El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Arg:cada 30 h muere una mujer víctima de violencia de género

Cada 30 horas muere una mujer en Argentina víctima de la violencia de género
Cada 30 horas muere una mujer en Argentina víctima de la violencia de género
No existen estadísticas oficiales y son los medios y las asociaciones quienes las recaban
Arg:cada 30 h muere una mujer víctima de violencia de género

La Casa del Encuentro, una asociación civil, contabilizó 295 asesinadas en 2013

El año pasado hubo 46 casos de mujeres muertas en los que había denuncias previas

Y 260 niños quedaron al amparo de familiares e instituciones sociales

El rostro de la violencia de género en Argentina es un bebé arrojado a una alcantarilla junto al cadáver de su madre. Martina, una niña de un año y nueve meses, fue rescatada con vida en estado grave después de pasar tres días en un desagüe de la ciudad de Córdoba. A su lado yacía Paola Acosta, de 36 años, presuntamente asesinada por su ex pareja y padre de la menor. Casos como el de Paola configuran un tenebroso mapa del maltrato doméstico en un país en el que se registra un feminicidio cada 30 horas.

Paola fue vista con vida por última vez la noche del pasado 17 de septiembre, cuando bajó de su casa con su hija para encontrarse con su ex pareja, un hombre de 33 años que debía pasarle una cuota alimentaria de 1.400 pesos mensuales (unos 130 euros) tras perder un juicio por paternidad. El hombre está detenido como presunto autor material del crimen.

Muchos de los feminicidios se divulgan en la prensa semanas después de que ocurran. Otros apenas ocupan un breve espacio en algún periódico local. Pero algunos acaparan toda la atención de los medios de comunicación. Como el caso de Melina Romero, una adolescente cuyo cadáver fue hallado un mes después de que los familiares denunciaran la desaparición de la joven. El cuerpo, envuelto en bolsas de basura, fue tirado a un arroyo en la provincia de Buenos Aires y las investigaciones apuntan a que la chica fue violada antes de que la mataran.

El goteo de casos estremecedores no acaba nunca. Un día el agresor es un sargento de policía de Salta que le dispara tres balazos a su ex pareja. Al día siguiente es un conductor de autobús de Buenos Aires que le propina 43 puñaladas a su mujer. O un músico de rock, condenado a prisión perpetua por prenderle fuego a su pareja hasta causarle la muerte. O un reincidente de Tucumán, el hombre que hace un mes y medio se suicidó después de matar a su novia y tras haber cumplido ya una condena por asesinar a otra mujer.

Sin datos

Muertes violentas que no figurarán en ninguna estadística oficial sobre feminicidios porque, sencillamente, no existen. Las cuentas de los homicidios relacionados con violencia de género las llevan los medios de comunicación y una asociación civil, La Casa del Encuentro, que en su informe de 2013 constató 295 mujeres asesinadas, es decir, casi una muerte violenta al día (en España el promedio anual ronda el medio centenar de víctimas mortales). Esa alarmante cifra de casi 300 homicidios se mantendrá este año, según Fabiana Tuñez, directora ejecutiva de esa asociación que asesora a las mujeres maltratadas.

"El germen de la violencia de género es la cultura machista que considera a las mujeres como un objeto. En Argentina se avanzó mucho en materia legislativa, pero no así en materia de prevención y atención directa a la víctima", apunta Tuñez, quien reprocha a la justicia y a los cuerpos policiales una actitud excesivamente tibia hacia los agresores. "Hay sectores de la justicia y la policía que minimizan las denuncias de las mujeres; el año pasado hubo 46 casos de mujeres muertas en los que había denuncias previas, pero se investiga la vida de la víctima en vez de centrarse en el agresor", se lamenta Tuñez.

La alarma que provoca el alto número de mujeres asesinadas ha llevado a los legisladores de la provincia de Salta, una de las más castigadas, a decretar la emergencia social durante los dos próximos años. Y el gobierno de la ciudad de Buenos Aires lanzó esta semana una impactante campaña de prevención coincidiendo con el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Los informes elaborados por La Casa del Encuentro resaltan también la vulnerabilidad de las "víctimas colaterales" de la violencia de género. Cada año, decenas de niños (260 el año pasado) quedan con la vida truncada, al amparo de familiares o instituciones sociales.

Un mal en Centroamérica

Según estimaciones de organismos de derechos humanos, Argentina es el quinto país con más casos de feminicidios en Latinoamérica, en un ranking encabezado por los países centroamericanos. Desde 2008 se presentaron en los juzgados argentinos 59.000 denuncias por agresiones a mujeres, según la Oficina de Violencia Doméstica de la Corte Suprema de Justicia. La principal preocupación de los expertos es que esas agresiones suelen ser sistemáticas.

Para tratar de paliar esa situación, desde hace unos años existe una ley promovida por el gobierno de Cristina Fernández que endurece las penas en los casos de feminicidio. Pero desde La Casa del Encuentro exigen más medidas, entre ellas una ley que decrete la privación de la patria potestad a los padres condenados por casos de violencia de género y la creación de un ministerio de la Igualdad.

En cualquier caso, algunas conductas serán difíciles de cambiar. Si un hombre es capaz de meter en la lavadora a su hija de un año tras discutir con su mujer y golpearla con saña, si ese hombre es capaz de poner en marcha el electrodoméstico y ver cómo su bebé da vueltas dentro como si fuera un trapo, queda mucho camino por recorrer.

El episodio, que parece inverosímil, ocurrió en Wilde, una localidad del conurbano bonaerense, en julio pasado. La mujer logró rescatar a su hija y llevarla al hospital con graves heridas. La niña sobrevivió a un edema pulmonar. La madre presentaba heridas leves, hematomas y un corte superficial en la cabeza. A día de hoy vive.

1 comentario - Arg:cada 30 h muere una mujer víctima de violencia de género

Esclavo-R1
Violencia de género: Entonces el culpalble no es el hombre, la culpa es de los generos. ( lycra, denim, polyester,etc.)