El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

A los tiros

Anuncios

Le pegaron dos tiros a un colectivero y 18 líneas de Rosario Bus están de paro

Sucedió en Ayolas y Esmeralda. El chofer, que está fuera de peligro, discutió con dos jóvenes que no habrían querido pagar. No fue el único hecho de inseguridad de ayer.

A los tiros
Efectivos policiales rodean el colectivo en el que fue baleado anoche un chofer de 61 años, que recibió un tiro en el hombro y otro en el antebrazo.

Un colectivero de la línea 146 recibió anoche dos disparos luego de discutir con dos jóvenes a bordo de la unidad en Ayolas entre Esmeralda y Chacabuco, y al cierre de esta edición se encontraba fuera de peligro internado en el sanatorio Güemes. Por la gravedad del hecho, el gremio que nuclea a los choferes (UTA) decidió un paro de las 18 líneas urbanas de la empresa Rosario Bus, por lo que hoy las unidades amarillas no estarán en las calles. La policía tenía anoche a dos jóvenes demorados y se intentaba determinar si fueron los agresores del chofer.

No fue el único hecho de inseguridad vivido sobre un ómnibus, ya que minutos antes de la brutal agresión al colectivero de la 146, asaltantes desvalijaron a todo el pasaje del interno 99 de la línea 130 en la esquina de Biedma y Oroño.

El suceso más grave ocurrió minutos antes de las 21, cuando el interno 421 de la línea 146 circulaba por el barrio La Tablada por Ayolas entre Esmeralda y Chacabuco. Según relató el chofer, Raúl Plazco, de 61 años y oriundo de Villa Gobernador Gálvez, dos jóvenes subieron, uno por delante y otro por atrás de la unidad, y no quisieron pagar. Como Plazco se negó a llevarlos gratis, uno empezó a disparar (habría efectuado al menos cinco disparos) y lo hirió en el omóplato derecho y antebrazo derecho.

El jefe de la Unidad Regional II de Policía, Miguel Oliva, confirmó anoche que los efectivos del Comando Radioeléctrico habían demorado a dos jóvenes.

Minutos después de la agresión, arribaron al lugar varias unidades del Comando Radioeléctrico y una ambulancia del Sistema Integrado de Emergencia Sanitaria (Sies), que trasladó al chofer herido al Sanatorio Güemes.

En la puerta de ese centro de salud, anoche se vivieron momentos de tensión ya que hasta allí se llegaron los familiares del colectivero, algunos compañeros de trabajo y delegados gremiales. Y al tiempo que desde el interior del sanatorio llegaban noticias alentadoras que daban cuenta de que el estado de salud del chofer no corría peligro, sus compañeros realizaron una asamblea.

El secretario adjunto de la UTA, Sergio Copello, confirmó que la asamblea determinó parar las unidades del servicio urbano de Rosario Bus. "Mañana (por hoy) los coches urbanos de Rosario Bus no van a trabajar", sentenció el gremialista.

Dos demorados. Mientras tanto, la policía montó un operativo para intentar dar con los autores de la agresión.

Al cierre de esta edición, el comisario Oliva le confirmó a La Capital que había dos demorados. Se trata de dos jóvenes que fueron conducidos a la comisaría 16 y se intentaba dilucidar qué grado de participación habían tenido en el ataque a balazos al colectivero.

La agresión a este chofer no fue la única que tuvo que soportar el sistema de transporte rosarino anoche en relación a la inseguridad. Según trascendió, minutos antes de que balearan al colectivero, maleantes redujeron al pasaje del interno 99 de la línea 130 en Oroño y Biedma y se llevaron efectos personales como celulares y billeteras.

Antecedentes cercanos. No es la primera vez que sucede esto.

De hecho, el 25 de enero pasado dos sujetos armados asaltaron a los pasajeros y al chofer de un interno de la línea 135 cuando la unidad circulaba por Esteban de Luca y Corrientes.

Los jóvenes subieron al colectivo, amenazaron al chofer y a los diez pasajeros que viajaban en el coche de la Semtur, y les robaron dinero, celulares y otros efectos personales.

Un mes antes, el 11 de diciembre del año pasado, un hombre de 32 años fue apuñalado al ser asaltado mientras viajaba en un ómnibus de la línea 35/9, en la zona de Santa Fe y Cafferata, por fortuna su vida no corrió peligro.

Anoche, la inseguridad volvió a subir a los colectivos y los choferes dijeron basta. Hoy, Rosario Bus está de paro.

3 comentarios - A los tiros

@Leofidas +1
una ciudad con buena gente parece rosario....
@ElWomanizer
Lo unico que le queda ahora Rosario son las minas para ir a culear y enfiestarte a lo loco, para después volver a tu ciudad/provincia semi tranquila (not Bs.As).