan bien.

Por supuesto, Jim Matheos siempre está ocupado con sus otros grupos, grabando con Fates Warning, girando con Fates Warning y ahora con Arch / Matheos. Por lo mismo, por todas sus actividades, ¿cuánto te cuesta organizarte con Jim para los deberes en OSI?

No lo es en realidad ya que igual nos demoramos mucho en grabar un álbum. El de ahora nos tomó dos, tres años y tampoco trabajamos ambos en el mismo lugar, con él en New Hampshire y yo donde sea que me encuentre en el momento, viajando o… entonces toma tanto tiempo que la verdad no importa si se desaparece por meses (risas). Tengo mucho en lo que trabajar cuando él no está así que todavía no ha llegado a ser un problema en realidad. Mira, cuando definimos el calendario y los tiempos para hacer cosas debemos coordinar, aunque por lo general no es un problema.

Tecladista


LUEGO DE VIVIR FUERA DE EE.UU: “BUSCA MEJOR UN BUEN DÍA EN LUGAR DE UN ESTILO AMBICIOSO DE VIDA”

Las letras de las últimas dos entregas, Free y Blood, se basan en experiencias personales tuyas, como has dicho en el pasado. ¿Cómo describirías las de Fire Make Thunder? ¿Cuáles son sus mensajes y qué debemos entender de las líricas?

Ahm, ¡tampoco lo sé (risas)! Me imagino que tendrá algo que ver con… o sea, jamás hubo un theme que tratase yo de elaborar mientras escribía las letras. Sólo estimo que, mirándolo en retrospectiva, hay unos cuantos asuntos que… bueno, no lo sé. Hay un feeling general que obtengo que quizás guarde relación con… a ver, desde el último disco que me vine de vuelta a los Estados Unidos. Estuve en Turquía viviendo durante cuatro años y luego me devolví a los EE.UU… en fin. Me parece que lo que percibo de las letras y su tono, de todo el registro, es esa especie de sensación que tengo (risas), esos sentimientos encontrados de regresar a los Estados Unidos, ese cierto feeling de choque cultural en tu propio país que sientes luego de haber estado años y años en otro. Bueno, antes de Turquía estuve en Costa Rica, ¡así que fue por mucho tiempo (risas)!, para serte sincero. No está del todo claro, no sé si puedas encontrar detalles específicos al respecto… bueno, no vas a poder encontrar detalles específicos, sin embargo siento que todas las letras algo tienen que ver con aquello, o vienen de aquello.

Justo quería preguntarte sobre tu vida en Costa Rica y Turquía, donde incluso hiciste bandas sonoras, sobre lo que aprendiste de la cultura latinoamericana y turca durante tu estadía en esos países y cómo ves Estados Unidos ahora…

¡(Interrumpe) acabo de escribir todo un álbum al respecto! No sé cómo articularlo en palabras y por eso hago música (risas), de lo que pienso sobre Estados Unidos. Ahm, mira, no sabría cómo responderte, considero que Latinoamérica… yo no sé nada de Latinoamérica, sólo estuve en Costa Rica, específicamente en… o sea, sé que es parte de Latinoamérica (risas), sólo que no podría generalizar sobre Latinoamérica, para nada. En Costa Rica además estuve como en las montañas allá arriba, en una zona llamada Monteverde que es un bosque nuboso, en una comunidad bastante pequeña, como aislada, así que (suspiros), me imagino que aprendí a vivir mucho más pausado allá (risas)… no sé, que busca mejor un buen día en lugar de un estilo ambicioso de vida, algo como eso. Lo que aprendí entonces fue más bien gracias a ese pueblito más que por Centroamérica o algo parecido. Turquía en cambio era justo lo opuesto, ¿no? Estambul es una ciudad gigantesca, muy densa, muy poblaba y con un idioma que jamás pude dominar (risas), eso sí que era difícil (risas). La comida, increíble, era parte de cada día y la experiencia… gente muy buena, extraordinaria y sincera, amistosa y ya sabes, eso es lo que… bueno, no sé qué habré aprendido pero sí, supongo que aprendí a… claro, ni idea cómo era Turquía, cómo era Estambul en realidad (risas), por lo que aprendí acerca de la cultura turca.

rock


Con el último par de preguntas quiero contarte que Dream Theater es muy popular en Chile, tanto que algunos fanáticos acá aseguran que eres un genio por lo que hiciste en Images And Words y Awake, y lo cierto es que sólo te ubican por esos trabajos. ¿Cuánto te honra o te pesa ser reconocido por Dream Theater a veces y nada más, pasando por alto Chroma Key y OSI, y cuán especiales son para ti esos CD después de tantos años, luego de dos décadas?

