El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Por qué puede usted confiar en la Biblia

Anuncios

Hay personas que dicen que la Biblia no es confiable, y sus opiniones han alcanzado una amplia aceptación. En consecuencia, hoy en día hay mucha gente que descarta lo que la Biblia dice por no considerarlo fiable.
De otra parte, cuando Jesucristo oró a Dios, empleó una expresión que induce a confiar en la Biblia: “Tu palabra es la verdad”. Y la propia Biblia afirma que fue inspirada por Dios. (Juan 17:17; 2 Timoteo 3:16.)
¿Qué opina usted? ¿Existe una base sólida para confiar en la Biblia? ¿O verdaderamente hay pruebas de que no es confiable, se contradice y es inconsecuente?

¿Se contradice la Biblia?

Aunque hay quienes afirman que la Biblia se contradice, ¿le ha mostrado alguien alguna vez un ejemplo concreto? Nosotros nunca hemos visto ningún ejemplo que, después de analizado, se haya podido confirmar. Es verdad que en ciertos relatos bíblicos parece haber discrepancias. Pero, por lo general, el problema se debe a que se desconocen los detalles y las circunstancias de la época.
Por ejemplo, algunas personas tal vez se remitan a lo que para ellas es una discrepancia en la Biblia, y pregunten: ‘¿De dónde consiguió Caín su esposa?’. Existe la suposición de que Caín y Abel fueron los únicos hijos que Adán y Eva tuvieron. Pero esa suposición se basa en un concepto erróneo de lo que dice la Biblia. La Biblia explica que Adán “llegó a ser padre de hijos e hijas”. (Génesis 5:4.) De modo que Caín se casó con una de sus hermanas o posiblemente con una sobrina.
Los que critican la Biblia a menudo solo buscan contradicciones, por eso puede que digan: ‘El escritor bíblico Mateo dice que un oficial del ejército fue a pedirle un favor a Jesús, mientras que Lucas dice que envió a unos representantes suyos para que lo hicieran. ¿Cuál de los dos relatos es el correcto?’. (Mateo 8:5, 6; Lucas 7:2, 3.) Pero ¿acaso se trata realmente de una contradicción?
Cuando una actividad u obra se atribuye a quien verdaderamente la origina, ninguna persona razonable aducirá que existe alguna discrepancia. Por ejemplo, ¿considera usted erróneo atribuir a un alcalde la construcción de una carretera porque quienes en realidad la construyeron fueron los ingenieros y obreros de su municipio? ¡Por supuesto que no! De manera similar, no es inconsecuente que Mateo diga que fue el oficial del ejército quien le pidió el favor a Jesús, aunque, como escribe Lucas, la petición la hizo valiéndose de ciertos representantes.
Según se van conociendo más detalles, las aparentes discrepancias de la Biblia desaparecen.

Historia y ciencia

En el pasado muchas personas ponían en duda la exactitud histórica de la Biblia. Por ejemplo, hubo críticos que dudaban de la existencia de personajes bíblicos como el rey Sargón de Asiria, el rey Belsasar de Babilonia y el gobernador romano Poncio Pilato. Pero descubrimientos recientes han ido verificando un relato bíblico tras otro. A este respecto, el historiador Moshe Pearlman escribió: “De repente, personas escépticas que habían dudado incluso de la autenticidad de las partes históricas del Antiguo Testamento empezaron a rectificar sus puntos de vista”.
Si hemos de confiar en la Biblia, esta también tiene que ser exacta en cuestiones científicas. ¿Lo es? Hace relativamente poco tiempo hubo científicos que afirmaban que el universo no tuvo principio, lo cual es contrario a lo que enseña la Biblia. Sin embargo, últimamente el astrónomo Robert Jastrow se refirió a información más reciente que refuta dicha afirmación, y explicó: “Ahora nos damos cuenta de que la evidencia astronómica nos lleva a considerar el origen del mundo desde un punto de vista bíblico. Los detalles difieren, pero los elementos esenciales del relato astronómico y del relato bíblico de Génesis son los mismos”. (Génesis 1:1.)
Los hombres también han cambiado sus conceptos en cuanto a la forma de la Tierra. “Los viajes de los descubridores —explica The World Book Encyclopedia— demostraron que el mundo era redondo, y no una superficie plana como había creído la mayoría de la gente.” ¡Pero la Biblia estuvo en lo cierto desde el principio! Más de dos mil años antes de esos viajes, en Isaías 40:22 la Biblia ya decía: “Hay Uno que mora por encima del círculo de la tierra”, o como dicen otras traducciones: “el globo de la tierra” (Serafín Ausejo), “el orbe terrestre (Biblia de Jerusalén), “la esfera de la tierra” (La Biblia, Ed. Estrellas).
De modo que cuanto más aprenden los humanos, mayor es la evidencia de que la Biblia es confiable. Sir Frederic Kenyon, otrora director del Museo Británico, escribió: “Los resultados conseguidos hasta ahora confirman lo que la fe ya intuía: que ante el aumento de conocimiento, la Biblia únicamente puede salir beneficiada”.

