El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

mitos en torno a la crisis de los misiles

Anuncios

50 años después, caen varios mitos en torno a la crisis de los misiles

Concesiones mutuas resolvieron la situación, no las temeridades de Kennedy. Tanto Washington como Moscú salieron vencedores de la tensa situación.


mitos en torno a la crisis de los misiles

La Habana. En octubre de 1962, el mundo se vio al borde de un escenario apocalíptico durante 13 días, cuando el presidente estadounidense John Kennedy trazó un límite simbólico en el Atlántico y advirtió de graves consecuencias si el primer ministro soviético Nikita Khrushchev se atrevía a rebasarlo.
Un avión espía estadounidense, que sobrevoló Cuba, había tomado fotografías de sitios donde se emplazaban misiles balísticos soviéticos que podían llevar ojivas nucleares a Estados Unidos, apenas a 144 kilómetros de distancia. Fue el momento más tenso de la Guerra Fría y muchos temieron una guerra nuclear que habría aniquilado a la civilización.
Barcos soviéticos que portaban equipo nuclear se acercaron a la zona de cuarentena alrededor de Cuba, pero dieron marcha atrás antes de cruzar la línea imaginaria.
“Nos estamos mirando a los ojos, y creo que el otro acaba de parpadear”, dijo el secretario de Estado norteamericano Dean Rusk, una frase que se volvió famosa y que representó un aforismo de la crisis.
Ganó la diplomacia. En las cinco décadas transcurridas desde aquel amago nuclear entre Washington y Moscú, buena parte de lo que se conocía convencionalmente sobre la crisis de los misiles se desmintió, incluso la creencia de que la política arriesgada de Kennedy fue lo que primó.
En la víspera del 50º aniversario de la crisis de los misiles en Cuba, los historiadores dicen ahora que una serie de concesiones mutuas, más que un encaramiento temerario, fue lo que resolvió la tensa situación. Esta nueva lectura se desprende de unas 2.700 páginas de documentos desclasificados en estos días por Washington.
Kennedy se resistió a la presión de varios asesores, quienes lo instaron a no ceder nada ante Moscú y a contemplar la posibilidad de un ataque preventivo. En cambio, se involucró en un intenso trabajo diplomático detrás de bambalinas con los soviéticos, otros países y el secretario general de ONU.
El secretario de Justicia, Robert F. Kennedy, se reunió en secreto con el embajador soviético el 27 de octubre y tuvo con él un gesto de concordia. Washington rechazaría públicamente cualquier invasión de Cuba y Khrushchev retiraría los misiles de la isla. La oferta más convincente implicó que Kennedy retiraría los misiles nucleares Júpiter de las instalaciones estadounidenses en Turquía, cerca de la frontera soviética. Fue una promesa conocida sólo por un puñado de asesores.
“A medida que se amplía el registro histórico, la imagen del presidente determinado deriva en la del presidente que determinó llegar a una solución”, escribió el analista Peter Kornbluy, especializado en Cuba.
Sin embargo, el mito de la temeridad persiste. En 2002, el entonces presidente George W. Bush destacó que la crisis de los misiles constituía una lección histórica sobre el triunfo de la firmeza, lo que justificaba una invasión preventiva de Irak.
Otros mitos. Según la nueva lectura de esta parte de la historia, tanto Washington como Moscú salieron vencedores de la situación.
Los misiles Júpiter se describen a veces como casi obsoletos, pero se los había comenzado a producir meses antes y tenían capacidad de llegar a la Unión Soviética. Su retiro, junto con las garantías de Kennedy de no invadir Cuba, dio a Khrushchev suficientes razones para creer que no quedaría avergonzado. Un día después, anunció el desmantelamiento inminente de las armas de ataque en Cuba.
También se hablaba de un éxito de las investigaciones de la CIA, pero en realidad la inteligencia norteamericana se perdió de varios hechos clave que hubieran ayudado a que Kennedy y sus asesores manejaran mejor una crisis que duró más de 13 días.
Así, documentos divulgados, relatos orales y testimonios de los encargados de tomar las decisiones sobre la confrontación arrojaron nueva información que, según los expertos, proporciona algunas lecciones para los líderes enfrascados en crisis contemporáneas.

Anuncios

0 comentarios - mitos en torno a la crisis de los misiles