El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¡Feliz Día del Orgullo Zombie!

¡Feliz Día del Orgullo Zombie!


Zombies


¿Sabes por qué se celebra hoy el "Orgullo Zombie"? ¿Y por qué están de moda los zombies en los videojuegos?


zombie


Lo que hizo George A. Romero durante los primeros 28 años de su vida no nos interesa demasiado para este artículo, pero en el año 68 lanzó una película que lo convirtió en leyenda: La noche de los muertos vivientes. Aquella cinta en blanco y negro fue el origen de toda una subcultura, con cine, literatura, cómic y videojuegos dedicados a la figura del zombie. Por esa razón, entre bromas y veras cada cuatro de febrero se celebra el Día del Orgullo Zombie, conmemorando el nacimiento del padre del género.

Los zombies no asustan porque quieran comerse a la gente; si fuera sólo eso no pasarían de ser una especie de hombre del saco. Dan miedo porque no son monstruos, no son seres del espacio exterior ni demonios: son seres humanos en apariencia; son tu vecino o tu madre, eres tú mismo. En realidad no son malvados: para serlo hay que tener voluntad propia. No tienen un plan que se pueda desbaratar: sólo tienen un impulso y nada salvo la destrucción puede detenerlo. Eso hace que sean casi absurdos, incomprensibles; y tenemos más miedo de aquello que no podemos entender.


dead


La noche de los muertos vivientes no es la primera historia en la que aparecen zombies. Este ser es una antigua figura del folklore haitiano; según la tradición, los brujos bokor eran capaces de fabricar una poción capaz de dejar a una persona en estado de muerte aparente. Tras su funeral, el bokor lo desenterraba; la persona quedaba en un estado catatónico, incapaz de tomar decisiones y a merced de la voluntad del brujo.

La figura, como vemos, es muy distinta al zombie de La noche de los muertos vivientes (de hecho, en la película se les llama ghules); Romero reconoce que la inspiración proviene más bien de la novela Yo soy leyenda. Habría que añadir, dado el método de contagio “tradicional” de la condición zombie (la mordedura) y la violenta sed de sangre que provoca, un evidente paralelismo con la rabia, una enfermedad archiconocida pero rara en el mundo occidental desde el descubrimiento de su vacuna en 1956.


feliz


Si la película de Romero logró dejar huella es por la alegoría que representan esos muertos vivientes. Se le han dado numerosas interpretaciones: una crítica a la alienación de la sociedad, al fanatismo, al consumismo, al racismo de los EEUU de la época, a la Guerra de Vietnam, un aviso de los peligros de la energía nuclear... No sólo era una crítica pertinente para su época, sino que sigue estando vigente, sigue dejando una importante huella cultural. Cualquiera es un zombie cuando deja de actuar racionalmente, empujado por un convencimiento ciego y sordo, por un impulso deshumanizador.

El videojuego es posiblemente la disciplina cultural que más ha menudo a vuelto al tópico de los zombies en los últimos años. Que yo sepa, el primer juego conocido del género es de 1984 (Zombies Zombies, la secuela del clásico Ant Attack), y aunque hay varios ejemplos anteriores es Resident Evil el juego que logra establecer la imagen icónica del zombie en los videjuegos. Lo que era un tema más o menos recurrente se ha convertido en los últimos años en una moda constante; cada año el mercado recibe un buen número (quizá demasiado alto) de juegos con muertos vivientes como enemigo principal o amenaza de fondo.


night


Las razones de esta moda son variadas. Para empezar, parece evidente que resuenan por alguna razón en el inconsciente colectivo (quizá las preocupaciones de la sociedad sean similares a las de finales de los 60). Además hay un factor práctico extra: convertir a los enemigos de un videojuego en zombies (o alienígenas, o demonios, o...) los deshumaniza y evita al jugador la más mínima incomodidad. Con el realismo visual que hemos alcanzado, hay determinados niveles de violencia que pueden resultar desagradables para muchos jugadores (sobre todo en el gran público), pero uno puede ponerse todo lo violento y desagradable que quiera; al fin y al cabo, son sólo zombies.

Por una u otra razón, basta echar un vistazo alrededor para ver que los juegos de muertos vivientes siguen teniendo éxito. Resident Evil, Dead Rising, DayZ, The Last of Us o el reciente Dying Light son ejemplos perfectos de ello. Afortunadamente, muchos desarrolladores sólo están usando el tema como muleta en la que apoyarse, pero sin renunciar a la innovación y la calidad: el ya mencionado Dying Light es un ejemplo de ello gracias a sus ciclos de día y noche y su rápida navegación urbana, y qué vamos a decir de The Last of Us y su narrativa que no se haya dicho (y premiado) ya. Los fans del género zombie están de enhorabuena: estos muertos gozan de mejor salud que nunca. ¡Feliz Día del Orgullo Zombie!




living


¡Feliz Día del Orgullo Zombie!

Anuncios

2 comentarios - ¡Feliz Día del Orgullo Zombie!