El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Lejos de llegar a su fin, el año judicial recién comienza

Lejos de llegar a su fin, el año judicial recién comienza
Sabrina Santopinto
Por: Sabrina Santopinto
Lejos de llegar a su fin, el año judicial recién comienza
Si bien el 2014 fue un año con el foco puesto en las reformas judiciales, los últimos meses se convirtieron en un hervidero para la esfera de la Justicia que se ve cada vez más cuestionada por el poder político
En este escenario, lejos de finalizar la actividad y dar inicio a la feria estival, los temas judiciales están en el ojo de la tormenta y se vaticina un 2015 donde más allá del predominio de la contienda electoral, la batalla se dará también y con mucha fuerza en la arena de la Justicia.

Lo cierto es que a medida que se acerca el cierre del año, el clima de tensión aumenta considerablemente ya no sólo en los pasillos de Comodoro Py -donde transcurren los temas más calientes-, sino que esta misma impronta parece haber llegado al cuarto piso del Palacio de Tribunales, dado que la Corte Suprema de Justicia de la Nación dispuso el que será su último acuerdo para el 30 de diciembre, dando si se quiere una señal de alerta a lo que pueden ser los últimos avances del poder político en materia de reformas judiciales; sumado esto a que Ricardo Lorenzetti será por primera vez en diez años quien se quede en enero como autoridad de Corte.

Según fuentes del palacio, podrían aparecer en el último acuerdo del año temas relacionados a juicios por jubilaciones que pesan contra la Anses. Hay quienes indican también que la Corte tendría más de un as bajo la manga y que está expectante para determinar cómo se baja parcialmente la cortina de este 2014.

En otro plano, recientes encuentros de tenor judicial pusieron en los últimos días de manifiesto cuáles serán los ejes centrales de cada sector para 2015. Fue así que en la cena anual de la Asociación de Magistrados, el recientemente electo presidente Ricardo Recondo en su discurso aludía a "los fuertes embates de todo tipo recibidos desde funcionarios de otros poderes", luego de que la Presidenta acusara a los magistrados de perseguir a sus funcionarios.

"Se ha sancionado al Dr. Claudio Bonadio en causas fenecidas con argumentos falsos acerca de su quehacer jurisdiccional, con la indudable intención de amedrentar al conjunto de los jueces", disparaba el actual consejero Luis Cabral -saliente presidente de la Asociación- generando la ovación de cerca de los 400 presentes.


NA
Sin dudas el de Bonadio será un capítulo aparte en la agenda de 2015. El magistrado tiene en su haber diez denuncias en su contra -tuvo en noviembre una sanción en el Consejo de la Magistratura que le valió el 30% de su sueldo- y según se corre la voz, desde el kirchnerismo preparan nuevas acusaciones para el mes de febrero. La otra cara de la moneda muestra que el titular del juzgado Criminal y Correccional Federal 11 tiene en sus manos varias causas que incomodan al gobierno, entre ellas nada más y nada menos que el caso Hotesur, envió al vicepresidente Amado Boudou a juicio oral (por la causa de los papeles truchos de un auto que adquirió) y está al frente -entre otras- de una de las causas penales que investiga al fiscal antilavado Carlos Gonella, titular de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac). En las últimas horas se confirmó que Gonella deberá presentarse este lunes‎ ante Bonadio en una causa por supuesto abuso de autoridad, según lo ratificó la Cámara Federal porteña. Se trata de una partida de ajedrez en la que cada pieza que se mueva en 2015 en torno al magistrado será de un valor estratégico.

Siguiendo en la línea de los indicios de fin de año, no puede pasar desapercibida la llamada "mesa de los jueces federales" -una de las principales en la cena de los magistrados llevada a cabo esta semana en el Hotel Plaza- donde fueron protagonistas de las miradas y de las fotografías de los medios Marcelo Martínez di Giorgi, Claudio Bonadio, Ariel Lijo, Diego Barroetaveña, Julián Ercolini y los fiscales Ricardo Sáenz, Carlos Rívolo y Raúl Pleé. Las acciones -individuales o conjuntas- de estas figuras de peso en la Justicia son seguidas de cerca por el arco oficialista.