Es parte de mi juventud adulta, ¿no?, esos álbumes son como mi especie de piedra angular, ¿me entiendes? Para mí es sólo el comienzo de mi carrera discográfica y claro, les fue bien y no sé, ahí comencé a tener una identidad musical y cuestiones por el estilo, así que diría que son bastante importantes. Está claro que ya no los escucho tanto, o sea, ¡que ya no los escucho en lo absoluto (risas)! Nunca esperarás que debas hacerlo después de tantos años aunque fue una época muy importante de mi vida, cierto. Y en lo personal no resulta para nada extraño en realidad, si eso es lo que soy (risas). También me han presentado como alguien que es parte OSI en otros proyectos donde he colaborado y eso lo resume bien. Sólo creo que Dream Theater es una pieza muy importante de mi música y por supuesto, la gente que me conoce nombrará más a Dream Theater que mis otros proyectos. Mientras más modesto, más pequeño, más pequeño el tamaño de mis entidades (risas). Sí, no tengo ningún problema con eso y me ha abierto un montón de oportunidades debido a que las personas han logrado conocerme un poco a través de Dream Theater, por lo que he sido capaz de llevar a cabo los demás proyectos sin importar lo pequeños que sean. No todos los músicos pueden comenzar una carrera y ganarse así la vida, eso sí que fue importante.

Cierto, y para terminar con OSI, si bien es conocido como un “proyecto de estudio” o “una banda de estudio”, Brian Slagel de Metal Blade mencionó la posibilidad de algunos shows en vivo de OSI. ¿Qué planes existen al respecto y cómo te imaginas un eventual performance de OSI en escenario? ¿Cómo se vería?

Bueno, primero que todo estamos tratando de nuevo que pase. A ver, tratamos que pasara con casi todos los lanzamientos, que se concretara un tour de verdad y recién lo hablamos en la mañana de hecho con Jim e intentaremos que algo funcione. No es sencillo ya que no somos un acto con grandes presupuestos y costaría mucha plata darle forma, tener a los músicos y tiempo en estudio para armarlo todo, ¡para armar una gira (risas)! Lo estamos viendo, sin embargo pienso que… ¿cómo se vería?, para mí es más importante cómo sonaría porque hacia allá se dirigiría toda mi energía desde el comienzo, a que todo suene simplemente grandioso donde sea que toquemos. Eso de verdad sería lo fundamental para mí. Sí, después de eso, luego de resolver aquello sería bonito introducir aspectos de multimedia al espectáculo. Lo primero en todo caso sería tratar de que suene bien.

Kevin Moore ex Dream Theater (Entrevista)


Súper Kevin, déjame agradecerte por tu tiempo para esta entrevista con Chile. ¿Qué mensaje quieres darles a los que siguen el progresivo, lo electrónico, el rock, la melodía y todo lo que desarrollas con Jim Matheos en OSI? ¿Qué mensaje le dejarías a todos los fans chilenos y sudamericanos?

Bueno, ¡que me gustaría conocerlos a todos algún día (risas)! Me encantaría llegar hasta abajo y tocar allá, ¡espero que funcione! Y gracias por escucharnos hasta ahora.

OK Kevin…

OK, te tengo una pregunta…

Sí, ¡por supuesto!

Cuando pronuncias el nombre de tu país, estás diciendo ‘Chile’, ¿no le dicen ‘Chili’?

No. “Chili” es como varios europeos pronuncian Chile, personas de Holanda, Bélgica o Francia por ejemplo. Allá dirán “Chili” pero en realidad es “Chile”.

¿Chile?

Sí, “Chile”, ¡y lo pronuncias bastante bien!

OK (risas), ¿y está bien si la gente lo pronuncia ‘Chili’?

progresivo


No hay problema, da lo mismo un poco, así lo traducen en algunos países. Es como la versión “extranjera” o internacional, de igual modo que nosotros llamamos Alemania a Deutschland por ejemplo. Sí, está bien. En todo caso, varios en Estados Unidos o por ejemplo en Suecia, Noruega, Inglaterra, no sé (risas), dicen “Chile”, así que siempre nos alegrará escuchar el nombre de la manera original (risas).

Qué bueno saberlo (risas). Mira… en fin, aquí depende. La gente acá casi la mayoría dice ‘Chili’, lo que significa también que hace frío en Norteamérica. Chilling is ‘frío’, ‘¡qué hace frío afuera (risas)!’. Lo pronunciamos así igualito, aunque si eres un estudiante universitario o quieres sonar listo, inteligente, entonces tienes que pronunciar ‘Chile’ (risas). Algunas veces puede ser hasta un poco irritante ya que notas al tiro que está tratando de sonar sofisticado, como de “mucho mundo” (risas). Ahora sé que a ustedes les gusta y que se pronuncia así, the chilEan way!!!

¡(Risas) notable! Dale Kevin, fue entretenido hablar contigo…

(Risas) muy entretenido hablar contigo también viejo. ¡Un montón de gracias!



metal

Otros aportes que pueden interesarte

1 comentario - Kevin Moore ex Dream Theater (Entrevista)