El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Payday 2 para Xbox 360

Payday 2 para Xbox 360


A pesar de su discreto éxito inicial, Payday: The Heist fue un juego de acción en primera persona que consiguió hacerse un hueco entre los jugadores de Steam (la versión de PlayStation Network pasó sin pena ni gloria) gracias a su original propuesta, la cual nos ponía en la piel de unos atracadores y nos obligaba a colaborar con otros jugadores (o con la I.A. en caso de jugar solos) para salir airosos de los distintos "golpes" que teníamos que dar. Distaba de ser un título perfecto y sus problemas con la I.A. enemiga y su limitada cantidad de contenidos acabaron por pasarle factura, aunque eso no quitaba que jugado con amigos fuera realmente divertido.




Ahora los chicos de Overkill Software vuelven a probar suerte con una secuela, que si bien es muy continuista en su planteamiento, también resulta mucho más ambiciosa, variada, larga y divertida. Preparad vuestras máscaras y armas, porque toca comprobar si Dallas, Hoxton, Wolf y Chains han conseguido cumplir el ansiado atraco perfecto.

Atracando con estilo

Lo primero que nos gustaría dejar claro es que Payday 2 es un juego pensado para ser jugado en cooperativo con otros jugadores y que pierde casi todo su potencial si decidimos jugar solos. La I.A. aliada deja bastante que desear y resulta imposible realizar estrategias con ella, por lo que todo acaba resolviéndose en una serie de tiroteos bastante insulsos, frustrantes y sin ningún tipo de guion que les dé un mínimo de sentido para animarnos a avanzar. Si jugasteis a su primera parte o habéis probado la saga Left 4 Dead, os podréis hacer una buena idea de lo que os espera aquí si lo que venís buscando es una experiencia individual.


analisis


Aclarado esto, comenzamos con las buenas noticias. De entrada nos encontramos con que el número de misiones se ha disparado de seis (sin contar los contenidos descargables) a más de 30, algo que de por sí ya garantiza una duración mucho más extensa que en el título original. Al principio de cada una de ellas se nos permitirá deambular por la zona libremente, lo que nos resultará muy útil para detectar donde están las alarmas, cámaras de seguridad, objetivos y todo aquello que pueda suponernos un problema. Una vez creamos tenerlo todo listo, bastará con que nos pongamos la máscara para que comience el golpe.

A medida que avancemos en una misión nos irán marcando diferentes objetivos que tendremos que cumplir para superarla, aunque si encontramos algún objeto de valor o dinero extra también podremos agenciárnoslo para aumentar nuestros ingresos al final de la misma. Lo bueno es que en Overkill Software no se han limitado únicamente a aumentar el número de misiones y ya está, sino que también se han preocupado por hacerlas diferentes y variadas, por lo que tan pronto estaremos atracando un banco, que destrozando tiendas en un centro comercial o luchando en mitad de una discoteca mientras le robamos a una banda rival.

Si bien se ha hecho un esfuerzo por dejarnos la opción de afrontar los atracos de una forma sutil y sigilosa, lo cierto es que el juego está pensado para que nos veamos inmersos en todo tipo de tiroteos. Cualquier mínimo error que tengamos, por tonto que sea, dará al traste con cualquier intento de pasar desapercibido y hará que en unos pocos segundos nos veamos asediados por las fuerzas de la ley. De hecho, lo más normal será que en algún momento de la misión salten todas las alarmas, por muy bien que lo estemos haciendo, así que preparaos para vaciar una buena cantidad de cargadores para saliros con la vuestra.


juego


En cuanto a estos tiroteos, nos han parecido algo genéricos y poco inspirados. Gran culpa de esto la tiene la pobre I.A. de la que hacen gala los enemigos, los cuales no dudarán en lanzarse en plancha a por nosotros sin pensárselo dos veces. Tampoco son los mejores escogiendo coberturas y suelen quedarse muy al descubierto, por lo que la mayor dificultad que encontraremos al enfrentarnos a ellos será su elevado número, algo que nos pondrá en bastantes apuros en las misiones más complicadas, donde las oleadas de policías nos harán conocer el significado de la palabra agobio letra por letra.