Los jueces Lijo y Bonadio, en la cena de la Asociación de Magistrados
@santobrina
Sin ir más lejos, es Martínez De Giorgi quien tiene a su cargo la declaración del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, por supuestas irregularidades en su gestión como director de Aerolíneas Argentinas (AA). Otra historia que se inició en la última etapa de 2014 y que se concretará recién el 5 de marzo de 2015 cuando el ministro preste declaración. En este orden de temas, también se debe computar que la Sala I de la Cámara Federal estaría por confirmar el procesamiento del vicepresidente Boudou por el caso de Ciccone.

Por otro lado, esta misma semana, la Agrupación Justicia Legítima hacía también su encuentro de fin de año en donde Eugenio Zaffaroni y Baltasar Garzón fueron las figuras centrales. En el evento hubo un contundente llamado a los tres poderes del Estado a no demorar los temas claves para el Poder Judicial en el 2015: se refirieron a la implementación del sistema acusatorio -alcanzado a partir de la sanción del Código Procesal Penal- y la designación del sucesor en la Corte Suprema de Zaffaroni.

"Estamos llegando al final de otro año y seguimos pidiendo lo mismo que el año pasado. El ingreso democrático a la Justicia no llegó y la publicación de las declaraciones juradas de los jueces tampoco", señaló en el marco del encuentro la jueza María Laura Garrigós de Rébori.


Zaffaroni junto al secretario de Justicia, Julián Álvarez, y el vicepresidente Amado Boudou
Télam
El polémico Código Procesal Penal

El nuevo Código Procesal Penal dejó en el camino un regadero de pólvora que amenaza con explotar antes del 31 de diciembre. Si bien desde el gobierno nacional ya se encuentran trabajando para poner en marcha el nuevo Código, en los pasillos judiciales resuena la materialización de más de una medida cautelar contra el ya mediático Anexo II que crea 17 cargos de fiscal de cámara y más de 1600 entre funcionarios y empleados en el ámbito del Ministerio Público Fiscal.

Lejos de haber concluido el debate por la reforma procesal penal, todo indica que esto recién comienza. La discusión el año entrante se zanjará en torno a la implementación del nuevo Código y los juristas saldrán a debatir intensamente sobre si es realmente necesaria la creación de esa cantidad de cargos. Esta sin dudas será una de las mayores contiendas que tendrá que atravesar en 2015 la procuradora Alejandra Gils Carbó.

Siguiendo en el plano de las reformas integrales a la Justicia -que no atravesó un calmo 2014, y que sin dudas tendrá un turbulento 2015- se espera también que se adelanten los tiempos para la sanción del Código Penal. Según pudo conocer este medio, desde el oficialismo pusieron el pie en el acelerador para materializar en marzo el nuevo Código Penal, situación que mantendrá a referentes de la política y la justicia en intensa actividad durante enero y febrero.

La lista de los intensos cambios en la Justicia que comenzó allá por el 2013 se extiende mucho más aún: se buscará completar el mapa de las Cámaras de Casación, la integración de la Corte será eje central de la disputa de poder; las votaciones trabadas por una mayoría oficialista en el Consejo de la Magistratura donde se esperan cantidad de nombramientos e importantes expedientes en materia de acusación serán foco de las miradas políticas.

Pero si de condimentos picantes se trata, merecen un capítulo aparte la cantidad de causas de corrupción que ocuparán las primeras planas de los medios, los despachos judiciales y los desvelos de algunos políticos y empresarios. En este plano también será centro de disputas el tratamiento que dará la reforma procesal penal a estos casos y, de la mano de esto, llegará la resistida reforma a la ley orgánica del Ministerio Público Fiscal, el órgano que nuclea nada más y nada menos que a quienes se encargarán de investigar y perseguir estas y otras causas: los fiscales.

Así las cosas, el 2014 ya está dando claras señales de lo que será el ritmo del país para el año que comienza: un 2015 donde la Justicia tendrá un lugar protagónico, estará en el centro de la tormenta y será eje fundamental en la disputa de poder. En el pensamiento de los judiciales lejos quedó entonces la feria de verano –donde abundan los tribunales desiertos- ya que aquellos que entendieron el juego que se plantea, se preparan en enero para lo que será un febrero explosivo para el Poder Judicial. Bienvenidos señores, el año judicial recién comienza.

Anuncios

0 comentarios - Lejos de llegar a su fin, el año judicial recién comienza