Sus predicciones sobre el futuro

¿Pero podemos confiar verdaderamente en las predicciones de la Biblia sobre el futuro, incluso en sus promesas de unos ‘justos nuevos cielos y nueva tierra’? (2 Pedro 3:13; Revelación 21:3, 4.) Pues bien, ¿se ha labrado la Biblia en el pasado un registro de credibilidad? Vez tras vez, las profecías pronunciadas aun con cientos de años de antelación se han cumplido hasta el más mínimo detalle.
Por ejemplo, la Biblia predijo el derrocamiento de la poderosa Babilonia casi doscientos años antes de que sucediera. De hecho, hasta se dijo que los medos, quienes se unieron a los persas, serían los conquistadores. Y aunque Ciro, el rey persa, ni siquiera había nacido, la Biblia predijo que él desempeñaría un papel importante en la conquista. Dijo que las aguas que protegían Babilonia, el río Éufrates, ‘tenían que secarse’, y que ‘las puertas de Babilonia no estarían cerradas’. (Jeremías 50:38; Isaías 13:17-19; 44:27–45:1.)
Como informó el historiador Heródoto, estos detalles específicos tuvieron su cumplimiento. Además, la Biblia predijo que Babilonia finalmente se convertiría en ruinas deshabitadas. Y eso es precisamente lo que sucedió. Hoy en día Babilonia es un montón de ruinas totalmente desolado. (Isaías 13:20-22; Jeremías 51:37, 41-43.) En la Biblia hay otras muchas profecías como esta que han tenido un cumplimiento asombroso.
Entonces, ¿qué predice la Biblia respecto al sistema de cosas mundial del tiempo presente? Dice: “En los tiempos últimos vendrán días difíciles. Los hombres serán egoístas, amantes del dinero, orgullosos y vanidosos. Hablarán en contra de Dios, desobedecerán a sus padres, serán ingratos y no respetarán la religión. No tendrán cariño ni compasión [...]. Buscarán sus propios placeres en vez de buscar a Dios. Aparentarán ser muy religiosos, pero con sus hechos negarán el verdadero poder de la religión”. (2 Timoteo 3:1-5, Versión Popular.)
¡Hoy estamos presenciando el cumplimiento de estas palabras! Pero la Biblia también predice lo siguiente para “los tiempos últimos”: “Se levantará nación contra nación y reino contra reino, y habrá escaseces de alimento”. Y además, “habrá grandes terremotos, y en un lugar tras otro pestes”. (Mateo 24:7; Lucas 21:11.)
Efectivamente, ¡hay profecías bíblicas que hoy están en pleno cumplimiento! Entonces, ¿qué sucederá con las promesas que aún están por cumplirse, promesas tales como: “Los justos mismos poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre ella”, y “tendrán que batir sus espadas en rejas de arado [...], ni aprenderán más la guerra”? (Salmo 37:29; Isaías 2:4.)
“Demasiado bonito para ser cierto”, quizás digan algunos. Pero en realidad no existe ninguna razón para que dudemos en lo más mínimo de lo que nuestro Creador promete. ¡Su Palabra es digna de confianza! (Tito 1:2.) Al examinar con mayor detenimiento la evidencia, usted se convencerá mucho más.

