El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El manual que autoriza el mal uso del español en internet

Anuncios

El manual que "autoriza" el mal uso del español en internet



El manual que autoriza el mal uso del español en internet



La obra presentada en Madrid por la Fundéu, con normas para twittear, escribir sms y mails, aconseja no usar tildes, signos de pregunta, artículos, conjunciones, preposiciones y otras palabras supuestamente innecesarias

Con este manual, titulado Escribir en internet: guía para los nuevos medios y las redes sociales, la Fundéu está, como el Principito de Antoine de Saint-Exupéry, ordenando que el sol salga todas las mañanas, ya que nadie esperó el permiso de esta fundación para escribir sin tildes y con abreviaturas en internet. “Hoy en día, sobre todo a las generaciones nuevas, no hace falta enseñarles nada sobre cómo escribir en internet”, dijo Gustavo Rippoll, consultor en Comunicación Online, ante la consulta de Infobae.

Sin embargo, hay una gran diferencia entre que una cosa se haga y que esté avalada por la autoridad o presunta autoridad en el tema. “Ahora cuando alguien critique el mal uso de una tilde, van a decir, ‘bueno, pero la Academia lo avaló’, y van a tener razón. Ellos quieren darle un marco legal a eso pero se da de narices contra las normas de ortografía”, fue la opinión del profesor Esteban Giménez, autor de varios libros sobre habla y la escritura de los argentinos.

Cabe aclarar que, si bien la Real Academia Española la avala y prestó su sede para la presentación de esta obra de 500 páginas, no se trata de un manual de la RAE, sino de Fundéu BBVA, la Fundación del Español Urgente nacida en el año 2005 de un acuerdo entre la agencia EFE y el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria. En concreto, se trata de una institución privada, aunque sus “recomendaciones” muy formales en el tono si no en el contenido, frecuentemente disimulan este aspecto.

La Fundéu recopiló en este manual consejos de más de 40 expertos, que van desde las formas de cortesía a las abreviaturas, el uso de los emoticones (símbolos que expresan sentimientos) o la redacción de blogs. Sería una fuente de orientación y consejo para quienes usan el correo electrónico o las redes sociales como Twitter; también para el diseño de una página web, el mayor aprovechamiento de los buscadores y hasta información jurídica sobre internet.

Aconseja, como se dijo, no usar acentos, ni signos de puntuación (interrogación, exclamación) al comienzo de una frase, ni vocablos que no sean imprescindibles para entender una frase al momento de redactar mensajes de texto, chatear o enviar correos electrónicos. En el lenguaje simplificado de la red, dice el manual, no son necesarios los artículos, las conjunciones, los adverbios y las preposiciones.

Quizá esta segunda parte sea menos polémica que la primera, que implica la pretensión de establecer normas de escritura para una realidad nueva que se caracteriza precisamente por no tenerlas o por ir estableciéndolas sobre la marcha. Ahora bien, este intento de normativa implica en algunos casos la sanción como norma de transgresiones al idioma español cuyo buen uso la Fundéu dice promover.

Una de las consignas del manual es “si se entiende, sirve”, o sea, una suerte de vía libre contenida sólo por el criterio, ciertamente muy vago, de la comprensión del mensaje. “Este criterio, comparó Rippoll, equivale a que no corrijamos por ejemplo a nuestros hijos cuando empiezan a hablar y conjugan mal los verbos, porque de todos modos les entendemos”.

Pero además, ¿quién determina si la falta de una coma, de un signo de interrogación o exclamación o de una tilde incide o no en el sentido de lo que se dice?

“Si quieres ahorrar espacio, prescinde de los vocablos no significativos para entender el contexto de la frase”, es el riesgoso consejo del manual. El límite de las tergiversaciones que el propio compendio propone es que se aplican mientras no se distorsione el mensaje y se comprenda su significado. Pero para tener el criterio sobre cuándo se pueden eliminar palabras y signos sin modificar sentido hay que conocer muy bien las reglas de uso de tildes y de la puntuación, lo que no siempre es el caso y lo será cada vez menos si no se practica.

“En la presentación del manual, el director de la Academia dijo que esto no deterioraba el lenguaje, porque en la escuela se contrarrestaba con la enseñanza adecuada, pero me parece un error. Por lo menos en nuestro país, eso es imposible. Se va a seguir deteriorando el lenguaje; lo que pasa es que la Academia no quiere quedar al margen de los nuevos métodos de comunicación y entonces quiere ponerle un marco legal a todas esas barbaridades que nosotros criticamos”, dijo Giménez que es un incansable defensor de la buena sintaxis y la correcta ortografía.

