El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Discurso mata título "Soy abogada"

Discurso mata título "Soy abogada"


Más allá de la polémica tras las declaraciones de Sabsay, la Presidenta tiene una obsesión con remarcar cada vez que puede que se recibió. Los casos más recordados.



link: https://www.youtube.com/watch?v=AlJNmnK9_-0


Cuando el pasado 21 de octubre, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció el envío al Congreso del proyecto de ley para reformar íntegramente el Código Procesal Penal de la Nación, afirmó que es un reclamo de toda la sociedad “y no por las razones técnicas, jurídicas o específicas que muchas veces tenemos los abogados”.

Ese fue el discurso que colmó la paciencia del abogado constitucionalista Daniel Sabsay, quien en un enfervorizada exposición ante el coloquio de Idea, se desvió por unos instantes de las cuestiones meramente empresariales y apuntó a los conocimientos jurídicos de nuestra primera mandataria, al extremo de manifestar “no tener ninguna duda de que no es abogada” y de exigirle que “si es abogada, que muestre el título”.

La polémica desatada derivó en la respuesta de parte de funcionarios del Gobierno, tal es el caso del Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien pidió que Daniel Sabsay presente un encefalograma, sin aclarar qué título universitario comprobaría dicho estudio. Las voces en defensa de la presidenta se multiplicaron –a excepción de la atacada– e incluso resucitó la figura de Nilda Garré quien, a través de Twitter, afirmó que Sabsay “está para el manicomio”.

Lo cierto es que la polémica por el título de quien se autodefinió como una “exitosa abogada” en la Universidad de Harvard, había quedado prácticamente fuera de la agenda de los medios hasta las declaraciones de Sabsay. Sin embargo, Cristina ha remarcado, cada vez que pudo, que es abogada. Y lo ha hecho de las más diferentes formas y en momentos que difícilmente justificaran tal ratificación.

Una de las veces en las que la Presidenta mencionó la palabra “abogada” más veces, fue en febrero de 2010, cuando brindó un discurso en conmemoración del 133° aniversario del bautismo del Lago Argentino. En aquella ocasión, la Jefa de Estado se enredó al hablar de la potencia de las futuras represas de Santa Cruz –sí, las mismas que casi cinco años después siguen en veremos– y luego de mezclar kilovatios con megavatios, se disculpó con un “qué se yo, soy abogada”.

Sin embargo, en esa misma ocasión, Cristina recogió el guante de quienes la acusaban de usurpación de título. “¿Se acuerdan en la campaña que también dijeron que no era abogada?”, recordó la mandataria y se quejo, como era de esperar, de lo mensajeros: “hubo artículos, hubo inclusive una denuncia penal, hubo un Juez que tuvo que tramitar la denuncia penal de que yo no era abogada, por usurpación de título y tuvieron que venir de Universidad Nacional de La Plata con los títulos a la causa a mostrar que realmente era abogada”. Cristina, visiblemente enojada, se quejó por la “negación y la mentira permanente”.

Cristina hacía referencia a una denuncia de 2007, cuando en plena campaña presidencial surgió la polémica en torno a su título de abogada a raíz de las denuncias del periodista Cristian Sanz, quien dijo no encontrar registros de que la entonces senadora nacional se hubiera recibido: “Sólo encontramos datos de que cursó hasta tercer año en la Facultad de Derecho, pero no hay alumnos ni profesores que aseguren que se recibió de abogada; tampoco está matriculada en ningún colegio de abogados del país, ni siquiera en la provincia de Santa Cruz”.

A raíz de este hecho, la Universidad Nacional de La Plata emitió un comunicado con la firma del rector, Gustavo Adolfo Azpiazu, y del entonces Decano de la Facultad de Derecho –hoy Fiscal de Estado de la Provincia de Buenos Aires– Hernán Gómez, en el cual señalaban que "según todas las constancias obrantes en esta casa de altos estudios, la señora Cristina Elisabet Fernández se graduó en el mes de octubre de 1979, siéndole expedido el título de abogada el día 10 de diciembre de 1979".

Desde entonces, Cristina remarcó cada vez que pudo que es abogada. Un acto de la UOCRA, la inauguración de viviendas en un partido de La Matanza, una videoconferencia con Jujuy, la pelea con los fondos buitre, la presentación del libro de Adrián Paenza, el lanzamiento del billete de Eva Perón, actos por fechas patrias, la inauguración de la Feria del Libro en Frankfurt, la cumbre de Jefes de Estado del Mercosur, o el encuentro mundial de sindicalistas en Ginebra; no importa la situación, el contexto o el auditorio, siempre encontró la forma de afirmar que está recibida de la carrera de derecho e, incluso, la locutora que la presenta en los actos oficiales y en las cadenas nacionales, también la presenta como doctora, lo cual implica un título más.

Incluso, en más de una ocasión tuvo algunos comentarios que rankean entre las frases más memorables que haya mencionado, como cuando contó que uno de sus “primeros casos como abogada”, le tocó una mujer golpeada por el marido. “Cuando me pidió que retirara la denuncia porque él la quería, dije que no agarraba más casos de esos porque la iba a terminar matando yo”, afirmó la Presidenta ante los asistentes al acto...por la ley de protección a la mujer.

En julio de 2013, Cristina celebró el éxito de los planes Fines, mediante el cual los ciudadanos que tenían sus estudios incompletos, podían acceder a un título. La Presidenta felicitó a una de las asistentes que logró recibirse de abogada, y la presentó como “colega”, para luego pedir “que nadie nos meta en la cabeza que no se puede ser lo que se quiere ser”.

Sin embargo, nada supera en la memoria colectiva al episodio vivido por la Presidenta en su gira por las universidades Georgetown y Harvard, en los Estados Unidos. En aquella ocasión, mientras era interrogada por la estudiantina, Cristina arrojó dos frases que quedarían en la historia. Ante un estudiante que manifestó su “privilegio” por poder hacerle preguntas cuando en Argentina la mandataria no brinda entrevistas, Cristina afirmó “esto es Harvard” y pidió que esas preguntas las dejen “para La Matanza”. Tras ello vino la pregunta que más la incomodó, y tuvo que ver con su situación patrimonial: "Toda la vida he tenido una determinada posición económica y es producto de que he sido una muy exitosa abogada".

Anuncios

4 comentarios - Discurso mata título "Soy abogada"

IBRAHIM-19 +3
Abogada de negros villeros ladrones y mal paridos