6 comentarios - Por qué puede usted confiar en la Biblia

@Nhiox
Dios existe porque la Biblia lo dice, y todos sabemos que la Biblia no miente porque la escribió Dios
@armandex
Como sabes que la escribio Dios ????????????
@arkantosss +1
La fe es algo que se siente.. es imposible justificar lógicamente.. siempre habra alguna forma de discutirlo con algún ateo ciertos temas; nunca llegarán a un acuerdo; seria entablar una discución bizantina.. cada quien en lo que cree, sin ofender ni ridiculizar creencias ajenas...

He visto Roma caer,
y a Egipto morir,
y a Jesús de Nazaret,
expirar sin saber

que en su nombre iba a nacer
una secta de poder,
traficantes de ilusión,
mercaderes de almas rotas.

¿Por qué es sorda la fe?
¿y ciego el que cree?
¿Sabe un rezo besar?
¿Cuánto cobra el celibato?
@uriel_m
Te hago una pregunta...¿Conoces griego y hebreo antiguos? Te lo pregunto para saber si conocés las escrituras bíblicas originales. Y te hago otra pregunta...¿Realmente confias en que ninguna traducción distorsiona (aunque sea "algo" de los escritos originales?. Gracias de antemano por responderme.
@gatokeith
“En la cantidad de MSS. [manuscritos] antiguos que adveran [o certifican que es auténtico] un escrito, y en la cantidad de años que habían pasado entre el original y los MSS. adverantes, la Biblia disfruta de una decidida ventaja sobre escritos clásicos [como los de Homero, Platón y otros]. [...] En conjunto, los MSS. clásicos son solo un puñado en comparación con los bíblicos. Ningún libro antiguo está tan bien adverado como la Biblia.” (The Bible From the Beginning [La Biblia d
@uriel_m
@gatokeith Discullpame, pero eso que decís no pone a salvo a las traducciones bíblicas de nada, ni las acercan a una autenticidad aparente. ¿Cómo se explica que hayan variaciones en la hermenéutica de los textos? ¿Por qué van a surgir distintas versiones si está tan bien adverado?
@uriel_m
Fragmento de charla entre J.L. Borges y E. Sábato

Barone: -Disculpen, me perdí esa parte cuando hablaban de Baudelaire y Poe.
Borges: -Decía que si Baudelaire no traduce a Poe, quizá mucha gente en América no habría leído sus poesías.
Sábato: -Hay que reconocer que lo mejoró.
Borges: -Sí, es cierto, El cuervo es sencillamente espantoso.
Borges: -Parece extraño, Borges, pero ¿por qué, entonces, ese poema pasó a ser tan conocido?
Borges: -Poe dice que quiso hacer un poema que fuera popular. Explica que se propuso cierto número de líneas… también debe haber influido el hecho de que el cuervo es un animal prestigioso… Con un loro no habría podido, ¿no? De todas maneras sé que en Estados Unidos lo consideran un mal poeta. Los cuentos en cambio son muy buenos. Tampoco Omar Kahyyam es considerado buen poeta en Persia, pero su traductor inglés lo hizo famoso.
Barone: -Siempre me pregunté como será eso de traducir a otros idiomas como el chino por ejemplo.
Sábato: -Eso nunca se podrá comprobar (risas). Si ya con lenguas indoeuropeas es imposible la traducción, podemos suponer lo que será el pasar a lenguas como el chino. En rigor, cualquier traducción es falsa, no hay equivalentes exactos.
Borges: -Eso es culpa de los diccionarios, que han hecho creer que hay equivalentes y no los hay. Y también de los traductores que no comprenden que no es lo mismo traducir una obra de la que han transcurrido centenares de años y otra contemporánea. Cuando Poe o Lawrence tradujeron La Odisea pudieron recrearla con plena libertad porque era una lengua muerta. En cambio cuando se trata de un idioma contemporáneo, como por ejemplo el de Whitman, no veo otra posibilidad que la de una versión como la mía, un tanto personal y a la vez con un rigor resignado.
Sábato: -”Amar” en castellano no es lo mismo que en francés. En francés “se ama” un bife o el arroz. Creo, Borges, que ni siquiera podría decirse que se puede pasar del castellano al castellano: desde el momento en que el primer conquistador pisó América la palabra “llanura” tuvo otro significado que en España.
Borges: -Por supuesto, es lo mismo que pasa con el inglés y el americano.
Sábato: -Bernard Shaw dijo: “Una lengua común nos separa”. Un aforismo casi hegeliano.