“Esto es como formalizar la mala escritura para no reconocer que se perdió la batalla: que es lograr que las nuevas generaciones escriban bien, dijo Rippoll. Es indudable que en Twitter y en los mensajes de texto la falta de espacio va en detrimento de la calidad de lo que se escribe”.

Los autores del manual confían en que la escuela corrija lo que internet estaría deformando. Pero Giménez no se hace ilusiones: “Acá vamos a lo de siempre: el tema es la educación. Si en las escuelas se enseña a contrarrestar eso, si se enseña que se puede utilizar ese sistema pero única y exclusivamente en ese ámbito, perfecto. Pero ya imagino lo que va a costar esa especie de dicotomía cuando haya que escribir en un medio o en otro”. “Si se permite el no uso de tildes, el uso optativo de signos de interrogación y exclamación al inicio de la frase, y otras cosas, no olvidemos que el hábito hace al monje y el chico después va a escribir en la escuela con el mismo sistema”, advierte.

Rippoll coincide: “El peligro sería que haya una contaminación de este lenguaje de la red hacia los demás. Por ejemplo se automatizan cosas tales como escribir ‘q’ por la palabra que o ‘p’ por para, de modo que cuando se escribe un mail formal se corre el riesgo de escribir así. Además, de hecho, se está generando una dificultad grande para desde el lenguaje respetar la autoridad, las distancias etarias y jerárquicas, eso se está perdiendo, porque es muy difícil hacerlo con un mensajito de texto o con un tweet”.

“Me parece poco significativo el aporte de la Fundéu, dice la editora Andrea Estrada, profesora de Corrección y Estilo. La normativa de una lengua sirve para que todos nos entendamos, es decir, para que exista un código común. No veo cuál es la finalidad de un manual sobre las abreviaturas del chat, dado que no creo que exista ninguna persona que lo consulte cuando tenga que escribir algo. El chat y las redes sociales son géneros espontáneos y cuya riqueza radica en la creatividad de los usuarios”.

“Por otra parte -agrega- no entiendo por qué la Fundéu consigna abreviaturas en inglés cuando nuestra lengua es el español. Creo que se trata de un buen negocio editorial y nada más”.

En efecto, la Fundéu recomienda una lista de abreviaturas para Twitter, tales como: FYI (for your information, para su información); TKS (thanks, gracias) y LOL (laughing out loud, riendo a carcajadas).

“Hoy queda esperar, como dicen los autores de este manual, que la escuela enseñe a escribir bien y compense esto. Parte fundamental de la solución está en la educación formal, el colegio, la universidad, porque hay que dejar bien en claro que esta forma de escribir es como un resumen, una forma alternativa al texto completo, pero no tiene por qué remplazar al original”, advirtió Rippoll.

“Como siempre, estos diccionarios vienen bastante atrás de lo que va avanzando la sociedad y pasan de moda rápido, dice Rippoll. Me parece una movida más de marketing que realmente una necesidad”, concluyó.








Nai Ramone

Anuncios

Comentarios Destacados

@emiramella +10
IJOS DE PUTA. BAN A TERMINAR ESCRIVIENDO TODOS COMO EL HORTO.

7 comentarios - El manual que autoriza el mal uso del español en internet

@Lopsd +3
noleiuncarajo
@LingeraCroto +8
Cabe aclarar que, si bien la Real Academia Española la avala


La RAE avala cualquier cosa, ya no me extrañaría que pronto acepte las palabras llenas de acentos, estilo wachiturro
@emiramella +10
IJOS DE PUTA. BAN A TERMINAR ESCRIVIENDO TODOS COMO EL HORTO.
@GabrielRoots
LingeraCroto dijo:
Cabe aclarar que, si bien la Real Academia Española la avala


La RAE avala cualquier cosa, ya no me extrañaría que pronto acepte las palabras llenas de acentos, estilo wachiturro
@SuicideCode +2
LingeraCroto dijo:
Cabe aclarar que, si bien la Real Academia Española la avala


La RAE avala cualquier cosa, ya no me extrañaría que pronto acepte las palabras llenas de acentos, estilo wachiturro

La RAE aceptara en su nueva edición 2014, palabras como "tuit, tuiteo, tuitear o tuiteador. La lengua castellana como la conocemos, se va a la mierda.
@Lopsd
SuicideCode dijo:
LingeraCroto dijo:
Cabe aclarar que, si bien la Real Academia Española la avala


La RAE avala cualquier cosa, ya no me extrañaría que pronto acepte las palabras llenas de acentos, estilo wachiturro

La RAE aceptara en su nueva edición 2014, palabras como "tuit, tuiteo, tuitear o tuiteador. La lengua castellana como la conocemos, se va a la mierda.