Como ya hemos mencionado anteriormente, este es un título puramente cooperativo, así que el juego en equipo y la colaboración con nuestros compañeros serán claves para el éxito de las misiones. Cubrirse los unos a los otros, defender una posición mientras alguien abre una caja fuerte o desatasca un taladro, curar a los compañeros caídos o canjear a los rehenes que hayamos hecho (ojo con los civiles, un rehén vivo siempre es más útil que un cadáver) por un aliado que haya sido detenido, serán solo algunas de las acciones de las que estaremos constantemente pendientes. Si tenéis la suerte de poder jugar con amigos de forma más o menos organizada, veréis cómo la diversión se dispara al poder coordinaros para realizar los golpes con mayor eficacia.




Por otro lado, destacar lo bien estudiado que está el sistema de progresión del juego. A medida que cumplamos misiones recibiremos dinero y experiencia. El primero lo necesitaremos para comprar armas, mejoras, blindajes, trajes, etcétera. En cuanto a la experiencia, nos permitirá subir de nivel, lo que nos abrirá la posibilidad de comprar todo lo anteriormente dicho. Da igual si tenemos los 50.000 dólares que cuesta ese arma que tanto queremos si no tenemos el nivel requerido para comprarla, por lo que amasar una buena fortuna será tan importante como subir de nivel.

Además, esto último también nos recompensará con unos puntos que podremos repartir entre los cuatro árboles de habilidades que existen, de forma que podamos definir mejor las capacidades de nuestro criminal. En nuestras manos quedará decidir si especializarnos en una de estas cuatro ramas o invertir en varias de ellas para ser un poco más polivalentes. Todo esto consigue que nos piquemos casi sin darnos cuenta y nos animemos a seguir jugando para hacernos cada vez mejores y así poder afrontar los retos más complicados del juego.

Esto podría resultar en un problema si las misiones fueran siempre iguales, ya que a pesar de su buen número acabaremos repitiendo encargos sí o sí. Por suerte, se ha añadido un componente de aleatoriedad en todas ellas que hace que cambien la localización de algunos objetivos, la disposición de enemigos, etcétera. Todo esto ayuda a hacer de Payday 2 un título muy rejugable y largo que nos dará diversión para bastantes horas.
En lo que respecta al online, algo clave en un título de estas características (especialmente cuando no existe opción de jugar a pantalla partida), decir que nos hemos encontrado con que todo funciona bastante bien y sin lag, al menos en Xbox 360, que es la versión a la que hemos tenido acceso.

La búsqueda de partidas resulta realmente práctica, rápida e intuitiva, permitiéndonos ver en un mapa todo lo que hay disponible y cuántos jugadores hay en cada una de ellas. Lo que no nos ha gustado tanto es que la misión se venga abajo y nos la den por fracasada en caso de que el anfitrión se desconecte, así como el tiempo que tenemos que esperar con el juego en pausa cuando alguien se quiere unir a nosotros en mitad de una partida.

Gráficamente no es nada del otro mundo y presenta unos notables bordes de sierra, así como una molesta falta de sincronización vertical que se deja notar más veces de la cuenta (todo esto hablando de su versión para consolas). Los modelados y animaciones tampoco destacan especialmente y el sistema de físicas es muy mejorable. A pesar de ello, consigue mantener el tipo gracias a unos buenos escenarios, variados y repletos de detalles.

En cuanto al sonido, el doblaje inglés (llega con subtítulos en castellano) es bastante bueno y la banda sonora sabe añadir la tensión necesaria cuando comienzan los tiroteos, ganando en intensidad en los asaltos policiales y manteniéndonos siempre alertas. Eso sí, no le habría venido mal algo más de variedad en este sentido, ya que sus temas acaban cansando y repitiéndose antes de tiempo.


noticias


Conclusiones

Payday 2 es un título especialmente recomendable si lo que buscáis es un buen juego de acción cooperativa. Es largo, rejugable y muy divertido cuando se juega con amigos. Además, a pesar de tratarse de una secuela muy continuista, sigue manteniendo ese toque que lo diferencia del resto de títulos de la competencia. No se libra de ciertos errores, como lo genérico de sus tiroteos, su terrible I.A. o su discreto apartado técnico, pero sin duda sabrá cómo divertiros.

Anuncios

0 comentarios - Payday 2 para Xbox 360