El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Un festival que promete ser signo de los tiempos

Un festival que promete ser signo de los tiempos
Los empresarios también tienen sentimientos. Algo de eso se desprende del espíritu con el que la productora PopArt quiere impregnar al bautizado "festival más grande de la historia", que se realizará el 3 de abril de 2013, en Costanera Sur, y que ya tiene confirmadas las presencias de Pearl Jam y The Black Keys como cabezas de un cartel que promete más, mucho más.

"Va a haber muchos artistas y un montón de actividades y propuestas totalmente nuevas para lo que son los festivales en la actualidad, pero, más allá de eso, lo realmente importante está enfocado en un cambio de pensamiento, de intuición de que algo fuerte está pasando a nivel mundial y en todos los órdenes. Lo percibimos nosotros, como productora, pero esencialmente lo percibe la gente", aseguran desde lo más alto de las oficinas de PopArt, que continúan con una estrategia de marketing que tendrá su clímax este viernes, durante "el solsticio de siete soles", cuando a través de un anuncio exclusivamente hecho en Internet, develen por completo el misterio de este festival que intenta ser recordado por ser "una experiencia distinta, solidaria y feliz".

A lo largo de los últimos meses, la productora consultó a cientos de jóvenes con la firme intención de "armar junto a ellos el festival", considerando "sus inquietudes reales". De allí surgieron varias de las propuestas que conformarán el eje del encuentro, entre las que se pueden adelantar una noche previa con parte del público presente durante la prueba de sonido de los distintos grupos, la participación de 50 bandas locales nuevas en lugares y momentos destacados, un campamento musical y un fuerte compromiso solidario y educativo respaldado por la ONG Mundo Invisible.

"Queremos que el festival se entienda como una celebración. Una celebración que entre nosotros creemos será un nuevo despertar. Algo que coincide también con la mirada que tienen artistas como Madonna, que en los conciertos que dio los otros días en Buenos Aires sugirió varias veces la posibilidad de un cambio profundo, de una revolución de la conciencia de cada uno", insisten desde PopArt.

DE DESEOS Y EXPECTATIVAS

Más allá de sus ribetes astrológicos y espirituales, el festival está inspirado en el primer gran encuentro musical realizado por la productora, allá en sus inicios, en 2001: el Buenos Aires Hot Festival. Allí, el desafío había sido reunir una grilla impensada para entonces (Oasis, REM, Beck, Neil Young, entre muchos otros), en un espacio nuevo (Campo de Polo) y que incluyera distintos tipos de entretenimientos y comodidades para el público. "Fue algo que conmovió a todos los que fueron y sin dudas ha sido una disparador para este festival. Hacer algo impensado, proponernos cosas imposibles."

La irrupción del encuentro en los medios y la vía pública, diez días atrás, con el famoso eslogan del "festival más grande de la historia", generó la expectativa deseada por los organizadores, aunque podría entenderse como un mensaje contrario al del "cambio de pensamiento" que se propone.

"Todo eso fue a propósito -aseguran-, queríamos hacer un llamado de atención y creo que lo logramos. Pero la idea es que esa consigna tenga un zoom-out y que vaya achicándose cada vez más, hasta que el último día de la campaña publicitaria desaparezca. Es una estrategia de marketing con la premisa de que el eslogan «el festival más grande de la historia» vaya dejando de ser importante y lo que realmente resalte sea el espíritu y la visión diferente que va a tener este encuentro".

Por su parte, desde la oficina de prensa del festival aseguran que "una de las premisas inamovibles es cumplir con lo que estamos diciendo. Si bien lo del festival más grande de la historia es en un punto una frase marketinera y quizá se contradiga con el concepto general y con otros eslóganes que estamos lanzando como "la muerte del ego" o "un cambio de paradigmas", creemos que la grandeza estará centrada en otros puntos: por la variedad de la propuesta y, esencialmente, por la idea de involucrar a la gente para que opine y diga lo que quiere en este tipo de festivales. Nos apoyamos en esa idea y a partir del viernes todos podrán ser parte de esto también".

THE CURE NO, THE CURE

Los rumores que asociaron este fin de semana al "festival más grande de la historia" con el esperado regreso de The Cure a la Argentina no son ciertos. Pero la buena noticia es que la banda de Robert Smith y compañía sí tocará en el país en 2013, con una fecha especial para ellos. Aún faltan detalles por cerrar, pero será en abril... y en River..

0 comentarios - Un festival que promete ser signo de los tiempos